La nueva legislatura

PSOE y Ciudadanos amenazan con ir al Constitucional si el Gobierno no se somete al control del Congreso

PSOE y Ciudadanos amenazan con ir al Constitucional si el Gobierno no se somete al control del Congreso

Ibon Uría

El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, no asistió este jueves a la comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, que le había citado para que informase sobre la reunión de los ministros de la OTAN que se celebró los pasados 10 y 11 de febrero en Bruselas. En ese encuentro se acordaron los detalles de la nueva operación naval que se desarrollará en el Egeo, que implica el envío de buques de guerra a la zona y que, sobre el papel, busca "disuadir" a las mafias que trafican con personas refugiadas.

La ausencia de Morenés ya había sido avanzada por la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes, que comunicó a la Cámara baja un día antes que el Gobierno en funciones no "puede ni debe" someterse al control parlamentario. El Ejecutivo sostiene que "jamás ha comparecido en funciones un Gobierno" y que romper esa norma sería una "anomalía". Sin embargo todos los grupos salvo el PP consideraron inaceptable el gesto del ministro y barajan ya diversas acciones para obligar al Ejecutivo a someterse al control de la Cámara.

El PSOE y Ciudadanos son quienes más lejos llegan en sus planteamientos. Los socialistas amenazan con promover que la Cámara recurra ante el Tribunal Constitucional la posición del Ejecutivo y el partido naranja asegura que "hay que ir" a los tribunales. Además, se muestran favorables a una reprobación de los ministros que hagan caso omiso de las citaciones del Congreso. Podemos y los grupos catalanes –ERC y DiL–, en cambio, consideran que este asunto no debería judicializarse. El PNV, por último, plantea obligar por ley al Gobierno a someterse al control parlamentario.

Mientras tanto, el presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López, se reunirá este viernes con el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, para intentar buscar una solución. López cuestionó este jueves la decisión del Ejecutivo y subrayó que intentará "convencer" a Ayllón porque no quiere que "se abran guerras" entre instituciones. "La posición del Gobierno tiene que estar sometida a control no por capricho del presidente, sino porque es el criterio de la inmensa mayoría de grupos", agregó.

Acudir a los tribunales

Para el diputado y portavoz socialista en la Comisión de Defensa, Germán Rodríguez, "la imagen de la silla vacía" del ministro es un símbolo del Gobierno del PP, "que no ha respetado al Parlamento". "Es un día triste para la democracia y es un Gobierno en rebeldía, que falta al respeto a la institución, a los ciudadanos y a la función de control constitucional" que tiene la Cámara baja, afirma en conversación con infoLibre. A su juicio los conservadores incumplen con su actitud de escapar al control del Parlamento el artículo 66 de la Constitución, que establece que "las Cortes Generales controlan la acción del Gobierno".

Fuentes socialistas argumentan que un informe de los letrados del Congreso establece que "en la medida en que el Gobierno en funciones conserva ciertas competencias" pueden admitirse "iniciativas de control e información" referidas precisamente a esas capacidad que conserva. En el PSOE insisten en que las peticiones de comparecencia "se han medido mucho" y por eso se califica de "hecho gravísimo" que el ministro Morenés no acudiera a la Cámara. "No puede haber un Gobierno descontrolado, no ocurre en ninguna democracia del mundo", insiste el diputado Rodríguez.

El PSOE advierte de que seguirá pidiendo la comparecencia de ministro del Gobierno. Y señala que, si continúa la negativa de los miembros del Ejecutivo a ser controlados por el parlamento, "la única vía" para hacerlo es acudir al Tribunal Constitucional. Según fuentes socialistas se estudia "plantear al tribunal un conflicto de atribuciones" entre órganos constitucionales. Esa misma posición es la de Ciudadanos, que afirma que "hay que acudir" al Constitucional" y que también está a favor de "reprobar a los ministros, probablemente de acuerdo con otros grupos parlamentarios", señalan a este diario fuentes del partido naranja.

