Cambio climático

España aún no ha ratificado el Acuerdo de París por el bloqueo institucional y la gestión de la UE

España aún no ha ratificado el Acuerdo de París por el bloqueo institucional y la gestión de la UE

El Acuerdo de París sobre el cambio climático fue celebrado, con más o menos matices, por la comunidad internacional y por la sociedad civil, que planteaba solo dos vías: o el consenso o el desastre. Se logró el 12 de diciembre de 2015 y establece la obligación –y la necesidad– de dejar el aumento de la temperatura global causado por la acción del hombre en 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales en 2100 . La rúbrica llegó el 22 de abril de este año, pero el acuerdo solo entrará en vigor cuando lo ratifiquen al menos 55 países. En este proceso, que llevará años, es en el que se pondrá de manifiesto la letra pequeña del pacto, calificado tanto de "histórico" como de "insuficiente". La ratificación aún no ha llegado a España y no se la espera a corto plazo, y responsables y activistas coinciden en achacar la espera a la ausencia de Gobierno y a la burocracia que implica ser parte de la Unión Europea.

Los vecinos franceses llevan el maillot amarillo de la recién estrenada lucha contra el cambio climático. El pasado 15 de junio el país galo se convirtió en el primer país industrializado en ratificar el Acuerdo de París, haciendo gala de su papel de anfitrión de la conferencia y líder de las negociaciones. España aún no lo ha hecho, pero desde la Oficina Española de Cambio Climático dejan claro su compromiso.  "Creemos que es clave asegurar la ratificación del Acuerdo de París por parte de la Unión Europea y sus Estados Miembro tan pronto sea posible", afirman en un correo electrónico. "Esto es importante para mostrar nuestra determinación para implementar lo que se decidió en París".

La oficina se da de plazo entre seis meses y un año para ratificar lo acordado. Depende de si se tramita por la vía de urgencia o la ordinaria. El expediente, aseguran a infoLibre, ya se está preparando, aunque depende de que la Unión Europea les comunique el objetivo de reducción de gases de efecto invernadero que le corresponde a España. El Acuerdo de París es vinculante, pero es decisión de cada país establecer la cuota de disminución de emisiones y, en Europa, es responsabilidad del club comunitario determinar qué le toca a cada Estado miembro, algo que hará en julio. Necesitamos saber exactamente cuánto podremos contaminar de aquí a 2100.

Tanto este organismo como los activistas no creen que la fragmentación del Congreso tras las elecciones, en sentido estricto, sea un obstáculo. Aunque tenga que pasar por las Cortes, se aprobará porque todas las fuerzas con representación están concienciadas acerca de los retos que supone el cambio climático, opina la responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace, Tatiana Nuño. Sí cree que la ausencia de Gobierno puede lastrar el proceso. "Nos está haciendo retrasarnos. Es muy importante presionar para que se haga lo antes posible para que la UE pueda participar en todas las discusiones". De cara a la próxima cumbre internacional sobre el cambio climático, que se celebrará en Marrakech (Marruecos) en noviembre de este año, es vital que la UE acuda con el acuerdo ratificado para poder defender con mayor legitimidad sus posiciones, indica la responsable de la ONG.

Por su parte, el portavoz de cambio climático de Ecologistas en Acción, Javier Andaluz, también señala la falta de Gobierno como un posible causante de retraso y, más allá de la ratificación, advierte de que el esfuerzo de España contra el aumento global de la temperatura es "tremendamente insuficiente". "Este país podría ser una potencia en energías renovables", y no lo es, denuncia. "Falta un enfoque más integral".

Un premio Princesa de Asturias criticado

El pasado 22 de junio fue concedido el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París. El jurado destacó las "más de dos décadas de trabajo con el fin de reducir la influencia humana en el aumento de la temperatura en la Tierra". De las organizaciones ecologistas más importantes en España, Ecologistas en Acción fue la más crítica con el galardón. "Se premia una conferencia política sobre el clima en la que los Gobiernos han sacrificado las medidas que la ciencia señala como imprescindibles", criticaron mediante un comunicado. Se quejan de que el acuerdo obvia objetivos concretos de reducción, cede a las presiones de EEUU –uno de los mayores contaminantes– y elimina el objetivo de descarbonización "para que países petroleros como Arabia Saudí firmasen", entre otros motivos.

Greenpeace, por otro lado, ha centrado sus esfuerzos en criticar los objetivos de reducción del aumento de temperatura. El pacto establecía que, si bien la meta de los 2 grados centígrados de incremento eran ineludibles, debían revisarse en 2020 y cada cinco años los esfuerzos realizados, de cara a actualizar dicho objetivo a 1'5 grados. La asociación expone que la Comisión Europea publicó un documento en el que no recomienda la actualización, por lo que le exige "dejar de fingir que París no sucedió".

Los ecologistas de WWF han utilizado una "campaña en positivo", tan de moda, para poner el foco en las ciudades como emisoras del 70% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono. En un encuentro con Ayuntamientos destacaron las ventajas de las redes de sostenibilidad en ciudades y difundieron sus concursos para premiar a las urbes con mejores prácticas, como Murcia.

Los Acuerdos de París, los responsables de su ratificación, los que lo celebran y los que lo critican hablan de fechas que aún quedan lejanas. Pero los efectos ya se notan. En islas amenazadas por la subida del mar en el Pacífico y –también– en España. El volumen de agua de los cauces de los ríos en España se ha reducido un 20% en 25 años, debido a la reducción de las precipitaciones y al aumento de las temperaturas, señala un informe de Ecologistas en Acción. Y prevén una reducción del 30% en las próximas décadas, algo que genera y generará tensiones en torno a la gestión de los recursos hídricos. Es por ello, entre otras razones, que todos coinciden en que cuanto menos tarde la ratificación, mejor.

La UE y China lideran el compromiso del Acuerdo de París y critican la retirada de EEUU

La UE y China lideran el compromiso del Acuerdo de París y critican la retirada de EEUU

Más sobre este tema
stats