14F | Elecciones en Cataluña

Iceta propone a Salvador Illa como candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, acompañado por el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en una imagen tomada el 13 de noviembre de 2020 en S'Agaró (Girona).

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, será el cabeza de lista del PSC a las elecciones catalanas convocadas para el 14 de febrero, según ha podido saber infoLibre de fuentes de la formación catalana. La propuesta oficial la hará en la tarde de este miércoles Miquel Iceta ante el Consell Nacional extraordinario convocado por el PSC para dar el visto bueno a la candidatura del 14F, tras una Ejecutiva del partido en la que ya ha comunicado la decisión a los principales dirigentes. El salto de Illa del Gobierno central a la Generalitat es un proceso que se ha llevado con el máximo secreto y que el PSC ha cimentado en sondeos internos. Los primeros pasos para la operación Illa se dieron en un almuerzo en la Moncloa entre Iceta y Pedro Sánchez el 16 de noviembre. El ministro no tardó mucho en dar el 'sí' al PSC. Su papel al frente de esta crisis sanitaria sin precedentes, coinciden las fuentes socialistas consultadas, le convierten en el mejor cartel para una campaña en la que se prevé que la exhibición de capacidad de gestión robe protagonismo al debate independentista que vertebró la contienda de 2017.

El paso a un lado de Miquel Iceta en esta esfera le permitiría dar el salto al Gobierno y obtener un asiento en el Consejo de Ministros. Pedro Sánchez podría tenerle reservada, según las fuentes consultadas por infoLibre, la cartera de Política Territorial, lo que llevaría a Carolina Darias a aterrizar en el Ministerio de Sanidad, aunque este es todavía un debate abierto. En La Moncloa no se descarta que la vacante dejada por Illa fuera finalmente ocupada por un "perfil técnico".

En mayo de 2019 el presidente del Gobierno escogió a Iceta para presidir el Senado, algo que no logró por la oposición del bloque independentista. oposición del bloque independentistaEl jefe del Ejecutivo tiene ahora una segunda oportunidad de buscarle un encaje en Madrid.

En la mañana de este martes, el ministro de Sanidad negó en tres ocasiones que su futuro inmediato estuviese en encabezar la lista del PSC por Barcelona, como finalmente va a ocurrir. "Le puedo confirmar que hoy [por este martes] tenemos la comisión electoral y mañana [por el miércoles] tenemos en Consejo Nacional de nuestro partido y el candidato nuestro va a ser Miquel Iceta". Una afirmación que repitió en otras dos ocasiones.

Las claves de la 'operación Illa'

La llegada de la vacuna –la campaña arrancó el domingo 27 de diciembre con las residencias de mayores como primer punto– ha sido un factor decisivo en este movimiento que, no obstante, lleva madurándose en el PSC desde mediados de noviembre. Ahora es como si todas las piezas encajasen. Los socialistas catalanes han cruzado los datos de las encuestas que se han ido publicando; también han manejado sondeos propios. Y han llegado a la conclusión de que en un contexto como el actual, el ministro es el candidato preferido para gestionar no sólo la evolución de la pandemia en Cataluña, sino también las políticas sociales o la economía. Un perfil, justifican, que se ha labrado desde el Ministerio de Sanidad y contra todo pronóstico. Porque la idea de Sánchez cuando le nombró era que al ponerlo al frente de un departamento vacío de competencias –esta materia está en manos de las comunidades autónomas– iba a poder seguir implicándose en la política catalana como secretario de Organización del PSC.

Segunda mejor puntuación tras Junqueras

En la submuestra dedicada a Cataluña del sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente a este mes de diciembre, el ministro obtiene la segunda puntuación como líder político. El 4,8 sobre 10 que le otorgan los consultados sólo es superado por Oriol Junqueras (5,2). Miquel Iceta obtiene una puntuación algo inferior, un 4,2.

El tirón de Illa se ve reforzado por el hecho de que la marca PSC, siempre según el CIS, es la segunda opción en cuanto a preferencia de partido para liderar el Govern. El favorito es ERC, con el 19,4% de los apoyos; al PSC lo prefieren el 16% de los consultados y el tercer puesto es para JxCat (11,5%).

