caso Avalmadrid

El expresidente de Avalmadrid dice que le "falló la memoria" cuando mintió sobre el 'caso Ayuso' en su primera comparecencia en la comisión de investigación

El expresidente de Avalmadrid Juan Manuel Santos-Suárez, durante su comparecencia en diciembre.

El expresidente de Avalmadrid Juan Manuel Santos-Suárez volvió este martes a la Asamblea de Madrid para aclarar las declaraciones, que entraban en contradicción con los documentos en poder de infoLibre, que hizo hace justo un año en la comisión de investigación sobre las presuntas irregularidades cometidas en la sociedad de garantías de la que la Comunidad de Madrid es el accionista mayoritario con más del 26% del capital. A lo largo de las casi dos horas en las que se ha prolongado la comparecencia, el expresidente de la entidad ha reconocido que se erró en las afirmaciones que hizo en su momento. "Tengo que decir que me equivoqué. Me falló la memoria", fue la respuesta que dio en los primeros compases de su intervención ante los diputados, en la que se mostró algo más cauteloso con todas las cuestiones que casi un año después se le plantearon relativas a su paso por la presidencia de Avalmadrid.

En concreto, había dos contradicciones manifiestas que aclarar. La primera, centrada en la operación de aval de 400.000 euros concedido en 2011 a MC Infortécnica SL, compañía propiedad de cuatro matrimonios, entre los que estaban los padres de la actual presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, contra la que Avalmadrid no actuó a pesar de que no devolvió ni un euro –es más, se permitió que los avalistas se deshicieran de todos sus bienes–. Durante su primera comparecencia, Santos-Suárez se desentendió por completo de ese aval, asegurando que no había asistido a ninguna reunión del Comité de Morosidad donde analizan los pagos. Sin embargo, su nombre y su firma sí que constan en el acta de una de ellas, del 2 de abril de 2012, en la que se analizó justamente el expediente de MC Infortécnica SL.

"Como dije, yo no solía asistir al Comité de Morosidad", ha comenzado Santos-Suárez. Sin embargo, tras eso reconoció directamente que, tal y como figura en el acta, él sí que acudió a aquella reunión en concreto. "Está mi firma y es mía. Por tanto, acudí. Tengo que decir que me equivoqué, me falló la memoria", comenzó señalando a preguntas del Grupo Parlamentario Unidos Podemos. Y, en la misma línea, continuó en un intercambio tenso con la diputada del PSOE Pilar Sánchez Acera. "Yo creía que no había asistido, pero no tenía el acta. Ustedes sí que la tenían y me la tenían que haber enseñado entonces. Usted lo que hizo fue ponerme la zancadilla para que quedara como mentiroso. Simplemente me equivoqué, porque no tengo una memoria de elefante", respondió irritado Sántos-Suárez.

Otra cuestión pendiente de aclarar era la relativa a si, en 2012, había mantenido contacto con algún miembro de la Comunidad de Madrid. La pregunta, que le hizo el diputado de Más Madrid Eduardo Gutiérrez, fue clara: ""¿Usted se dirigió en algún momento, del 2012, a algún alto cargo del Gobierno de la Comunidad de Madrid diciendo que Avalmadrid tendría que ser disuelta o bien habría que aportar 10 millones de euros?". "No. Nosotros nunca nos dirigimos... Evidentemente, en el Consejo de Administración –y estaba perfectamente enterado– estaba el viceconsejero de Economía en esa época", fue la respuesta que dio Santos-Suárez.

Sin embargo, los correos publicados posteriormente por este diario pusieron de manifiesto que faltó a la verdad. El 24 de julio de 2012, a las 12:23 horas, escribió un correo a Eva Piera –entonces viceconsejera de Economía de Aguirre– en el que aseguraba que la morosidad estaba creciendo "a unos niveles alarmantes". "La primera decisión es si los socios protectores van a apoyar financieramente a AVM. Si no fuese así, deberíamos dejar de operar inmediatamente y reestructurar la sociedad o disolverla, vendiendo la cartera de riesgos", advertía Santos-Suárez, quien un poco más adelante indicaba las medidas que se debían adoptar si se quería mantener Avalmadrid operativa: una de ellas era que los socios protectores, incluyendo la Comunidad, realizasen aportaciones al capital "por un importe que puede llegar a 10.000.000 €" en 2013.

"Yo lo comunique, evidentemente, a algún alto cargo porque formaban parte del Consejo de Administración de Avalmadrid. El Consejo de Administración estaba perfectamente informado. Si yo me dirigí o no a Piera para eso, pues no sé si lo hice de forma directa o formaba parte del conjunto de consejeros que formaban parte del Consejo de Administración. Puede ser que me dirigiese [a la Comunidad de Madrid] no sólo como miembro, sino también como socia protectora. Puede ser que me dirigiese específicamente a ellos. Si les mandé un email o no, no me acuerdo. Pero ustedes lo saben perfectamente porque tienen los emails", se limitó a responder al respecto.

Aprovechando su vuelta a la Asamblea, los diputados también han dedicado buena parte de la comparecencia a preguntarle por otras cuestiones relativas a las supuestas irregularidades en Avalmadrid. Así, le cuestionaron, por ejemplo, por el informe del Banco de España y las recomendaciones que llegaron desde el supervisor para reducir el riesgo después de detectar que "el 1,7% de los acreditados/avalados" contaban con un "riesgo individual" que superaba el millón de euros y acumulaban "el 30,6% de los riesgos en vigor a diciembre de 2011". "Cuando llega, se acordó en el Consejo de Administración reducir el tamaño máximo de las operaciones. Se redujo el tamaño de una manera significativa", dijo al respecto, recordando que la comunicación del Banco de España sólo y exclusivamente eran "recomendaciones".

También se le insistió mucho por una misiva que en febrero de 2010 mandó a Santos-Suárez el entonces consejero de Economía y Hacienda de Madrid, Antonio Beteta, en la que le recordaba la importancia económica que tenía el Grupo Marsans, sobre el que se iban a estudiar una serie de "posibles operaciones" en la próxima reunión ordinaria de Avalmadrid. "Quisiera destacar que este grupo, fundado hace más de un siglo, emplea a más de 10.000 trabajadores a nivel nacional de forma directa o indirecta, de los que 4.000 están situados en nuestra región, lo que da idea de la importancia del empleo que genera. [...] Rogándote tengas estos datos en consideración, recibe un afectuoso saludo", recogía la misiva.

Contra el criterio de los técnicos, Avalmadrid entregó 3,3 millones de euros en avales para el empresario Gerardo Díaz Ferrán dos semanas después de aquella carta. "Fue una mera recomendación", se limitó a decir el expresidente de la sociedad de garantías y que en ningún caso se sintieron "obligados a conceder ese aval". De hecho, ha dejado claro a preguntas del Grupo Parlamentario de Ciudadanos que "nunca" se han modificado "criterios técnicos para beneficiar a una compañía. "¿Nunca le pidieron ningún favor?", le insistió la diputada naranja. "Todo lo que me pedían les decía que lo canalizasen por el departamento comercial. [...] Nunca he condicionado una decisión para que el analista viese con ojos distintos ninguna operación concreta", sentenció.

El Banco de España sanciona en firme por Avalmadrid a la Comunidad de Madrid

El Banco de España sanciona en firme por Avalmadrid a la Comunidad de Madrid

Más sobre este tema
stats