PORTADA DE MAÑANA
Ver
El Constitucional saca los colores al Supremo y abre la vía para suavizar las condenas del 'caso ERE'

POLÍTICA

Junts hablará siempre en catalán y ERC alternará: el independentismo se divide también con las lenguas

El líder de ERC, Oriol Junqueras (i) y el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián (c), llegan al Congreso de los Diputados

Los días históricos parecen ser en los últimos tiempos la norma, y no la excepción, en el Congreso. Una Cámara en la que este martes se han escuchado discursos íntegros en catalán, en euskera y en gallego —las tres lenguas cooficiales en sus territorios— por primera vez. Sin embargo, no todas las formaciones las utilizarán del mismo modo. Según confirman a infoLibre fuentes de Junts per Cataluña y del BNG, sus diputados intervendrán siempre en catalán y gallego respectivamente, mientras que otras formaciones como el PSOE, Sumar, el PNV y EH Bildu irán combinando lenguas indistintamente.

Más controversia ha generado esta cuestión en Esquerra Republicana. La dirección del partido dio la orden de que sus diputados utilicen únicamente el catalán durante sus intervenciones en el pleno y aparquen por completo el castellano. Su portavoz en Cataluña, Raquel Sans, explicó este lunes que así se trasladó el fin de semana en el consejo nacional del partido y se ratificó en la reunión de la ejecutiva. No obstante, se trata de una cuestión que no es compartida por un sector del partido, encabezado por su portavoz en Madrid, Gabriel Rufián, que aboga por utilizar indistintamente ambas lenguas.

Aunque Rufián no se ha pronunciado públicamente sobre esta cuestión y este martes ha realizado su intervención mayoritariamente en catalán, excepto cuando se dirigió al interlocutor del PP, su antecesor en el cargo, Joan Tardà, le puso voz a ese malestar y defendió que no se puede "dejar de hacer independentismo en castellano". De hecho, el propio Rufián saltó a la esfera pública como representante de una asociación de castellanoparlantes pro independencia.

El presidente de los republicanos, Oriol Junqueras, se ha desplazado este martes a Madrid para celebrar que "es un día histórico" y ha cuestionado "por qué no ha sido posible hasta hoy" usar el catalán en la Cámara Baja. "Es un buen día para recordar que superamos una anormalidad democrática y recordar a aquellos que han trabajado para hablar en catalán en el Congreso", ha afirmado en declaraciones a la prensa, que ha realizado tanto en catalán como en castellano. 

Fuentes de la formación señalan a este periódico que "no es incompatible" la reivindicación de Tardà con las directrices del partido y apelan al "sentido común" a la hora de utilizar ambas lenguas, pese a que Sans aseguró que cuando "se hable en nombre de ERC" en las Cortes "el compromiso" acordado por la dirección del partido es que se use el catalán. Con todo, las voces consultadas en el partido insisten en que utilizarán ambas lenguas en la Cámara Baja y rebajan esa directriz a una simple recomendación.

La mayoría de grupos alternarán entre el castellano y otras lenguas

Los representantes catalanes, vascos, valencianos, gallegos y baleares del PSOE y Sumar utilizarán tanto el castellano como sus lenguas cooficiales. Así se ha podido comprobar durante la primera intervención en gallego de José Ramón Gómez Besteiro, que ha empleado ambos idiomas, al igual que la portavoz de Sumar, Marta Lois, que ha señalado a los grupos de derecha que "la posibilidad de hablar en una lengua no niega las otras": "Las lenguas, como los derechos, no compiten entre sí", ha afirmado. En Sumar, una coalición integrada por ocho formaciones, algunas de ellas como Compromís o En Comú Podem utilizarán preferentemente el catalán pero sin dejar de lado el castellano.

Por su parte, la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, y el del PNV, Joseba Andoni Agirretxea, han intercalado partes de su intervención en euskera con otras en castellano, aunque el diputado jetzale ha priorizado el uso de su lengua cooficial. "Hago una pregunta a los grupos que se oponen: ¿a quién puede perjudicar que cada cual intervenga en su lengua si son lenguas oficiales reconocidas? ¿A quién puede perjudicar? ¿A la vida parlamentaria? ¿A la democracia? ¿Al español? ¿A la Constitución? ¿Dónde está la clave?", ha lanzado.

Aizpurúa lo ha calificado como un paso "simbólico" pero "importante": "Pone de manifiesto una realidad que este Estado niega: somos una nación", ha subrayado. "Por eso hoy las extremas derechas han considerado un ataque poder hablar aquí en nuestras lenguas", ha afirmado, en referencia al plante de los diputados de Vox, que han abandonado el hemiciclo en la primera intervención del diputado del PSOE y, tras volver, se han vuelto a ir cuando el vicesecretario del PP, Borja Sémper, ha empleado el euskera.

PP y Vox siempre en castellano (aunque Sémper lo incumple el primer día)

Así será el plurilingüismo en el Congreso: un estreno a toda velocidad facilitado por los pinganillos de Zelenski

Así será el plurilingüismo en el Congreso: un estreno a toda velocidad facilitado por los pinganillos de Zelenski

El compromiso de los diputados del PP y de Vox es no emplear las lenguas cooficiales en el Congreso. “Lo que no vamos a hacer es el canelo. No vamos a hacer cosas raras”, afirmó el lunes Borja Sémper, remarcando que la intención de su formación es que todos los españoles les entiendan y no convertir la sede de la soberanía nacional en una “caja de resonancia”. Tanto es así que ningún diputado de la bancada popular ha utilizado los pinganillos cuando el resto de portavoces —ni siquiera el suyo— han hablado en catalán, gallego o euskera.

El propio Sémper ha utilizado el euskera para dirigirse brevemente a sus señorías: “Durante demasiadas décadas no pudo haber libertad para expresarse como cada uno quería”, ha apuntado el portavoz popular, recordando que él mismo en su casa convive con el euskera, lo que rápidamente fue criticado por el resto de portavoces, que afearon al conservador haber hecho “el canelo” al intervenir en un idioma distinto al español. 

Los 33 diputados de Vox se han ausentado durante la mayor parte del debate y han dejado sus auriculares y receptores en el escaño del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Aun así, su recién estrenada portavoz, Pepa Millán, ha intervenido en la toma de posición de los grupos para cargar contra la aprobación del reglamento y ha reiterado que los diputados de su grupo únicamente utilizarán el castellano.“No vamos a participar de ese sainete, se pueden ahorrar nuestros pinganillos y nuestros traductores”, ha zanjado.

Más sobre este tema
stats