El resto de encuestas publicadas también ubican a los socialistas catalanes con serias opciones de competir por el segundo puesto en el Parlament. Hace un par de semanas, el Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) de la Generalitat otorgaba al PSC el 18,5% de los votos y 25 escaños. Por delante estaban Esquerra (23%, 35 escaños) y Junts per Catalunya (19,6%, 30-33 escaños).

Otro sondeo, el del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para El Periódico, puso al PSC en disposición de lograr entre 27 y 28 asientos en el Parlament, por detrás de ERC (35-36) y JxCat (30-31). Las encuestas internas que maneja el PSC están en sintonía con estos datos, lo que permite concluir a los socialistas que el alza de Illa, empujado por su gestión de la crisis del covid-19, y la fuerza de las siglas le sitúan con serias posibilidades de ser un actor más que clave en el futuro inmediato de Catalunya.

A por el votante que en 2017 apostó por Arrimadas

La Cámara catalana está integrada por 135 escaños y la mayoría absoluta está ubicada en los 68 diputados. El mapa actual está compuesto por los siguientes actores: Ciudadanos (36 actas), Junts (34), ERC (32), PSC (17), Catalunya en Comú-Podem (8), CUP (4) y PP (4). Con Ciudadanos muy a la baja en las encuestas –por debajo de los 20 escaños en el grueso de los sondeos–, uno de los grandes objetivos del PSC es penetrar en el sector del electorado que hace tres años apostó por la candidatura encabezada por Inés Arrimadas, ahora líder nacional del partido naranja. En principio, los socialistas catalanes tienen el viento a favor para este objetivo. Según el CEO, casi el 24% de los electores que eligieron la papeleta de Cs en 2017 se decantaría ahora por la del PSC. Y un porcentaje muy similar de estos electores, sostienen fuentes socialistas, querrían al ministro como president de la Generalitat.

El programa electoral y los ejes de la campaña que desembocará en los comicios del 14F si la evolución de la pandemia así lo permite están muy avanzados. El PSC maneja ya un amplio borrador que se ha abierto a las aportaciones de diputados, agrupaciones y la sociedad civil. TituladoEl cambio que necesita Cataluña, no pasa por alto la excepcionalidad que supone la pandemia del covid-19 y aboga por "la superación del proceso independentista para pasar a la colaboración leal entre instituciones, a partir de un mejor autogobierno y del diálogo para promover la concordia entre los catalanes y las catalanas". En el texto se defiende una "reforma constitucional federal".

Illa heredará un programa que en principio parecía concebido para Iceta en el que el PSC se declara comprometido "con el autogobierno de Cataluña, las instituciones y la ciudadanía, en la línea de la Declaración de Granada y la Declaración de Barcelona". Considera, además, que su propuesta de reforma constitucional federal debería servir, entre otras cuestiones, para "la transformación del Estado de las autonomías en un Estado federal", la "delimitación clara" de las competencias entre el Estado federal y las comunidades, la regulación del modelo de financiación en la Constitución o la transformación del Senado en un "Senado federal".

También heredará el ministro un buen puñado de declaraciones de Iceta en las que anula la posibilidad de conformar un tripartito ERC-PSC-Comuns tras el 14F. "Con quien quiera la independencia o un referéndum no pactaremos", ha dejado dicho en El Mundo. En una reciente entrevista con este diario, el ministro Illa intentaba dar por zanjado el escenario que ahora se abre, el de su regreso a la primera fila de la política catalana. "Todo el mundo sabe que el PSC no es un partido independentista y que por tanto va a lo que va", respondía tras haber sido preguntado en varias ocasiones por la posibilidad de un acuerdo postelectoral tras las autonómicas.

Pese a que el nombre de su sustituta (o sustituto) está en el aire, fuentes socialistas apuestan por una solución "sencilla" y que, en principio, evitaría grandes ajustes en el Consejo de Ministros, puesto que sólo conllevaría mover a Carolina Darias a Sanidad. La ministra le ha acompañado en las últimas semanas en las ruedas de prensa posteriores a los consejos interterritoriales de Salud, el órgano integrado por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas en el que se han tomado las últimas decisiones para hacer frente a la pandemia, como el Plan de Navidad.

Podemos cree que Illa debe dejar el Ministerio y no esperar a que arranque la campaña a las elecciones catalanas

Podemos cree que Illa debe dejar el Ministerio y no esperar a que arranque la campaña a las elecciones catalanas

Más sobre este tema
stats