El mal estreno de Por Andalucía reabre la pugna por el poder en el "frente amplio"

Yolanda Díaz y Alberto Garzón, en primera línea, durante un acto de Por Andalucía en Dos Hermanas (Sevilla). Detrás, Ione Belarra. A la derecha, Ernesto Alba, secretario general del PCA.

El decepcionante estreno electoral de Por Andalucía, con sólo 5 escaños, ha reabierto la pugna por el reparto del protagonismo y el poder en el futuro "frente amplio", aflorando recelos y tensiones, especialmente entre Podemos e Izquierda Unida.

Lo que pretendía ser un estimulante preludio del "proyecto de país" de Yolanda Díaz se ha quedado en un resultado en el que IU, Podemos, Más País y otros tres partidos consiguen menos escaños que los que conseguía IU en solitario antes de la irrupción de Podemos. La propia IU, una fuerza histórica con unos 60 alcaldes en Andalucía, logra un solo asiento en el Parlamento, el de su candidata, Inmaculada Nieto, lo que ha empezado ya a provocar muestras de descontento en el seno de la coalición, aseguran a infoLibre fuentes de la misma. Además, y esto es aún más histórico, no habrá ni un parlamentario del Partido Comunista de Andalucía (PCA).

Aunque las aguas bajan revueltas en IU, es Podemos quien deja ver mayor malestar tras la jornada electoral del 19J. La formación morada eludió este lunes la valoración de los resultados de la nueva coalición, atribuyendo la responsabilidad de los mismos a Izquierda Unida. En el partido morado hay voces que denuncian que Podemos ha sido "invisibilizado" durante la campaña y piden tomar nota para el futuro.

Mientras el debate se cierne de nuevo sobre el espacio, desde dentro del Gobierno de coalición se pisó este lunes el acelerador. Unidas Podemos propuso un cheque de 300 euros "para las personas más golpeadas por la crisis, como en Francia", según informaron fuentes del espacio. Los morados también reiteraron su propuesta de rebaja del precio del transporte público con una reducción del 50% en el abono transporte, subir el impuesto de sociedades en 10 puntos a las empresas energéticas o hacer progresiva la rebaja en los combustibles.

Visiones opuestas

Ninguna de las tres fuerzas del espacio, tampoco Podemos, cuestiona el "frente amplio" ni el liderazgo nacional de Yolanda Díaz tras el 19J. No obstante, es apreciable una cierta frialdad en el balance del 19J del partido que lidera Ione Belarra, donde bajaron al mínimo el perfil en la jornada posterior al mal resultado electoral. La tónica general fue el silencio o los mensajes de reconocimiento a la militancia. No hubo cuestionamientos públicos de Por Andalucía ni del "frente amplio", pero sí un tono que no pasó desapercibido en IU, donde la interpretación más extendida rechaza que el partido morado haya sido "invisibilizado" durante la campaña y atribuye su reacción a un deseo de fortalecer su posición de cara a futuras negociaciones dentro del proceso de recomposición de la izquierda.

La posición oficial de Podemos Andalucía es que todavía no se ha hecho el análisis, por lo que no procede valoración. Podemos a nivel estatal no convocó su habitual rueda de prensa, dejando la responsabilidad de la valoración a IU, por ser el partido que ha ostentado tanto a la candidata como la "dirección política" de la campaña. La valoración oficial de la cúpula morada se limita a señalar que hay "preocupación" por el retroceso de la izquierda y que corresponde un "análisis a fondo" para "volver a conectar con la gente" y evitar que la dinámica de derrotas se extienda a las municipales y las generales.

No obstante, dentro del partido morado hay voces que oficiosamente lamentan que la campaña haya "despreciado todo lo que podía aportar Podemos" y llaman a la "reflexión" tanto a Izquierda Unida como a la propia Yolanda Díaz. "Se ha demostrado la importancia de nuestro logo y nuestro nombre, que no estaban en la papeleta, algo que debe dar que pensar para próximas ocasiones. Además, durante la campaña hemos estado invisibilizados", señalan. No obstante, ni el partido a nivel oficial ni las voces críticas cuestionan la estrategia de "frente amplio". Podemos "sigue apostando" por Yolanda Díaz como la "única candidata capaz de remontar este escenario".

