LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así funciona el doble rasero ante la corrupción: el nuevo PP cerró filas con Ayuso y el PSOE cerca a Ábalos

El juez Enrique López sobre su ortografía: “Conozco la diferencia entre ir y vallar. Yo soy de pueblo y he vallado bastante”

El magistrado Enrique López, en una imagen de archivo.

infoLibre

El magistrado de la Audiencia Nacional Enrique López ha eludido meterse en el "avispero" de valorar si es necesaria la reforma del Tribunal Constitucional (TC) planteada por el Partido Popular ante una eventual declaración de independencia en Cataluña. Además, ha rehusado hablar sobre su imparcialidad para juzgar el caso Gürtel: "No puedo ni debo hablar, más allá de someterme a la decisión de mis compañeros".

En la presentación del Informe sobre las consecuencias del cambio económico en la actividad judicial elaborado por el Observatorio de la Actividad de la Justicia de la Fundación Wolters Kluwer, que él preside, ha sido preguntado si considera necesaria esta modificación de la Ley del Tribunal Constitucional o cree que se ha recurrido a ella al no haberse encontrado una solución en el ámbito político.

"Es un avispero de contestar lo que tu me preguntas porque la reforma está en el debate parlamentario. Poco ayudaría yo, si me meto en ese lío", ha respondido López, que ocupó el cargo de magistrado del TC desde junio 2013 hasta que dimitió un año después tras dar positivo en un control de alcoholemia cuando circulaba con su motocicleta sin casco por el centro de Madrid

En cuanto al incidente de recusación que el magistrado Javier Martínez Lázaro ha admitido contra él para formar parte del tribunal que juzgará la primera época de actividades del caso Gürtel (1999-2005), López se ha remitido al informe que presentó defendiendo su imparcialidad y sobre el que ha explicado que envió la versión previa a la corrección. "Más allá de soportar estoicamente las consecuencias que ha tenido, conozco perfectamente la diferencia entre el verbo ir y el verbo vallar. Yo soy de pueblo y he vallado bastante", ha bromeado.

El juez presentó un escrito, negándose a abstenerse en el caso Gürtel, que contenía más de 50 erratas y faltas de ortografía, tal y como publicó infoLibre. Una de las más llamativas le servía al magistrado como preámbulo de los argumentos con los que negaba cualquier tipo de parcialidad política: "Vallamos pues por partes", escribía, antes de defender que es un juez independiente que puede juzgar el caso pese a los hechos que señalan su relación con el PP.

El magistrado se justificó diciendo que era una "versión no corregida" que había enviado antes de tiempo a consecuencia de un "error informático", así que pidió a la Audiencia Nacional que le admitese un nuevo texto, aunque ya estaba fuera de plazo. López logró reducir el número de errores, aunque aún quedaron 17, según reflejó infoLibre. 

Enrique López, apartado de los casos 'Bárcenas' y 'Gürtel' por su "afinidad" con el PP, será el consejero de Justicia de Ayuso

Enrique López, apartado de los casos 'Bárcenas' y 'Gürtel' por su "afinidad" con el PP, será el consejero de Justicia de Ayuso

Lo que parece y lo que es

"Tengo que respetar la labor de mis compañeros y ni puedo ni debo hablar más allá de someterme a lo que ellos decidan", ha proseguido López, que ha indicado en otros momentos de su intervención que "vivimos en un mundo dominado por lo que parece y no por lo que es". "Hay que tratar que lo que parece se acerque lo máximo a lo que es", ha respondido, al ser preguntado si el cambio de término de imputado por investigado acabará con la conocida como pena de telediario.

Además, el magistrado ha apostado por ampliar en "algunas materias concretas" las competencias de la Audiencia Nacional, un órgano creado en 1977, que "no nació para juzgar el terrorismo, sino que, una vez nacida, se le añadió esta competencia". "Yo apuesto por el mantenimiento de la Sala de lo Penal", ha remachado.

Más sobre este tema
stats