PORTADA DE MAÑANA
Ver
La izquierda aplaude la respuesta a los ultras franceses, pero se distancia de la idea del Frente Popular

Pablo Iglesias Turrión

El juez impone una orden de alejamiento de 500 metros para uno de los instigadores del acoso al domicilio de Iglesias

Miguel Ángel Frontera, uno de los instigadores del acoso prácticamente diario que durante varios meses tuvo frente a la vivienda de Pablo Iglesias e Irene Montero, ha recibido una orden de alejamiento de 500 metros tanto sobre dicha casa como de "cualquier lugar donde se encuentren" –el vicepresidente segundo del Gobierno y la ministra de Igualdad–. Así lo ha ordenado el Juzgado de Instrucción de Collado Villalba tras tomar declaración esta semana tanto a Frontera (el lunes 28 de diciembre) como a Iglesias y Montero (este martes). 

La orden de alejamiento, que también incluye una prohibición de contactar con ambos denunciantes durante la instrucción de la causa, se adopta como medida cautelar "para la protección" no solo de Iglesias y Montero, sino también de sus tres hijos menores de edad. 

El juez en su auto, al que ha tenido acceso infoLibre, aprecia "indicios racionales" relativos a la "comisión de delitos". Frontera no solo se habría manifestado ante el domicilio particular, localizado en la localidad madrileña de Galapagar, sino que el 12 de julio pasado habría "realizado una grabación" del interior de la vivienda "con su teléfono móvil" y "deambulando por las inmediaciones" del domicilio. 

"Los actos investigados no estarían amparados por el derecho de reunión o manifestación, ni por la libertad de expresión", indica el magistrado.

El juez recuerda asimismo que Frontera accedió a mostrar a uno de los agentes que custodiaban la vivienda dicha grabación, ante el requerimiento del segundo; "pudiendo observar el agente cómo en la grabación de su teléfono móvil se podía ver el interior del domicilio". 

Además de inmiscuirse en la vivienda, el denunciado "se habría presentado de manera frecuente" en la puerta de la vivienda "profiriendo improperios" o "exhibiendo carteles con frases injuriosas". 

Residente en Brunete

La frecuencia de visitas de Frontera al chalé de Galapagar es amplia: según el auto judicial, va del 15 de mayo al 12 de dicembre pasado, esto es, hasta hace solo dos semanas. El acusado habría realizado acciones "que, aparentemente, lesionarían los derechos" de Iglesias y Montero, siempre según el texto.

La querella contra Frontera por parte de Pablo Iglesias se produjo el pasado 29 de julio, tal y como adelantó este medio

"D. Miguel Ángel Frontera reside en Brunete y no existe constancia de que tenga que realizar en Galapagar ninguna actividad laboral o de cualquier otra naturaleza que pueda verse afectada por la medida de alejamiento". Violar la orden puede acarrear la "adopción de prisión provisional" en los términos marcados por el Código Penal. 

Más sobre este tema
stats