PORTADA DE MAÑANA
Ver
No sólo Cataluña es singular: del 'dumping fiscal' de Madrid al criterio de dispersión en Galicia

Podemos

La disputa por la marca de la papeleta para el 10N reabre el choque entre Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez

Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez, en una imagen de archivo.

A menos de dos meses de que los ciudadanos vuelvan a las urnas para la tercera convocatoria electoral de 2019, la tensión siempre latente entre las direcciones estatal y andaluza de Podemos vuelve a intensificarse. Este miércoles, una de las colaboradoras más cercanas de la secretaria general autonómica, Teresa Rodríguez, planteó públicamente la posibilidad de orillar la marca de Unidas Podemos para las próximas elecciones generales y sustituirla por la de Adelante Andalucía. Y apenas un día después de que se lanzara esa idea, Rodríguez se ha puesto al frente de un nuevo pulso que ha sentado mal a los socios de IU y ante el que la dirección liderada por Pablo Iglesias ha optado, al menos por el momento, por guardar silencio.

Lo cierto es que el movimiento de Rodríguez es el último episodio de un choque con Iglesias y la dirección que viene de muy lejos y que casi siempre ha tenido el mismo motivo: la demanda de mayor autonomía por parte de la cúpula de Podemos Andalucía y el rechazo de los dirigentes estatales a conceder más prerrogativas a un territorio que, a diferencia de la mayor parte de las comunidades autónomas, está liderado por un perfil –el de Rodríguez– con peso propio dentro de Podemos. Ese enfrentamiento lleva años larvándose con momentos de mayor y menor intensidad, y uno de sus episodios más recientes se produjo, precisamente, a raíz de la marca Adelante Andalucía para concurrir a las elecciones andaluzas de diciembre del año pasado.

En el verano de 2018, la alianza entre las direcciones andaluzas de Podemos e IU para prescindir de la marca morada en los comicios autonómicos provocó una grave crisis que se solventó por la vía de los hechos consumados, ya que Iglesias tuvo que ceder y permitir que Rodríguez se presentara con la marca Adelante Andalucía a las elecciones tras meses de tira y afloja. Desde entonces, la disputa parecía enterrada. Pero la dirección andaluza nunca ha dejado de reivindicar el relativo buen funcionamiento de su fórmula frente al batacazo sufrido por Podemos en las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo, y la confirmación de que se repetirán los comicios generales en noviembre ha resucitado un debate cuyo elemento más visible es el nombre que debe aparecer en la papeleta, pero cuya causa de fondo es la exigencia de mayor autonomía por parte de Rodríguez.

La encargada de poner encima de la mesa de nuevo el asunto fue Ángela Aguilera, portavoz adjunta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía en el Parlamento autonómico, que afirmó que "es momento de que nos presentemos como Adelante Andalucía a estas elecciones generales" a través de una alianza "que aglutine a todas las formaciones progresistas que están en este momento dentro de ella". La idea no es competir con Podemos con una papeleta alternativa, sino subsumir su marca –y la de la coalición Unidas Podemos– en la de Adelante Andalucía para conformar un subgrupo en el Congreos dentro de Unidas Podemos con los mismos derechos de los que ya disfrutan En Comú Podem o Galicia en Común, que cuentan con tiempo en todos los debates para exponer su posición separada de la del resto del grupo o cuyos representantes acuden por separado a la ronda de consultas con el rey.

Eso fue el miércoles. Y apenas un día después, este jueves, la propia Teresa Rodríguez decidía ponerse al frente de esta reivindicación a través de varios tuits en los que defendió la necesidad de que haya un "grupo andaluz" en el Congreso y aseguró que la marca Adelante Andalucía, lejos de restar a Podemos, "suma". Para reforzar su argumento, la secretaria general acompañaba sus reflexiones de varios gráficos que reflejan como, frente al 16,2% de los votos obtenidos por su candidatura en las andaluzas del 2 de diciembre, las listas moradas se despeñaron en buena parte de las comunidades superando el 10% solo en Asturias. Rodríguez también comparó su resultado con el que obtuvo Iglesias en las generales: casi dos puntos menos (un 14,3% de los votos) en el conjunto de España.

 

Podemos calla e IU rechaza el plan por precipitado

Podemos guarda silencio sobre la candidatura de Errejón y ya negocia con Compromís pero no con Anova

Podemos guarda silencio sobre la candidatura de Errejón y ya negocia con Compromís pero no con Anova

Pese al dardo lanzado directamente contra Iglesias, la dirección estatal de Podemos prefiere, al menos por el momento, mantenerse en silencio. Ningún dirigente ha salido a valorar una propuesta que podría generar un incendio interno en el peor momento, cuando el partido se prepara para encarar la repetición electoral con la amenaza de la irrupción de Más Madrid en el escenario nacional. Pero Rodríguez tendrá toda la atención mediática para insistir en sus argumentos cuando llegue la conferencia política de Podemos Andalucía, un debate sobre la hoja de ruta política que debe seguir la formación morada que tendrá lugar los días 5 y 6 de octubre.

IU también ha optado por no pronunciarse públicamente sobre el movimiento de la secretaria general andaluza de Podemos. Pero, en privado, la dirección de la federación andaluza de IU muestran su enfado con lo que consideran un movimiento en clave interna de Rodríguez a menos de dos meses para las elecciones, y sostienen que lo cercano de los comicios hace imposible mantener un debate sobre la conveniencia de cambiar la marca de la papeleta. "En Adelante Andalucía las cosas se hacen por consenso, y nosotros no estamos en ese debate a unos días de que tengamos que registrar las candidaturas", sostienen fuentes de la federación, que siempre ha sido favorable a conformar un sujeto político andaluz autónomo pero que pretende que ese proceso se haga poco a poco y de forma coordinada con las direcciones estatales de Podemos e IU.

Por el contrario, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista, los otros dos pequeños partidos que componen Adelante Andalucía junto a Podemos e IU, se han alineado claramente con las tesis de Rodríguez. Primavera Andaluza publicó hace unos días un comunicado en el que expuso su apuesta por "poner a Andalucía en igualdad con los espacios de la izquierda alternativa catalana y gallega". E, igualmente, Izquierda Andalucista ha defendido en los últimos días que "Andalucía necesita como el comer un grupo propio en Madrid".

Más sobre este tema
stats