País Vasco

Luis R. Aizpeolea: “El ala dura del PP es el gran enemigo del final de ETA”

Manifestación en Bilbao

Está indignado Luis R. Aizpeolea, uno de los mayores expertos en el terrorismo vasco, con la actitud intransigente del ala dura del PP, lo que califica como el Tea Party español, frente a la fase final de ETA. “La tesis del Tea Party”, comenta, “es decir, el sector más ultra que aglutinan dirigentes como José María Aznar o Esperanza Aguirre, pasa porque la democracia ha perdido frente a ETA, ya que los terroristas están ahora presentes en las instituciones políticas a través de organizaciones como Bildu. Esta argumentación resulta falsa y manipulada porque ETA ha dejado de matar sin haber logrado sus objetivos del derecho de autodeterminación o de la unión del País Vasco y Navarra”.

En su reciente libro Los entresijos del final de ETA (Catarata) Aizpeolea insiste en que, si el Gobierno que preside Mariano Rajoy pone mil trabas a la reinserción de los presos etarras, el proceso de paz puede peligrar e incluso sufrir un retroceso. “La prohibición de la pasada manifestación en Bilbao representó una chapuza y una torpeza política del PP que obligó al PNV a sumarse a la marcha para evidenciar los riesgos de una cierta marcha atrás de los avances en Euskadi”. Veterano periodista con una larga trayectoria en medios como El Diario Vasco, El País o TVE, Luis Aizpeolea teme que el ala dura se imponga en el PPEl Diario Vasco, El País y el Gobierno abra un proceso de ilegalización contra Bildu o Sortu, las formaciones independentistas vascas.

“ETA no volverá ya nunca más”, afirma rotundo este experto, “entre otras cosas porque la izquierda abertzale ya no toleraría un regreso a la violencia en Euskadi. Conviene tener muy claro que los sectores más radicales del nacionalismo vasco han iniciado una vía sin retorno de integración en el sistema democrático. Por otra parte, ETA se halla muy debilitada, no cuenta apenas con militantes y ha sido vencida por la firmeza policial y judicial y por la unidad de los partidos políticos”.

A renglón seguido, este experto en la historia reciente del País Vasco destaca también que los procesos de negociación que los diferentes gobiernos democráticos mantuvieron con ETA, incluido el de Aznar, han resultado muy positivos para precipitar el final del terrorismo.

Ahora bien, el autor de Los entresijos del final de ETA está persuadido de que ETA anunciará en breve su desarme, pero no su disolución.Los entresijos del final de ETA

“El desarme”, explica, “es cuestión de meses o incluso de semanas. Pero mientras haya presos etarras en las cárceles, las siglas no desaparecerán. Hay que recordar que el IRA todavía no se ha disuelto en Irlanda del Norte años después del cese de la violencia”. No ahorra críticas Luis R. Aizpeolea hacia el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ya ha dejado caer en sus declaraciones que sin disolución de la banda terrorista, la política penitenciaria del PP no cambiará. “Es un ministro”, afirma, “sin ninguna personalidad política ni criterio, que se limita a seguir las instrucciones del Tea Party, el conglomerado de FAES y de la derecha mediática, y a cumplir a rajatabla las órdenes de Rajoy”.

Desde el máximo respeto a todas las víctimas de ETA y desde la exigencia a la banda terrorista para que proceda a su disolución, Aizpeolea critica la instrumentalización política que el PP ejerció con las asociaciones de víctimas para debilitar a los gobiernos socialistas de Rodríguez Zapatero. Tras subrayar que estas asociaciones son variadas y plurales y no se limitan a la AVT, el autor del libro afirma que la entidad que preside Ángeles Pedraza escapa ahora al control del aparato del PP.

A juicio de Aizpeolea, la reinserción individual de los centenares de presos de ETA, tras su rechazo a la violencia y el reconocimiento de los daños causados, figura como una de las claves del final de una pesadilla que ha durado varias décadas. El periodista y experto cita como un hito clave de la lucha contra ETA el pacto de Ajuria Enea, firmado en 1988 por la mayoría de partidos políticos. “Por ello, el PP no puede ni debe vulnerar ahora aquel pacto”, apostilla Aizpeolea.

“El final de ETA”, aclara Aizpeolea en su libro, “se aproxima más al que propuso el pacto de Ajuria Enea, un acoso a ETA de tal modo que se retira y su brazo político (la izquierda abertzale) se convierte en el desagüe del final del terrorismo, con su participación política en las instituciones”.abertzale Todo parece indicar que los próximos meses pueden ser claves en este largo y tortuoso camino hacia la paz en Euskadi y en las próximas fechas se verá si el Gobierno del PP se enroca o, por el contrario, se muestra capaz de actuar con inteligencia política. “Si Rajoy sigue sin mover ficha al estilo de don Tancredo, el País Vasco puede encaminarse hacia un referéndum de autodeterminación como ha pedido Cataluña”, concluye Aizpeolea.

Quiroga reclama a Rajoy que lidere junto al PNV y el PSE el final de ETA

Quiroga reclama a Rajoy que lidere junto al PNV y el PSE el final de ETA

Más sobre este tema
stats