Crisis del coronavirus

El PP abre la guerra de la vacuna contra el Gobierno pese a que la estrategia fue acordada con la UE y las autonomías

El líder del PP visita a un centro logístico en Barcelona.

"[En Madrid] Nos hubiese gustado recibir muchas [vacunas] más". "La Comunidad de Madrid inicia un operativo sanitario sin precedentes que estará sujeto a la distribución suficiente". Emplazamientos a "seguir presionando" a la Unión Europea para conseguir más dosis. Y llamamientos a una "gestión eficaz" de la vacuna por parte del Gobierno sin mezclarlo con la "propaganda". En las últimas horas, destacados dirigentes del Partido Popular, sobre todo radicados en la Comunidad de Madrid, y su propio presidente, Pablo Casado, han añadido un nuevo foco de críticas al Ejecutivo, el de la llegada de la vacuna del covid-19 a España. Lo inauguró el jefe de los conservadores el mismo domingo, pocas horas después de que la campaña de vacunación arrancase en la residencia Los Olmos de Guadalajara con Araceli, de 96 años, una de sus residentes como protagonista. Casado escribió en su perfil de Twitter que el inicio de la vacunación era una "gran noticia", que la "UE coordina su adquisición", las comunidades la administran y "el Gobierno debe garantizar su distribución equitativa sin propaganda para no atribuirse un éxito que su nefasta gestión no merece". Este lunes, 24 horas después, seguía hablando de "propaganda" y daba las gracias a la "eficaz gestión de la presidenta de la UE", a los científicos, investigadores y a la colaboración "público privada" por haber logrado en "tiempo récord" la vacuna. Y volvía a pedir una gestión "eficaz" de las dosis.

También de "propaganda" y "falta de transparencia" acusaba el Gobierno central el portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida en una en una entrevista concedida a Radio Nacional de España.

Por mucho que los conservadores se esfuercen en intentar separar a la Unión Europea y a las comunidades autónomas –ellos gobiernan en la Comunidad de Madrid, Andalucía, Castilla y León y en la Región de Murcia– de la gestión del Gobierno central, en este punto concreto de la gestión de la pandemia, el de las vacunas, todas estas instituciones integran un engranaje. A saber: a España le llegan unas dosis determinadas acordadas en el seno de la Comisión Europea porque estamos hablando de un acuerdo formal de compra a Pfizer-BioNTech y, a su vez, los criterios de reparto han salido del Consejo Interterritorial de Salud, en el que está presente el Gobierno central a través del Ministerio de Sanidad y todas las comunidades autónomas.

Este lunes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, intentó no engordar la polémica de las acusaciones de falta de equidad en el reparto de la primera tanda de vacunas. Optó por poner el foco en que todo lo que está ocurriendo estos días parte del trabajo con todas las comunidades autónomas y por señalar que este tipo de acusaciones se contesta por sí mismas. "Me enfrento al día a día del virus. Ahí concentro mis energías. Quien quiera hacer disputa, allá él", diría en respuesta a las críticas en una entrevista concedida al espacio Al Rojo Vivo de laSexta

Se pacta "todo" en la Interterritorial

Fuentes del Ejecutivo van todavía más allá y aseguran que "todo" se pacta en la Interterritorial y que se ha venido trabajando en un grupo específico sobre vacunación con las propias comunidades.

Ya por la tarde, en la rueda de prensa ofrecida tras el Consejo Interterritorial que se celebró a las 16.30 horas, Illa respondió que los "criterios de reparto de dosis son equitativos" y en base a datos que figuran en "fuentes oficiales" en función de la "población diana de la primera etapa", que son residentes en los centros de mayores y el personal que trabajan en ellos, colectivos que peor lo pasaron en la primera fase de la pandemia.

Illa añadió que el porcentaje de dosis repartidas es prácticamente similar al porcentaje de población de las comunidades autónomas respecto al total. "Y vamos a seguir haciéndolo así", advirtió sobre los criterios de reparto.

Todo había arrancado el 24 de noviembre cuando el Ministerio de Sanidad informaba de que el Consejo de Ministros había autorizado la adquisición de más de 20 millones de vacunas desarrolladas por Pfizer-BioNTech. Con esta decisión, Sanidad concretaba para España los términos del acuerdo formal de compra entre la Comisión Europea, en representación de los estados miembros, y esta empresa. El cirado acuerdo había sido suscrito semanas antes, el 11 de noviembre.

La compra inicial por parte de la Comisión es de 200 millones de dosis y el reparto de las mismas, informó Sanidad, se iba a hacer de "manera equitativa" entre los países acorde a su población. A España le corresponden 20.873.941 dosis. Teniendo en cuenta que esta vacuna requiere dos dosis para la inmunización, el número de personas a las que se pretende inmunizar es de 10.436.970

El miércoles pasado, tras otra reunión de la Interterritorial, Illa avanzó que en las próximas 12 semanas se recibirán más de cuatro millones de dosis, lo que permitirá inmunizar a 2.295.638 personas. Semanalmente se recibirán 350.000 dosis

En el caso concreto de la Comunidad de Madrid, la más crítica con el reparto de las dosis, este domingo recibió 1.200 dosis y la idea es que cada lunes reciba unas 50.000. "Esperemos que cuando se aprueben más vacunas y las que estén tengan mayor capacidad podremos llegar a más gente. Tenemos medios para llegar a muchas más persona pero nos hacen falta vacunas", señaló este viernes el Consejero de Justicia madrileño, Enrique López, en una entrevista concedida a Onda Madrid.

Darias pide "generar confianza y certidumbre"

En la misma rueda de prensa en la que compareció Illa este lunes estaba también presente la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias. Sin apuntar directamente a nadie, la ministra mantuvo que "todos tenemos la responsabilidad de generar confianza y certidumbre". 

Horas antes, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, afeó al PP que cuestione la estrategia de vacunación del Gobierno, y le ha acusó de estar en la "destrucción del ánimo de los sentimientos positivos que hay que tener ahora" con el inicio de este proceso.

Calvo lamentó que mientras el PP se comporta de forma "tan radical", los gobiernos autonómicos que lidera se sientan de forma habitual con el Ministerio de Sanidad y el resto de comunidades y alcanzan "acuerdos mayoritarios y sólidos". "Parece que hubiera dos líneas en el PP", aseguró en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, en la que sostuvo que "cuesta mucho trabajo reconocer al PP, que fue un partido de tanta importancia institucional". Este lunes, en el Consejo Interterritorial de Salud se habló de las vacunas. También en el que se celebró el pasado miércoles y en el que el ministro insistió a los consejeros autonómicos en que el reparto iba a ser "equitativo".

Para la videpresidenta, la formación de Pablo Casado "no está en la oposición, está en la destrucción". "Cuesta mucho trabajo identificar a este PP tan radical y tan extremo", señaló.

Ayuso fracasa en el intento de suministrar la primera dosis de la vacuna en las residencias en la primera quincena: sólo la ha recibido el 43% de residentes

Ayuso fracasa en el intento de suministrar la primera dosis de la vacuna en las residencias en la primera quincena: sólo la ha recibido el 43% de residentes

Más sobre este tema
stats