La estrategia del PP

El PP culpa al Mundial y a Moncloa de que sus críticas al Gobierno estén teniendo menos eco del que preveían

Alberto Núñez Feijóo en un mitin en Albacete.

El PP achaca a maniobras de la Moncloa que su ofensiva contra el Gobierno esté teniendo escaso eco social y mediático. El líder del partido, Alberto Núñez Feijóo, acusó al Ejecutivo de haber maniobrado de común acuerdo con la Mesa del Congreso para que el último debate sobre la reforma del delito de sedición coincidiese con la jornada en la que la selección masculina de fútbol de España jugaba un partido con la de Japón en el Mundial que se está celebrando en Catar. 

“Mientras la selección española lucha para conseguir el primer puesto en la clasificación, el señor Sánchez lucha por derogar una ley que estamos defendiendo todos los españoles de buena fe”, aseguró Feijóo el jueves en un mitin del PP en Albacete. “Hoy el PSOE, ahora, está derogando el delito de sedición en el Congreso. Ahora mismo. Ahora la oposición está defendiendo España y los partidos que apoyan a Sánchez están derogando el Código Penal de Felipe González. El mismo día que juega España contra Japón. Esto recuerda a otras épocas en las que había mucho fútbol para que no se hablase de política”, acusó.

El lamento en las filas conservadora se hizo patente con tuits de las juventudes del partido, Nuevas Generaciones, quejándose de que el partido opacase la votación en el Congreso: “Mientras tú ves España-Japón, ellos eliminan la sedición”, publicaron en la red social.

En idéntico sentido opinó este viernes el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto. “La supresión del delito de sedición es un hecho grave. En el fondo y en las formas. La primera votación fue de madrugada. La segunda con el partido de España-Japón. No me extrañaría que la votación en el Senado se hiciese el 22 de diciembre, día de la Lotería. Capaces son…”

La víspera Feijóo también aseguró que la Mesa del Congreso había programado, deliberadamente, que la primera votación sobre la sedición tuviese lugar de madrugada con el fin de ocultarla a la prensa, dando así a entender que no había sido reflejada como les gustaría por los medios de comunicación.

El PP lleva dos semanas describiendo la situación de España como “límite”. Sus denuncias hablan de un país que se va a fracturar, porque Cataluña podrá independizarse, de un Gobierno que ha “tomado” el Constitucional y de una situación económica catastrófica. En Génova observan con preocupación cómo ese discurso no está consiguiendo calar ni en la sociedad ni en la mayoría der los medios de comunicación a pesar de la serie de mítines que han organizado en las comunidades gobernadas por el PSOE. 

Fuentes del partido consultadas por infoLibre reconocen de que la acumulación de asuntos que afectan al Gobierno no suman sino que se tapan los unos a los otros: el Constitucional, la ley del sólo sí es sí o la actuación del ministro del Interior en relación con la tragedia de Melilla.

La precipitación hizo que diputados y senadores se manifestasen el jueves delante del Congreso contra la ministra Irene Montero, sacando ellos mismos del foco la votación sobre la sedición que iba a tener lugar dentro de la Cámara. Alberto Núñez Feijóo ni siquiera acudió.

Un buen indicador del escaso eco que está consiguiendo el PP son las estadísticas de noticias más vistas en algunos medios. Hay que bajar al puesto 31º en El País para encontrar una que dé cuenta de las críticas del PP y a la posición 20º en el caso de El Mundo.

España “al borde del precipicio”: Feijóo, a rebufo de las hipérboles de Ayuso (y al margen de la realidad)

España “al borde del precipicio”: Feijóo, a rebufo de las hipérboles de Ayuso (y al margen de la realidad)

Más sobre este tema
stats