Miguel Gutiérrez, portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, explica que "un Gobierno en funciones no puede estar sometido a un control menor" que un Ejecutivo en pleno ejercicio de sus facultades. Gutiérrez considera que la no comparecencia de Morenés es un "hecho lamentable" y se muestra favorable incluso de "denuncias concretas de actores concretos que están incumpliendo sus derechos y obligaciones", si bien no precisa estas posibles actuaciones. Fuentes del partido afirman en ese sentido que se estudiará una posible demanda al ministro de Defensa.

No judicializar la política

Podemos y los grupos catalanes, en cambio, preferirían que la cuestión no acabara en los tribunales. La portavoz del partido morado en la Comisión de Defensa, Tania Sánchez, explica a infoLibre que en la formación son "poco partidarios de judicializar elementos de la vida política" y considera que, "desde un punto de vista jurídico, se puede hacer un informe para defender un punto de vista y el contrario". En este sentido ve poco efectiva la vía de acudir al Tribunal Constitucional, porque "normalmente –explica– el tribunal dice que la norma tiene un margen para distintas interpretaciones" y, por tanto, no resuelve el enfrentameinto político.

Sánchez, no obstante, asegura que la petición de comparecencia del ministro tenía "todo el sentido" y que es "imposible" que se haya negado a acudir a la Cámara, y recuerda que "en la Comisión de Defensa todos los grupos –salvo el PP– se han mostrado de acuerdo en una efectuar reprobación política" del titular de Defensa. Fuentes de la formación morada reiteran que "no puede ser que un Gobierno parlamentario no esté controlado por el Parlamento", pero consideran que "se trata de un problema eminentemente político" que "no debe alejarse del Parlamento".

Joan Olóriz, diputado de ERC adscrito a la Comisión de Defensa, sostiene que "un Gobierno en funciones sigue siendo un Gobierno" y acusa al PP de actuar con "arbitrariedad". "El PP está en el ordeno y mando", añade. Olóriz es partidario de "una reprobación" al ministro pero no de promover que el Congreso acuda al Constitucional. Primero, porque "los tribunales no son tan rápidos" y probablemente no habría resolución a tiempos para forzar al Ejecutivo a ir a la Cámara. Segundo, "porque la palabra tribunal sobre cuestiones políticas –dice el diputado– me recuerda a actuaciones del PP que han crispado innecesariamente".

Esa misma es la opinión de Miriam Nogueras, diputada de Democràcia i Llibertat en la Comisión de Defensa: "Es incomprensible, es una falta de respeto vergonzosa", dice a este diario sobre la ausencia del ministro Morenés. Nogueras apuesta por "pedir la reprobación o incluso la dimisión del ministro, sería lógico", comenta, pero no por ir al Constitucional. "El Tribunal Constitucional está muy politizado, hay jueces que han entrado con el carné del PP. Así que yendo al Constitucional no vas a solucionar nada, el tribunal no tiene ninguna credibilidad", sentencia.

La tercera vía del PNV

El grupo vasco (PNV), finalmente, plantea una última opción: cambiar la Ley 50/1997 del Gobierno para especificar que el Ejecutivo, cuando está en funciones, también está obligado a comparecer en el Congreso para ser controlado. Iñigo Barandiaran, portavoz de los nacionalistas en la Comisión de Defensa, explica a este diario que su grupo plantea una "proposición de ley para modificar el artículo 26.2" de la citada norma, que es al que "se agarra el PP para argumentar que no tiene por qué venir a la Cámara a dar explicaciones".

En su redacción actual, ese artículo dice que "todos los actos y omisiones del Gobierno están sometidos al control político de las Cortes Generales". Con la propuesta del PNV, se añadiría que esa obligación rige "también cuando [el Ejecutivo] está en funciones". "Así –zanja Barandiaran– no habría lugar a ninguna otra interpretación". El diputado vasco afirma que el Gobierno "tiene que responder a la Cámara cuando le pide explicaciones", independientemente de que esté o no en funciones, y considera también probable que los nacionalistas vascos apoyen la reprobación del ministro. 

Rajoy niega al Parlamento el control del Gobierno y lo traslada a los tribunales

Rajoy niega al Parlamento el control del Gobierno y lo traslada a los tribunales

Más sobre este tema
stats