Crisis del coronavirus

Gobierno y Cs concluyen que sólo la alarma puede limitar derechos fundamentales y descartan la reforma legal que pide Casado

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, explica el estado de alarma hasta el 9 de mayo.

El Gobierno llevaba muchas semanas insistiendo en la misma idea. Que viene a ser algo así como que la alternativa al estado de alarma... es el estado de alarma. Pero este mensaje se ha intensificado en los últimos días, a raíz de que un Consejo de Ministros extraordinario, el domingo 25 de octubre, aprobase un estado de alarma hasta el 9 de mayo como herramienta para dotar a las comunidades autónomas de un marco legal que las permita imponer restricciones para frenar la segunda ola de covid-19. 

Pero la claridad con la que defienden ahora en la Moncloa que para hablar de restricciones de derechos sólo podemos hablar constitucionalmente de un mecanismo eficaz, el del estado de alarma, ha tenido en el pasado reciente momentos de menor contundencia. Hasta el punto de que el Gobierno llegó a acordar con Ciudadanos y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) trabajar en reformas legales como alternativa a esta medida excepcional a cambio de apoyos en las últimas prórrogas del estado de alarma. 

A día de hoy, Ciudadanos ha decidido no hacer batalla política de ello, asegurando que el Gobierno de Pedro Sánchez ha cumplido prácticamente el grueso de los compromisos acordados en mayo. Ni siquiera resucitaron el tema en la enmienda que plantearon a la prórroga estado de alarma de seis meses convalidado esta semana en el Congreso. Tampoco la formación de Gabriel Rufián presentó enmiendas en este sentido. Aunque aprovechó su intervención en el pleno para sacar los colores al Ejecutivo: "Ya vale de compromisos incumplidos como el del Gobierno, que iba a reformar la legislación vigente existente para no tener que volver a utilizar un instrumento tan reaccionario y excepcional como el estado de alarma", llegó a decir.

Así, las cosas el Partido Popular de Pablo Casado se ha quedado solo demandando una reforma legal que, según defienden los conservadores, serviría como alternativa al estado de alarma. Y ni el Gobierno ni Ciudadanos muestran interés por ella. 

La iniciativa registrada por los conservadores, que todavía no se ha debatido en el Congreso, es la Proposición de Ley Orgánica de protección de la salud y de los derechos y libertades fundamentales.

"Nosotros sí planteamos una modificación legal pensando incluso que la actual Ley Orgánica 3/1986, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, podría valer para limitar la movilidad. O qué se cree, ¿que la ley en la que se ha basado Angela Merkel ayer es más extensa que la nuestra? No, prácticamente es análoga", defendió Casado en el debate sobre la prórroga del estado de alarma.

En el Gobierno no aclaran en qué momento decidieron aparcar el cumplimiento del pacto con Cs y con los republicanos. "Durante mucho tiempo hemos dicho siempre lo mismo. Que para limitar derechos fundamentales de una democracia garantista como la nuestra había que utilizar el instrumento que la propia Constitución establece, que es el estado de alarma", señalan desde el Ejecutivo. Y añaden: "Las leyes sanitarias pueden sufrir reformas en el contenido esencial de los que representan las mismas: criterios sanitarios y de respuestas sanitarias. Pero la limitación de derechos fundamentales, la respuesta está en el estado de alarma".

Informe del Consejo de Estado

En la Moncloa apuntalan esta tesis con el argumento de autoridad que les da haber recurrido al Consejo de Estado. El órgano consultivo ha emitido un dictamen favorable al nuevo estado de alarma. El documento, explican, hace una argumentación sobre las diferentes herramientas que tiene el Gobierno para afrontar la pandemia y concluye sin ningún género de dudas que el estado de alarma es la "herramienta idónea y absolutamente constitucional" para dar la cobertura legal que requieren las comunidades autónomas para las medidas que vayan a ir adoptando.

En línea con el Gobierno, el Partido Socialista ya ha avisado a Casado de que no cuenten con su respaldo: "Dice usted [en alusión a Casado] que había alternativas, que lleva meses pidiendo una legislación extraordinaria, y es cierto, pero usted también sabe perfectamente que las leyes vigentes ya permiten a las comunidades autónomas confinamientos parciales, cierres de locales, reuniones limitadas, y sabe que hay un marco jurídico válido, y solo uno, para limitar derechos fundamentales, como las restricciones generales a la movilidad: el estado de alarma. Es más, señor Casado, le voy a decir otra cosa, que este partido al que yo represento no va a permitir lo que algunos pretenden: limitar derechos fundamentales a través de una legislación ordinaria". Así se pronunció la portavoz de los socialistas, Adriana Lastra, esta semana en la Cámara Baja.

En Ciudadanos, por su parte, no hacen ningún tipo de reproche al Gobierno en este sentido. Preguntado por infoLibre este viernes en rueda de prensa, el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, mantuvo que en la negociación de la prórroga del estado de alarma su formación negoció "que se potenciara la legislación administrativa". Y que esto se hizo. En la lista de tareas pendientes del Gobierno puso, no obstante, que se potencie "la alta inspección sanitaria". 

Pero subrayó que "cuando hay restricción de derechos fundamentales a través de la figura que todos hemos convenido en llamar el 'toque de queda', que es un confinamiento domiciliario, una detención en tu propio domicilio por horas, sólo cabe el estado de alarma".

En clara alusión al PP dijo que "si hay grupos parlamentarios" que pretenden modificar la ley orgánica de 1986 de Sanidad para "cambiarle el nombre y decir 'un estado de emergencia sanitaria'... pues miren, va a ser lo mismo que el estado de alarma, cambiándole el nombre y, al final, creando más confusión en la mente de los ciudadanos. Porque, al final, la medida volverá a ser el confinamiento por horas. Igual. ¿Qué preferimos? ¿Algo que cuelga directamente del artículo 116 de la Constitución y de una ley orgánica, la 481, que está redactada para combatir las epidemias o nos hace falta cambiarle el nombrecito y meterlo en otra ley, la del 86, para llamarlo de otra manera?" "Seamos serios", concluyó.

Casado reivindica un PP centrado para reagrupar el constitucionalismo y a socialistas "avergonzados"

Casado reivindica un PP centrado para reagrupar el constitucionalismo y a socialistas "avergonzados"

Más sobre este tema
stats