Frente Polisario

Una ONG saharahui pide una comisión de investigación sobre la acogida del líder del Polisario y el papel del Gobierno

El líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali.

infoLibre

La Asociación Saharahui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH), promotora del proceso judicial en España contra el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, ha remitido sendas cartas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la presidenta de la Comisión de Justicia del Congreso, Isaura Leal, para denunciar la forma en que éste ha sido acogido y pedir que se instaure una comisión de investigación al respecto, según informa Europa Press.

En su misiva a Sánchez, al que se dirigen en calidad de presidente del Gobierno y de líder del PSOE, resaltan que "uno de los principales imputados por la Audiencia Nacional por delitos de lesa humanidad" se encuentra en España, tal y como ha confirmado el Gobierno. Ghali "es posible que haya entrado en territorio español con una identidad diferente en un nuevo intento de eludir a la justicia", ha denunciado la organización, recordando que no compareció cuando fue citado en noviembre de 2016 por la Audiencia Nacional. "Para nosotros la gravedad del asunto es el intento de eludir la acción judicial mediante el delito de la usurpación de identidad", ha incidido la asociación que confía en que Sánchez "tome las iniciativas precisas para esclarecer los graves hechos" denunciados.

El Gobierno ha reconocido que Ghali, que también es presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), llegó a España por "razones estrictamente humanitarias" y se encuentra ingresado en un hospital de Logroño desde hace tres semanas para recibir tratamiento contra el covid-19. Según se ha venido denunciando, aunque no se ha confirmado oficialmente, habría entrado usando un pasaporte argelino con identidad falsa.

En su segunda misiva, dirigida a la presidenta de la Comisión de Justicia y firmada como la primera por el presidente de ASADEH, Ramdan Mesaud Larbi, la asociación subraya que la Policía Nacional ya ha certificado que la persona hospitalizada en Logroño es Ghali, "imputado por crímenes de lesa humanidad como, violación, asesinato, desapariciones forzosas, torturas y secuestro".

Posible delito de prevaricación 

Tras incidir en que el líder del Polisario habría entrado "con una identidad falsa y con el aval, garantías y protección del Gobierno de España", sostiene que "estos hechos pueden representar un delito de prevaricación al ser una posible extralimitación en las funciones del Gobierno, y un atentado contra la independencia del poder judicial". Por ello, la asociación, que representa a "víctimas saharauis de origen español o nacidas bajo bandera española", solicita "la creación de una comisión de investigación para depurar las responsabilidades y llegar a la verdad". En este sentido, se pregunta si el Gobierno estaba al corriente "de que el imputado Brahim Ghali, estaba accediendo al país con una identidad falsa", lo cual supondría en opinión de ASADEH "un delito de usurpación de identidad", y qué "garantías personales" se le dieron teniendo en cuenta sus antecedentes de eludir a la justicia.

Tras conocerse la presencia de Ghali en España, ASADEH solicitó su detención en virtud de una causa pendiente por delitos cometidos presuntamente contra la población saharaui disidente refugiada en los campamentos de Tinduf (Argelia). Después de comprobar su identidad, el magistrado del Juzgado Central de Instrucción número 5, Santiago Pedraz, ha citado al líder del Polisario para tomarle declaración el próximo 1 de junio siempre y cuando no empeore su estado de salud.

Ghali también está señalado en otra querella presentada por Fabel Breica, que denuncia que en abril de 2019, a su llegada a los campamentos de Tinduf, fue sometido a amenazas por parte de agentes del Frente Polisario para que abandonara el lugar y fue acusado de traidor.

EL partido del primer ministro marroquí tilda de "pura provocación" la presencia del líder del Polisario en España

La formación política Partido Justicia y Desarrollo (PJD), el partido del primer ministro marroquí, Saadeddine Othmani, ha criticado este lunes la recepción del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en España, un acto que ha considerado como "inaceptable" y "pura provocación". A través de un comunicado emitido tras una reunión que llevan a cabo todos los meses para examinar acontecimientos políticos nacionales e internacionales, recogido por la agencia de noticias MAP, el partido señala que es una acción "en contradicción con las sólidas relaciones bilaterales".

En este contexto, ha instado al Gobierno español a que defina "claramente su posición sobre esta flagrante violación y que emprenda de inmediato todo lo que sea probable para remediar esta violación", una actitud frente a la que ha demostrado su "enérgica condena". En el escrito, la secretaría general de la formación política ha recordado que Ghali "es objeto de graves acusaciones vinculadas a violaciones de los Derechos Humanos, crímenes de lesa humanidad y flagrantes violaciones de los derechos de los secuestrados en los campamentos de Tinduf".

Thank you for watching

Esta condena se suma al rechazo generalizado que ha producido en Marruecos la presencia de Ghali en España, precisamente este domingo el partido Istiqlal se dirigía en una misiva al secretario general del Partido Popular español, Pablo Casado, para protestar por esta acción.

Además, en su comunicado el PJD también ha condenado "enérgicamente las violaciones contra la Mezquita Al Aqsa y la insistencia en ingresar a sus explanadas y violar su sacralidad" en Jerusalén, así como "las violaciones en todas las demás áreas de la ciudad santa", mientras ha renovado su apoyo "al pueblo palestino en su continua lucha por su independencia y por la liberación de sus tierras".

La llegada del líder del Polisario a España suscitó malestar desde el primer momento en Rabat. Desde Marruecos han acusado a España de omitir de manera premeditada la acogida de Ghali en lo que han descrito como una decisión contraria a la relación de "buena vecindad" entre ambos países y de la que el reino alauí "extraerá sus consecuencias". Sin embargo, la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha asegurado que se han dado "las explicaciones oportunas sobre las circunstancias que nos llevaron a acoger por razones estrictamente humanitarias" a Ghali y ha insistido en las buenas relaciones existentes entre los dos países. Uno de los aspectos que más parece haber molestado a Marruecos es el hecho de que Ghali tiene causas pendientes ante la justicia española y no se ha procedido a su arresto.

Niños saharauis envían una carta a Biden en la que piden que dé marcha atrás en el reconocimiento del Sáhara como marroquí

Niños saharauis envían una carta a Biden en la que piden que dé marcha atrás en el reconocimiento del Sáhara como marroquí

Más sobre este tema
stats