Derechos

El Gobierno admite que Gallardón mintió al acusar al PSOE de rechazar el voto femenino en 1931

Alberto Ruiz-Gallardón y Soraya Sáenz de Santamaría, el pasado 4 de diciembre en el desayuno informativo de José Ignacio Wert.

infoLibre

El Gobierno ha admitido que el PSOE apoyó la concesión del derecho de sufragio a las mujeres en 1931, en contra de lo que afirmó el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, el pasado 11 de septiembre en la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso a cuenta de un debate sobre la reforma de la Ley del Aborto.

En respuesta a una pregunta sobre este asunto que le planteó la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, el ministro señaló: "Hay que recordar lo que hicieron ustedes, en esos mismos escaños donde están, en las Cortes Constituyentes de 1931, cuando se opusieron a reconocer el voto a las mujeres".

Ante los rumores que provocó su comentario en la bancada socialista, Gallardón se reafirmó: "¿Y sabe cómo se opusieron? Con un argumento, señoría, que probablemente enlaza y mucho con el que usted utiliza ahora. Ellos decían, los socialistas: hombre, es que las mujeres son mayoritariamente conservadoras y van a votar a los partidos de derecha; no les reconozcamos el derecho del voto".

El Diario de Sesiones del Congreso recogió el "¡Qué barbaridad!" con el que Valenciano replicó a los argumentos del ministro, quien acabó pidiendo a los socialistas que no volvieran a equivocarse "como se equivocaron hace ochenta años", en este caso oponiéndose a la reforma de la Ley del Aborto que va a impulsar el Gobierno. "Su historia, señoría, les puso en contra del voto de las mujeres y hoy les pone en contra de la defensa de los derechos de la mujer", aseguró Gallardón como colofón a su intervención.

Un día después del rifirrafe, la portavoz del PSOE en la Comisión de Igualdad, Carmen Montón, y su compañero Gabriel Echávarri, presentaron una pregunta escrita para que el Ejecutivo aclarase en "qué archivos o fuentes bibliográficas" se basó Gallardón para realizar semejantes afirmaciones.

En su respuesta, que publicó el Boletín Oficial de las Cortes Generales el pasado 3 de diciembre, el Gobierno ha contestado citando la obra de Juan Carlos Monterde Algunos aspectos sobre el voto femenino en la Segunda República. En concreto asegura que en la primera votación sobre el sufragio universal de las Cortes Constituyentes de 1931, que tuvo lugar en octubre de ese año, "votaron a favor el Partido Socialista (con la destacada excepción de Indalecio Prieto, quien lo consideró una puñalada para la República)". Tras citar a la "derecha" y otros "pequeños núcleos republicanos", entre los que también apoyaron el , especifica que optaron por el no "Acción Republicana, y los Partidos Radical y Radical-Socialista, salvo Ruiz Funes, Castrovido, o Clara Campoamor, entre otros".

Utiliza a Madina para justificar al ministro

El asunto volvió a discutirse el 1 de diciembre de aquel año, cuando se sometió a votación la enmienda Peñalba, que pretendría revocar la concesión de voto a las mujeres. "El resultado fue 131 votos en contra y 127 a favor. Sólo por cuatro sufragios de diferencia la mujer española mantenía su derecho. Votaron a favor los Partidos Radical, y Radical-Socialista (entre ellos Victoria Kent)", apunta el Ejecutivo.

"De los 115 diputados que contaba [el PSOE] en las Cortes Constituyentes, en la votación del 1 de octubre de 1931 sólo votaron a favor del sufragio femenino 83, según publicó el pasado 11 de septiembre propio Eduardo Madina en su cuenta de Twitter. Por tanto, 32 diputados no apoyaron (votaron en contra o se abstuvieron) el reconocimiento de ese derecho a la mujer. De ahí que se pueda afirmar que el PSOE no tuvo una postura unánime en esta materia", argumenta el Ejecutivo.

Para avalar este afirmación, el Ejecutivo también destaca que la "diputada socialista Margarita Nelken se opuso también al sufragio femenino, sosteniendo que la mujer española estaba aún sometida a la voluntad e influencia clerical, y por tanto no tenía preparación para la acción política". Este entrecomillado procede una nota a pie de página del estudio de Monterde que a su vez cita Los orígenes del feminismo socialista en España, obra de Marta Bizcarrondo. "Asimismo –continúa el Gobierno– partidos como Acción Republicana o el Partido Radical Socialista, que posteriormente formarían parte, junto al PSOE, del Frente Popular, se opusieron salvo excepciones, como la de la propia Clara Campoamor, al reconocimiento del voto femenino".

Gallardón no matizó su afirmación

También hace hincapié en la posición que mantuvo Indalecio Prieto: "Cuando menos, es curioso que Indalecio Prieto no participara en ninguna de las dos decisivas votaciones para que se reconociera el voto a la mujer. Lo mismo ocurre con Margarita Nelken, precisamente la única mujer diputada por el PSOE en las Cortes Constituyentes, que si bien cuando se produjo la primera votación no era diputada sí lo era en la segunda".

Por todo ello el Ejecutivo mantiene en su respuesta que "en absoluto es incorrecto considerar que en esa votación del 1 de octubre de 1931 el PSOE no apoyó de modo unánime el reconocimiento del voto femenino; o que una parte del PSOE se opuso activamente a su reconocimiento". "Del mismo modo que puede afirmarse que las mujeres del PSOE, como su única diputada en 1931, no siempre han estado a favor de ampliar los derechos de las mujeres", concluye el Gobierno obviando que, en su momento, Gallardón no introdujo ningún matiz sobre el sentido de voto del PSOE y dio por hecho que votó en contra en su conjunto. La respuesta parlamentaria la firma, como todas, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, número dos de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en el Ministerio de la Presidencia. 

El PSOE reclama más protagonismo en el Congreso para Clara Campoamor

El PSOE reclama más protagonismo en el Congreso para Clara Campoamor

Más sobre este tema
stats