Elecciones 20-D

La espantada nacional

La espantada nacional

Gerardo Tecé (Ctxt)

El tuit que ven justo abajo marca el inicio de la campaña y le pone un epicentro al terremoto electoral: 7 de diciembre en unos estudios de televisión en San Sebastián de los Reyes. Habemus debate entre los cuatro principales candidatos a la presidencia del futuro Gobierno. ¿Todos los candidatos? No. En la España de Berlanga eso sería demasiado aburrido. Un presidente gallego impasible resiste como si fuera galo, todavía y siempre a la realidad invasora que lo quiere despertar de su siesta.

Mariano se borra y manda a su Karanka personal, a la que la noticia de la espantá le pilla estrenando el primer coche autónomo. ¿Autónomo significa que el coche nunca se pone malo y paga hasta por respirar? Sería una buena metáfora con un sonriente miembro del Gobierno al volante, pero no. Autónomo significa que el coche se conduce solo. Hasta un político podría conducir esto sin provocar un accidente, porque no depende de él, parece decir el acto promocional.

La espantá de Rajoy negándose a debatir con los otros tres candidatos seleccionados por la cadena obviamente ha levantado revuelo en las redes sociales y el resto de candidatos se han apuntado a la crítica al presidente. Pedro Sánchez, tras confirmar que Ana Pastor no moderaría el debate (¿Seguro? ¿pero seguro? ¿me lo juras por trancas y barrancas? Venga, entonces voy), se ha venido arriba y le ha recordado a Mariano su faceta de superhéroe que se mete en una cabina telefónica y se disfraza de Plasman si la cosa se complica.

No ha sido Pedro el guapo el único en atizarle al presidente a la fuga. Los más jóvenes, como Errejón (ya en serio, qué edad tendrá Errejón), han tirado de cine generacional y le han hecho una versión tuitera del 'McFly eres un gallina', por ver si la gallina picaba.

Pero la gallina andaba a lo suyo, fotografiándose en una peña bética

y declarando solemnemente entre selfie y selfie que aprecia mucho a Tomares y a los Tomareños, que suponemos, aunque el presidente no lo haya especificado porque argumentos tan desarrollados no caben en un solo tuit, serán muy tomareños y mucho tomareños.

Como no podía ser menos, Albert Rivera también ha denunciado la ausencia del presidente en el principal debate entre candidatos y lo ha hecho al más puro estilo presentación de cuentas del IBEX, con una gráfica de crecimiento tipo ING Direct que sitúa sus acciones por delante de las del PSOE y apostilla a lo Matías Prats: “Cada día más cerca”. Tu partido y cada día el de más gente, permíteme que insista, Mariano.

Un debate televisado antes de las elecciones es el evento en el que, exceptuando a Mariano Rajoy que tiene fregao en casa y no puede, todos quieren estar. Y esto produce lo conocido como efecto lista de boda. Quieres algo íntimo, pero si tú invitas a tu primo de Cuenca, yo invito a los míos de Lugo, y a tomar por culo la boda íntima, prepara langostinos para 250 personas. ¿Dónde pones el límite? Las redes sociales hoy debatían sobre si el debate a cuatro debería ser debate a cinco con Alberto Garzón. Si invitas a Garzón tienes que invitar al de UPyD, era una respuesta recurrente para defender que la cosa se quedara en cuatro candidatos y no más, situando a Andrés Herzog en el papel de primo pesado al que no vas a invitar ni de coña a tu boda, marcando el límite por abajo. ¿Por abajo? No, ahí al fondo hay más, que no pierden esa esperanza que Dios les regaló al nacer españoles, de que, en un descuido de Mariano, la silla se quede vacía y sea reconquistada como Don Pelayo reconquistó España.

Empieza la campaña más mediática de la historia en España, con todo lo que eso conllevará

, y no tenemos a Berlanga para que nos la cuente. No tenemos a Berlanga, pero tenemos los diamantes en bruto (los tuits) en los que quizá el director se basaría hoy día para escribir el guión de alguna obra de arte alrededor de un debate televisado a la que titularía, quizá, la espantada nacional.

Leer este artículo en Ctxt

El PSOE admite que Pedro Sánchez tendrá “dificultades” en los debates con Pablo Iglesias y Albert Rivera

El PSOE admite que Pedro Sánchez tendrá “dificultades” en los debates con Pablo Iglesias y Albert Rivera

Más sobre este tema
stats