Puerta giratoria

El Gobierno defiende el nombramiento de dos exaltos cargos como consejeros de Indra

Imagen de la empresa Indra.

infolibre

El Gobierno ha defendido su decisión de apostar por dos altos cargos, el exministro y exdiputado Juan Carlos Aparicio y el ex subsecretario de Defensa y de Fomento Adolfo Menéndez, para ocupar asientos en el consejo de administración de la empresa Indra, argumentando su "valía y su gran experiencia", pero no se pronuncia sobre si éste es un caso más de puerta giratoria entre la política y el sector privado.

Así el PP responde a la pregunta de la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, quien el pasado mes de septiembre, tras conocerse las propuestas de nombramiento, registró una pregunta escrita al Gobierno para saber "qué criterios y aptitudes" de cada uno de los candidatos se habían valorado para la propuesta y si "considera que éste puede ser un caso de puerta giratoria".

En su respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Ejecutivo se limita a señalar que "los criterios del Gobierno para proponer a los consejeros de Indra no son otros que su valía y su gran experiencia profesional en el ámbito empresarial, público y privado".

Los nombramientos de Aparicio y Menéndez el pasado mes de septiembre tuvieron lugar tras la sustitución de los anteriores representantes de la matriz de Bankia, Banco Financiero y de Ahorros (BFA) en el consejo de administración de Indra, después de que a comienzos de agosto BFA anunciara la venta a la SEPI del total de su participación en la empresa, que ascendía al 20,14% y que fue valorada en 337 millones de euros.

La UE se entrega a los planes del lobby de las empresas de seguridad

La UE se entrega a los planes del lobby de las empresas de seguridad

Más sobre este tema
stats