Impuestos

El presidente extremeño marca distancias y anuncia una bajada del IRPF

Monago

El presidente extremeño ha abierto un nuevo frente en el PP al anunciar una rebaja del tramo autonómico del IRPF. José Antonio Monago adopta esta iniciativa en medio de las negativas del Gobierno central a bajar los impuestos y en plena pelea de los barones conservadores a cuenta de la financiación autonómica. No pasa por alto que es el presidente autonómico del PP que más claramente se ha manifestado en contra del denominado 'déficit a la carta'.

La nueva tormenta en el PP estallaba a primera hora de la tarde de este martes en el debate sobre el estado de la región que tenía lugar en el Parlamento extremeño. Durante su intervención, Monago anunció la bajada del tramo autonómico del impuesto, una iniciativa que, según cálculos del Ejecutivo regional beneficiará al 90% de los ciudadanos extremeños. Según dijo, afectará a todos los contribuyentes de la comunidad autónoma con rentas inferiores a 24.000 euros "que son la mayoría de los extremeños", insistió. La rebaja se realizará a través de una modificación de la escala autonómica del IRPF, según informa Europa Press. A través de esta medida, se devolverá a los extremeños casi 10 millones de euros "para que sean los extremeños los que decidan realmente qué quieren hacer con su dinero", consideró el dirigente conservador. 

Pese a lo polémico de la medida y la forma en la que fue vendida, se trata de un asunto más bien simbólico. No en vano, la rebaja supone una media de 23 euros.

A la hora de justificar su iniciativa, Monago sostuvo que "tras una gestión seria y rigurosa" su Ejecutivo va "a ser el primer gobierno que tras cinco años de subidas de impuestos a los ciudadanos, va a bajar los impuestos en España". Un dardo contra el Gobierno de España, del PP, el partido del presidente extremeño, y contra el resto de presidentes de comunidades autónomas, en su mayoría en manos de barones conservadores. El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha insistido en repetidas ocasiones en que su intención nunca fue subir impuestos, pero que la delicada situación en la que se encontró España lo hizo obligatorio, en que no quiere subirlos más y en que quiere bajarlos. Pero no ahora. Su Gobierno se ha comprometido a rebajar el IRPF en 2015, año de elecciones.

La primera reacción llegó del Grupo Parlamentario Popular a través de su portavoz, Alfonso Alonso, que apoyó la iniciativa siempre y cuando Extremadura tenga margen para hacerlo al controlar el déficit público en su comunidad autónoma. "Me parece bien si no tiene déficit", insistió en declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados.

Madrid saca pecho

Con mayor grado de enfado acogieron la medida en la Comunidad de Madrid. En declaraciones a Europa Press, fuentes del Gobierno de Ignacio González indicaron que es la capital la que financia los servicios esenciales que permite al Gobierno de Extremadura anunciar una bajada del Impuesto sobre la Renta a las Personas Físicas.

Las mismas fuentes recalcaron que Madrid fue la primera región en rebajar un punto el tramo autonómico del IRPF en 2006, una decisión que ha llevado a que los contribuyentes madrileños se hayan ahorrado 360 millones de euros en su declaración de este año gracias al conjunto de deducciones aplicadas, siempre según cálculos del equipo de Ignacio González.

Monago baja el IRPF a los extremeños que ganan hasta 24.000 euros anuales

Monago baja el IRPF a los extremeños que ganan hasta 24.000 euros anuales

Más sobre este tema
stats