El primer ensayo del frente amplio a la izquierda del PSOE naufraga en Andalucía

El estreno de la colaboración electoral de IU, Podemos y Más País no ha funcionado. La coalición Por Andalucía ha logrado recabar algo más de de 280.000 votos (el 7,7% del total) y cinco escaños. La única alegría para la candidatura liderada por Inma Nieto (procedente de IU) es que obtendrá grupo propio en el Parlamento andaluz. Tampoco ha sido una noche de éxito para Teresa Rodríguez, la antaño candidata de Unidas Podemos: Adelante Andalucía ha logrado dos escaños por las provincias de Cádiz y Sevilla y más de 160.000 votos.

El descalabro respecto a los resultados obtenidos en 2018 es claro: entonces, Adelante Andalucía, que aglutinaba a todo el espacio, obtuvo 17 escaños (584.000 votos) y recogió el 16,18% del total. Ahora, la suma de Por Andalucía y Adelante Andalucía es de 12,26%, pero la diferencia en escaños es mayor. En estos cuatro años las dos formaciones se han dejado por el camino 10 diputados. "El porcentaje obtenido entre Por Andalucía y Adelante Andalucía nos lleva a un resultado similar al que ha obtenido la ultraderecha, que ha capitalizado mejor sus votos. Por tanto, la reflexión es que la unidad es imprescindible y lamentablemente la fuerza política que no se sumó puede ver el destrozo electoral que provoca la desunión", ha reprochado Nieto.

Con esas palabras, la dirigente de IU hacía reflexión a la negativa de Teresa Rodríguez a confluir en la misma lista electoral que el resto de las candidaturas a la izquierda del PSOE y cuyos motivos se explican tras lo ocurrido esta legislatura en el Parlamento andaluz. Nueve de los once diputados afines a Teresa Rodríguez fueron expulsados bajo acusación de transfuguismo. Dos se salieron después. Podemos, con su dirección renovada y con Martina Velarde al frente tratando de levantar un partido herido, se quedó sin representación parlamentaria. Los afines a Rodríguez lanzaron su propia coalición, Adelante Andalucía.

A ello ha hecho referencia Rodríguez durante la valoración del resultado electoral. "Estábamos en la UVI. Nos habían echado del grupo parlamentario poniendo a 11 diputados en absoluto apartheit político durante este último año y medio".A renglón seguido Rodríguez ha acusado a su antigua formación de "diseñar una operación" para sacarles "de la vida política andaluza": "Han puesto más esfuerzos en dejarnos fuera sin recursos, sin voz y sin posibilidades", ha señalado. Pese a todo, Rodríguez ha celebrado sus dos escaños y el hecho de que una “fuerza andalucista” y sin “sede en Madrid” haya entrado en el Parlamento andaluz.

Una candidata desconocida y sin la marca de Podemos en la papeleta

En esta jornada electoral había cierta inquietud por parte de la coalición formada por IU, Podemos y Más País por el posible efecto de la "confusión" de su electorado ante una marca y una candidata recientes. A lo largo de la jornada electoral Podemos Andalucía se ha visto forzado a escribir un tuit para explicar el motivo por el que su logo no estaba en la papeleta. "En los colegios electorales (también nos estaba pasando en los actos de campaña) muchas personas preguntan cuál es la candidatura en la que está Podemos. Estamos dentro de Por Andalucía", han aclarado desde la cuenta oficial.

Podemos quedó excluido formalmente al agotarse el plazo tras una negociación al límite. Un conflicto que tuvo eco en la política nacional y en el propio Gobierno del Estado y que estuvo a punto de generar un cisma entre IU y Podemos. Aún así, sí que se produjo una destitución, la de Amanda Meyer (IU) como directora de gabinete de la ministra de Igualdad, Irene Montero (Podemos).

Esa foto final dejó tan mala imagen que hasta la vicepresidenta Yolanda Díaz aseguró que su "proceso de escucha" no tenía nada que ver con el 19J y recriminó que lo ocurrido alejaba a la ciudadanía de los partidos. Esto generó malestar en Podemos, la formación mayoritaria del espacio, que censuraba que Díaz se desentendiera tras haber participado en las negociaciones. Es más, fue ella la que decidió que sería Nieto la candidata frente al candidato impulsado por Podemos, Juan Antonio Delgado.

La consecuencias para el proyecto de Yolanda Díaz

Lo cierto es que Díaz se ha volcado más en esta campaña electoral que en las pasadas elecciones de Castilla y León celebradas en el mes febrero, donde participó en un solo acto en unas fechas en las que estuvo confinada por el covid-19 e inmersa en el tramo final de las negociaciones para convalidar la reforma laboral. En este caso ha participado varios eventos, uno de ellos (el celebrado en la localidad de Dos Hermanas) logró a unir más de 2.000 personas, lo que levantó los ánimos de la coalición, que ya anticipaba el "efecto Yolanda Díaz".

A otros de los actos acudió Íñigo Errejón (Más País). La presencia del líder del madrileño compartiendo de nuevo escenario con Podemos e IU ha sido una de las grandes novedades de la candidatura andaluza y el acto sirvió para escenificar la buena sintonía entre ambos políticos, que se intercambiaron gestos y palabras de reconocimiento

Aunque Díaz ya dejó claro que su "proyecto de país" empezará tras estas elecciones, el resultado obtenido se puede interpretar como un mal preludio de su iniciativa. La dirigente gallega aspira a valerse de una plataforma plural de fuerzas sociales y políticas para sostener una candidatura en las elecciones generales previstas para 2023.

Moreno conquista en Andalucía la mayoría absoluta para el PP que Ayuso no logró en Madrid

Moreno conquista en Andalucía la mayoría absoluta para el PP que Ayuso no logró en Madrid

Más sobre este tema
stats