PORTADA DE MAÑANA
Ver
La izquierda aplaude la respuesta a los ultras franceses, pero se distancia de la idea del Frente Popular

Las cuentas del PP

El nuevo abogado de Bárcenas evita pedir que se aplace su declaración

Javier Gómez de Liaño, designado el jueves por Luis Bárcenas como su nuevo abogado, evitó ayer solicitar al juez Pablo Ruz que aplace la declaración fijada para el lunes y en la que el magistrado pedirá al extesorero del PP que ratifique o desmienta las declaraciones que le atribuye el diario El Mundo. Fuentes de la Audiencia Nacional confirmaron ayer que, a diferencia de otros dos imputados que también debían comparecer la próxima semana, Liaño no ha presentado ningún escrito en favor de posponer la cita, que marcará un punto de inflexión en el caso.

Que la declaración se mantenga para el lunes no implica necesariamente que Bárcenas hable. El exdirigente conservador puede acogerse en el último momento a su derecho a no declarar o a contestar solo ciertas preguntas o únicamente aquellas que formulen determinadas partes, como, por ejemplo, el juez y el fiscal pero no las acusaciones populares.

La opción del silencio, un derecho que asiste a todos los imputados, está ahí. Y Bárcenas puede decantarse por callar en lugar de validar o negar las graves acusaciones de financiación ilegal, pago de sobresueldos a Rajoy y otros ministros y comisiones empresariales a cambio de contratos. Pero si obrase de ese modo estaría no solo desairando a Pedro J. Ramírez, director del diario El Mundo y autor del artículo donde atribuía a Bárcenas las acusaciones antes enumeradas. Si guardase silencio el lunes, el extesorero del PP abonaría la sospecha de que aún espera que su partido, en el que voluntariamente pidió la suspensión de militancia el 8 de abril de 2010 le ayude a librarse de la prisión provisional sin fianza que cumple desde el 27 de junio.

En el supuesto de que Bárcenas ratifique todo lo publicado por El Mundo en los términos usados por Pedro J. Ramírez, su alejamiento de la dirección nacional del PP habrá llegado a un punto de más que difícil retorno.

Que desmienta al periodista se perfila como la opción más remota, máxime porque buena parte de la información que, con Bárcenas citado expresamente como fuente directa, vio la luz el pasado domingo ya circulaba por distintos sectores.

Ayer, Gómez de Liaño subrayó que no va a hacer "maniobras al margen del Derecho" y se declaró confiado en que su cliente muestre disciplina. “Ha entendido perfectamente –dijo en relación a Bárcenas– que sobre el proceso quien mando soy yo”

"Mi entendimiento del proceso y de la Justicia no admite maniobras al margen del Derecho", y "si yo he asumido su defensa es porque él ha asumido el compromiso", afirmó en declaraciones en Antena 3 recogidas por Europa Press.

Qué significa exactamente “maniobras al margen del derecho” es aún una incógnita, aunque la formulación parece sugerir un compromiso por parte de Bárcenas de no dar nueva información a los periodistas. Si ese compromiso alcanza también a su entorno se verá con rapidez.

Más sobre este tema
stats