Violencia machista

El Gobierno perseguirá al proxenetismo en todas sus formas a través de la Ley de Libertad Sexual

La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros donde se ha aprobado la ley de libertad sexual.

infoLibre

Los ministerios de Igualdad y Justicia trabajan en conjunto para incluir en la futura Ley de Libertad Sexual la persecución del proxenetismo en todas sus formas y del enriquecimiento derivado de la explotación sexual de mujeres en prostíbulos. Así lo ha anunciado la mañana del miércoles el departamento de Irene Montero: "El objetivo es impedir que la industria de la explotación sexual continúe lucrándose con la explotación de mujeres y que este tipo de violencia deje de ser un negocio", señala el ministerio en un comunicado.

De esta manera, el compromiso pasa por impulsar "las reformas necesarias" para acabar con la "impunidad de la industria de la explotación sexual", todo ello acompañado de herramientas para el acompañamiento y la protección de las víctimas. Los cambios se abordarán a través de la Ley de Libertad Sexual, aprobada en Consejo de Ministros el pasado mes de marzo. La popularmente conocida como ley del sólo sí es sí ya contempla la protección de las víctimas de violencia sexual en toda su extensión, pero los ministerios trabajan ahora en una nueva tipificación contra el proxenetismo en todas sus formas, incluido "el no coactivo". La reforma prevé recuperar la figura de tercería locativa, que permite castigar a los propietarios de los locales que se lucran con la explotación de las mujeres prostituidas. 

La respuesta penal irá acompañada de un plan integral social, laboral y económico que "garantice alternativas viables y de reparación de los derechos vulnerados", dirigido a las mujeres. 

Ya este martes la ministra portavoz, María Jesús Montero, adelantó tras el Consejo de Ministros que el Ejecutivo iba a reforzar la legislación para conseguir el cierre de los prostíbulos en su compromiso con la igualdad y la erradicación de la trata.

Este miércoles, Irene Montero ha respondido en el Congreso de los Diputados a una pregunta al respecto. Su ministerio, ha defendido, está centrado en "acabar con la impunidad de la industria proxeneta" y por ese motivo la Ley de Libertad Sexual introducirá el concepto de "tercería locativa, para penalizar el proxenetismo que se lleva cinco millones de euros al día a costa de la explotación de las mujeres". La ministra ha insistido igualmente en la necesidad de "garantizar los derechos" de las víctimas a través de "alternativas económicas, laborales y habitacionales" incluidas en el citado plan integral.

El Consejo Fiscal avala el consentimiento expreso de la Ley de Libertad Sexual pero recomienda redactarlo en positivo

El Consejo Fiscal avala el consentimiento expreso de la Ley de Libertad Sexual pero recomienda redactarlo en positivo

Más sobre este tema
stats