En Por Andalucía hay responsables que rechazan que haya habido esta "invisibilización" y recuerdan que, a pesar de que el partido morado se quedó fuera de la coalición, se ha cumplido el acuerdo alcanzado, que beneficiaba a Podemos hasta el punto de que 3 de los 5 parlamentarios cosechados son suyos. Además, señalan que la propia Yolanda Díaz compartió mitin con Ione Belarra durante la campaña, a lo que se suma el papel destacado durante la misma de su figura de referencia, Juan Antonio Delgado.

Según esta interpretación, el problema de Podemos no ha estado en la falta de reconocimiento del resto de fuerzas, sino en la escasez de militancia movilizada, que ha provocado que sea IU la que lleve el peso de la campaña. En cuanto al problema generado por no estar el nombre y el logo de Podemos en la papeleta de Por Andalucía, quienes no comparten la visión del partido morado recuerdan que fue un error provocado por la "negociación al límite" de la dirección que lidera Ione Belarra. Por último, ponen en duda que el problema sea la falta de visibilidad de Podemos y recuerdan que el resultado de Pablo Iglesias en Madrid (7,24%) fue peor que el de Por Andalucía (7,68%).

El análisis en IU y Más País reafirma, a pesar del mal resultado electoral, la necesidad de seguir apostando por el espacio de unidad de Por Andalucía. Dentro de la decepción por un resultado considerado malo sin paliativos, se destaca un aspecto positivo: se ha salvado el grupo parlamentario, que puede ser base para el trabajo, y en el mismo están los referentes electorales de los tres principales partidos: Inmaculada Nieto (IU); Juan Antonio Delgado (Podemos); y Esperanza Gómez (Más País), que además han cooperado sin estridencias durante la campaña.

"Tenemos una base para trabajar. Ahora toca esperar a que mueva ficha Yolanda [Díaz], genere ilusión y se contagie", resume un dirigente de la coalición, que teme que la línea de colaboración e implicación de Juan Antonio Delgado no sea compartida por la dirección estatal de Podemos y que "los problemas vengan a Andalucía desde Madrid".

Debate en IU y el PCA

Al margen de las tensiones entre IU y Podemos, también en el seno de la propia IU el resultado abre incógnitas. La coordinadora de IU votará el sábado un informe de Toni Valero, coordinador andaluz, que medirá el grado de descontento con la estrategia seguida y con la colaboración con otras fuerzas, especialmente Podemos. IU se había propuesto tres objetivos: una candidatura lo más unitaria posible, que IU se visualizase y que el proyecto se engarzase con la iniciativa de Yolanda Díaz. Con trazo grueso, puede decirse que estos objetivos se han cumplido, pero el mal resultado arruina el balance. En provincias como Córdoba y Sevilla, donde IU es fuerte, hay corrientes de descontentos por la conformación de las listas, en las que Podemos y Más País se quedaron con el número 1, respectivamente. El PCA también encara una semana política de alto voltaje, con reuniones de la comisión política este martes y el comité central el viernes.

Los defensores de las decisiones adoptadas alegan que el acuerdo con Podemos alcanzado in extremis antes del cierre del plazo de registro de coaliciones fue una cesión "contra las cuerdas" para salvar la unidad y evitar el "desastre" de una fragmentación aún mayor.

Por Andalucía Vs Adelante Andalucía

La resaca del 19J deja al campo progresista en la situación de mayor debilidad de la historia de la autonomía andaluza. Y, lo que es más grave, con heridas abiertas que pueden seguir sangrando cuando hay dos citas electorales a la vuelta de la esquina: queda menos de un año para las municipales y sobre un año y medio –si no hay adelanto– para las generales en las que el Gobierno de PSOE y UP se lo juega todo.

Por Andalucía no es la única fuerza que sale debilitada. En porcentajes, la izquierda con representación parlamentaria pasa del 44,13% al 36,35%, de 50 diputados a 37 y de casi 1,6 millones de votos a 1,33. El PSOE empeora el resultado de Susana Díaz, descubre un nuevo suelo y pasa de 33 a 30 escaños. Por Andalucía –la coalición de seis partidos que integra por primera vez a Izquierda Unida, Podemos y Más País– se queda en 5. Y Adelante Andalucía logra 2, sin grupo propio. En conjunto, el conocido como espacio "a la izquierda del PSOE", término que no gusta a todos, ha retrocedido desde los 585.949 que obtuvo en 2018 Adelante Andalucía –que entonces era el nombre de Unidas Podemos en Andalucía– a los 449.658 del domingo. Del 16,8% pasa al 12,26% y de 17 diputados a 7, de los que 5 son para Por Andalucía y 2 para Adelante.

