Atentados terroristas

El ‘No a la guerra’ vuelve a las calles, esta vez sin el apoyo del PSOE

El 'No a la guerra' vuelve a las calles, esta vez sin el apoyo del PSOE

"Si la respuesta a la barbarie pasa por suspender derechos, recortar libertades y encerrarnos en casa, la victoria del terrorismo será total". Esa es la idea fundamental del manifiesto No en nuestro nombre, que se publicó el pasado lunes y que en apenas tres días ha reunido más de 20.000 firmas, entre las que se encuentran las de artistas como Pilar Bardem y Montxo Armendáriz o víctimas del terrorismo como Pilar Manjón. El documento incluye la convocatoria a una manifestación el próximo sábado en Madrid, que se une a otras promovidas en Barcelona, Cádiz y Zaragoza y a la que asistirán partidos como IU o Podemos, aunque no el PSOE, que ha declinado participar ya que considera que "no es el momento".

La respuesta a los atentados que perpetró el pasado 13 de noviembre el grupo terrorista Estado Islámico en París ha sido dispar por parte de los partidos políticos: mientras que Ciudadanos ha abogado por una intervención armada en Siria si la OTAN lo solicitara y la ONU lo autorizase y el PSOE tampoco la ve con malos ojos en el marco de una "estrategia común" de la UE, Podemos e IU se han mostrado tajantemente contrarios a tomar acciones de guerra contra el Estado Islámico. El Gobierno, mientras tanto, se encuentra valorando las diferentes opciones para responder a la amenaza, aunque pretende que sea el Congreso de los Diputados que sea elegido el próximo 20 de diciembre el que decida sobre un posible apoyo militar a Francia.

Pero, mientras tanto, la sociedad civil ya se está organizando, y la primera muestra de ello es el manifiesto No en nuestro nombre, cuyos firmantes declaran negarse "a participar en el falso mercadeo entre derechos y seguridad". "Nos oponemos drásticamente a cualquier respuesta al odio que implique más odio, más intolerancia, más muertes de inocentes y menos derechos y libertades", sostiene el documento, que señala que "aquí, en París, en Irak o en Siria, son los pueblos los que ponen las muertes mientras unos y otros trafican con influencias, armas e intereses geoestratégicos".

El PSOE no apoya la manifestación, pero el PSC sí

Ciudadanos anónimos y también varias organizaciones, como la Asociación de jóvenes musulmanes, Ecologistas en Acción o el Sindicato de Estudiantes, han firmado el manifiesto. Los partidos políticos, asimismo, están presentes: hasta el momento, lo han suscrito formaciones como IU, Podemos, el PCE o Somos Izquierda, que además participarán en la manifestación de Madrid: el candidato de Unidad Popular a las próximas elecciones, Alberto Garzón, ya ha confirmado su asistencia, mientras que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, aún no sabe si asistirá personalmente, si bien dirigentes del partido sí acudirán.

El PSOE, por su parte, confirmó el pasado martes por boca de su secretaria de Estudios y Programas, Meritxell Batet, que no acudirá a la concentración ya que considera que no es "el momento" de enarbolar la bandera del "no a la guerra", a pesar de que este planteamiento sigue "formando parte" de su ideario. Su negativa contrasta con el apoyo del PSC –su partido hermano en Cataluña– a otro manifiesto titulado Ni terrorismo, ni guerra, ni fascismo, ni recorte de libertades: por la paz, la justicia social y los derechos humanos aquí y en cualquier parte, promovido por la plataforma Mai Més, que también ha convocado una manifestación el sábado en Barcelona.

"Nosotros asistimos a las reuniones preparatorias de la plataforma Mai Més porque venimos participando desde hace ya bastante tiempo en la plataforma Unitat contra el feixisme i el racisme, desde donde hemos visto el impacto del terrorismo en el crecimiento de la islamofobia en los distintos países de Europa", explica Ferran Pedret, portavoz adjunto del PSC en el Parlamento de Cataluña, que justifica la adhesión del partido al manifiesto porque, asegura, están preocupados por la posibilidad de que los atentados de París puedan suponer "un crecimiento de la xenofobia y de los partidos de extrema derecha, así como tener consecuencias en las políticas de asilo en Europa".

"Europa no puede caer en la tentación de seguir el ejemplo de EEUU y proclamar una Patriot Act", afirma Pedret, que, no obstante, no se pronuncian sobre la decisión de sus compañeros en Madrid –"son plataformas distintas y manifiestos distintos", apunta Pedret– y tampoco se plantean suscribir el manifiesto promovido en la capital. "Nos circunscribimos únicamente a nuestro ámbito territorial", explica el portavoz adjunto del PSC.

Couso alaba la reacción española al 11-M

Por el contrario Javier Couso, eurodiputado de IU y hermano del cámara asesinado en la Guerra de Irak José Couso, sí que ha firmado el manifiesto de Madrid. Su intención, explica a infoLibre, es "intentar alertar de que hay un error en la respuesta" que se está dando a los atentados terroristas. "Vamos camino de hacer frente a esta situación con la guerra, la misma agenda que llevó Bush y que contribuyó a extender el terrorismo", critica Couso, que asegura, además, que "una acción unilateral de bombardeo, visto el fracaso absoluto de la coalición anti-Daesh, es inadecuada".

"Esta manifestación pretende recuperar el espíritu del 11-M, del que tenemos que aprender, porque nosotros perdimos 192 personas y con nuestra respuesta dimos una lección al mundo", continúa el eurodiputado, que se enorgullece de que la "policía y la inteligencia" españolas "han tumbado todas las células yihadistas en España respetando las leyes". Y también tiene palabras para el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, que relacionó el manifiesto con el supuesto "buenísmo retrógrado" de la izquierda: "Esto no tiene nada que ver con la estupidez que dijo Casado únicamente para enmascarar que la política del PP ha contribuido ha destruir los Estados seculares" en Oriente Próximo, denuncia Couso, que insiste en que su partido habla "de soluciones policiales, de utilizar los servicios de inteligencia y de quitar la financiación al Estado Islámico".

Rosa Martínez, coportavoz de Equo y número dos de la candidatura de Podemos en Bizkaia para las elecciones generales, también ha suscrito el manifiesto porque considera que "el terrorismo hay que atajarlo con medios policiales, no militares". "Al fin y al cabo, estas las guerras esconden un interés estratégico por los recursos energéticos", denuncia Martínez, que contrapone la solución bélica a una estrategia "mucho más global, que incluya políticas para paliar la desigualdad y también una política energética que nos haga menos dependientes del petróleo y el gas".

"El manifiesto, al final, refleja muy bien el sentido común que se debe tener en este momento", sostiene por su parte el dramaturgo Andrés Lima, uno de los primeros firmantes del documento No en nuestro nombre. Lima pide un referéndum "antes de entrar en cualquier guerra", y denosta la opción de intervenir militarmente en Siria "de una forma tan brutal". "Bombardeando no se acaba el conflicto", remacha el artista.

Las propuestas de la izquierda para derrotar al Estado Islámico

Las propuestas de la izquierda para derrotar al Estado Islámico

Más sobre este tema
stats