Margallo y su mujer, entre los invitados al viaje de cortesía del buque escuela de la Armada

Margallo: Saber que a los periodistas los tenía Al Nusra y no el Dáesh dio “enorme tranquilidad”

infoLibre

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, viajó junto a su mujer entre los pasados 2 a 6 de julio en el buque escuela de la Armada Juan Sebastián Elcano, invitado por jefe de Estado Mayor de la Armada, el almirante general Jaime Muñoz-Delgado y Díaz del Rio, según confirmó a Europa Press el Ministerio de Defensa.

No fueron los únicos invitados del buque en esa travesía entre Marín (Pontevedra) y Cádiz. Estuvieron acompañados del exalcalde de Sevilla y diputado del PP Juan Ignacio Zoido y otros 80 civiles pertenecientes a un amplio espectro de la sociedad española, entre los que había exaltos cargos del PSOE, diplomáticos, universitarios, sindicalistas, abogados, ingenieros, militares de otros ejércitos, familiares de la tripulación y los cuatro mejores estudiantes de Bachillerato del Colegio privado de Huérfanos de la Armada, entre otros.

Hace más de 40 años que el buque escuela Juan Sebastián Elcano, en el que se forman los guardiamarinas en el cuarto curso de su carrera en la Escuela Naval Militar, cursa invitaciones a la sociedad civil para este viaje de cortesía, que discurre siempre entre Marín y Cádiz por estas fechas, como explicó a Europa Press un portavoz del Ministerio de Defensa.

Los invitados civiles se incorporan a la travesía en Marín, una vez que desembarcan allí los alrededor de 90 guardiamarinas que se han formado en el buque a lo largo de seis meses de navegación. El buque escuela ha de trasladarse desde allí a San Fernando (Cádiz), que es donde tiene su base, por lo que aprovecha esa travesía para llenar el barco de pasajeros, en lugar de hacer el viaje prácticamente vacío.

Con ello, la Armada acerca su buque insignia a la sociedad e intenta que por unos días sus invitados vivan el día a día de los alumnos que se forman en el barco. Esto implica levantarse a las 7.00 horas, dormir en estrechas literas, asistir a charlas formativas sobre la Armada o materias como meteorología o cartografía y estar presentes en maniobras generales como el izado de velas, por ejemplo.

Un camarote para el matrimonio

En el caso del ministro y su esposa, no durmieron en literas, sino que tuvieron acceso a los pocos camarotes con los que cuenta el buque. La pareja sí que comió con el resto de la tripulación y los pasajeros en el comedor de los guardiamarinas, salvo cuando fueron invitados a cenar con el comandante, que cada día hace pasar a su mesa a un grupo reducido de pasajeros, que van rotando, con el fin de tener un contacto directo con todos sus huéspedes.

Aunque todo ciudadano puede solicitar participar en este viaje de cortesía escribiendo una carta al jefe de Estado Mayor de la Armada, lo cierto es que se trata de un desplazamiento muy solicitado, por lo que es difícil que se conceda si no se tiene un contacto dentro.

El ministro García-Margallo, amante de la navegación, no es ajeno a la actividad del buque escuela, que ejerce también una labor de apoyo a la política exterior española, pues recibe a bordo a las autoridades y personalidades de los países donde atraca, de ahí que se haya ganado el calificativo de "embajada flotante".

Margallo pide a Sánchez que aplique al PP la presunción de inocencia que reclama para Chaves y Griñán

Margallo pide a Sánchez que aplique al PP la presunción de inocencia que reclama para Chaves y Griñán

Más sobre este tema
stats