Estos resultados han precipitado dos fenómenos. Por un lado, la ya descrita reaparición de los recelos en el seno de Por Andalucía. Por otro, un choque entre Por Andalucía y Adelante Andalucía. Inmaculada Nieto, candidata de Por Andalucía, culpó en la noche del domingo a Teresa Rodríguez y los suyos de provocar un "destrozo" al no sumarse a Por Andalucía y dividir el voto de la izquierda. La idea de que Adelante Andalucía ha erosionado a Por Andalucía está extendida en la cúpula de la coalición. "¿Cómo no nos va a hacer daño una papeleta donde aparece la cara de la que ha sido dos veces candidata de Podemos [Teresa Rodríguez], en una candidatura con el nombre [Adelante Andalucía] con el que antes se presentaban Podemos e IU, cuando además ni el logo ni el nombre de Podemos estaban en nuestra papeleta [porque llegó tarde al registro]. Ha habido mucha confusión", señala un responsable de la coalición, que cree que Adelante se ha beneficiado de un "trato exquisito" de los medios afines al PP para dividir el voto de izquierdas.

Rodríguez dejó claro este lunes que su apuesta por un partido propio es firme y que "el andalucismo ha llegado para quedarse", porque es necesaria una formación sin tutelas de Madrid, uno de los mensajes clave de su campaña. Los planes de Adelante se mantienen: presentarse sí o sí a las municipales y a las generales con su partido y ser en todos esos frentes "la voz de Andalucía". En las municipales, señala Rodríguez, Adelante se presentará allá donde sea posible por estructura y capacidad. La intención es hacerlo en las ocho capitales de provincia, sin excluir otras localidades con asambleas suficientemente fuertes.

La líder de Adelante no niega que deseaba un mejor resultado, pero hace una lectura del mismo optimista, por ser el nacimiento de una nueva fuerza "ilusionante", que a sus "2.000 militantes y 22 asambleas comarcales" suma ahora dos diputadas. Además, añade, el grupo mixto les dará visibilidad en la oposición y recursos para presentar más iniciativas que como no adscritos. El mensaje de Rodríguez es insistente: Adelante reconoce la existencia y legitimidad de Por Andalucía, pero pide que se reconozca también la suya. Desde ese mutuo reconocimiento, se abre a negociar para cooperar, pero sin renunciar a su partido.

Espadas y el antecedente de Sevilla

¿Y el PSOE? Los socialistas, que cosecharon el peor resultado de su historia en Andalucía, hicieron este lunes una puesta en escena de unidad y respaldo a su candidato, Juan Espadas, que descartó expresamente presentar su dimisión. El secretario general del partido en Andalucía reunió en Sevilla a su Ejecutiva regional, que le dio respaldo. En realidad, no hay territorios que puedan presentarse como ejemplo de éxito para contrastar con Espadas. El PP ha sido el partido más votado en todas las provincias con más de un 40%.

Espadas, que anunció una fiscalización "férrea" del trabajo del futuro Gobierno del PP, llegó a decir este lunes que se siente "más fuerte que nunca" para dirigir el proyecto y volvió a aludir a su pasado éxito electoral como candidato en Sevilla. "Si no lo hubiese hecho nunca, a lo mejor dudaba de mis fuerzas, pero como ya lo hice, y salió bien, voy a volverlo a hacer", afirmó. Espadas le ganó a Juan Ignacio Zoido (PP) en Sevilla a la segunda, lo cual le ofrece ahora un antecedente para mantener la idea de que también podrá ganarle a Moreno a la segunda.

En referencia a la situación de los partidos a su izquierda, Espadas afirmó que quería ser "respetuoso", pero sí dejó dicho: "Es más evidente que nunca cuál es la fuerza que nuclea a la izquierda".

Los datos de PIB, paro y convergencia desvelan la ficción del "milagro económico andaluz"

Los datos de PIB, paro y convergencia desvelan la ficción del "milagro económico andaluz"

Más sobre este tema
stats