La portada de mañana
Ver
Los torturadores franquistas siguen luciendo medallas dos años después del anuncio de su retirada

FRENTE A LA CRISPACIÓN, LOS DATOS

El PSOE y la militancia piden a Sánchez que no dimita: "Presidente, merece la pena que ganen los buenos"

Simpatizantes del PSOE se concentran en los alrededores de la sede socialista de Ferraz para mostrar su apoyo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Un Comité Federal histórico, sin el líder. Y todo el PSOE se conjuró este sábado para convencer a Pedro Sánchez de que aguante en La Moncloa. Un mensaje que lanzó con toda su energía la vicepresidenta primera, María Jesús Montero, quien puso voz a los miles de militantes socialistas: "Presidente, merece la pena que ganen los buenos".

El PSOE cerró filas de esta manera con su secretario general y buscó evidenciarlo con una demostración de fuerza sin precedentes durante estas horas. Miles de simpatizantes se agolparon desde primera hora en las puertas de la sede socialista para mostrar su apoyo y seguir en directo la reunión del máximo órgano entre congreso. Sánchez sigue encerrado en el Palacio de La Moncloa meditando su futuro. Por eso, Montero, que es la número dos de partido, fue la encargada de arrancar la reunión del Comité, el primero que será retransmitido de manera abierta e íntegra en la historia del partido.

"Quédate", fue el mensaje principal que trasladó la vicepresidenta primera, que quiso trasladar el cariño de todo el partido: "Estamos contigo, adelante, adelante". "Tenemos que avanzar, seguir empujando este país, España no puede retroceder", clamó Montero, quien puso también letra de Joaquín Sabina al sentimiento que inunda al partido: "Que ser valiente no salga tan caro, que la verdad no tenga complejos, que las mentiras parezcan mentiras y que el corazón no pase de moda".

Todos en pie: "Begoña, compañera, estamos contigo"

"Basta de violencia verbal", subrayó Montero, que quiso mandar otro mensaje directo a la esposa del presidente: "Begoña, compañera, estamos contigo". "Por ti, junto a ti, basta ya de acoso", dijo entre los aplausos de los cerca de 300 dirigentes reunidos, que se pusieron en pie. Para añadir: "Ahora sabemos que la guerra sucia contra Sánchez y su entorno empezó hace diez años", añadió.

Montero de esta manera reflejó el sentimiento de un partido sumido en la total incertidumbre. La calle Ferraz está llena de militantes y simpatizantes que corean desde primera hora frases como "Fascismo no, democracia sí", "Pedro, quédate", "Presidente valiente, presidente de la gente" e "Ista, ista, España es socialista". 

La emoción desborda la sede del PSOE desde primera hora, algo que se evidenció en la reunión en los rostros y los ojos al borde del llanto como en el caso de Pilar Alegría, Félix Bolaños, Iratxe García y Montse Mínguez. Con llamadas continuas a la permanencia de Sánchez en la boca de Eneko Andueza, Salvador Illa, Teresa Ribera, Óscar Puente y Sántos Cerdán. El ministro de Transportes llamó a todos a "empujar" para que el jefe del Ejecutivo vuelva el lunes a ponerse en primera línea y le recordó la historia de su abuelo Antonio, quien estuvo encarcelado durante el franquismo y al que le daban una paliza diaria. Y la voz se le quebró también a la presidenta de Navarra, María Chivite, al recordar como durante estos días tiran huevos y hacen pintadas en la casa de su madre. "Van a lo personal, va a hacer muchísimo daño", sostuvo.

Apoyo multitudinario en la calle

El PSOE exhibe un apoyo total a Sánchez y espera que la reacción social le convenza de que se quede

El PSOE exhibe un apoyo total a Sánchez y espera que la reacción social le convenza de que se quede

El Comité Federal, máximo órgano entre congresos, terminó sobre las 12.15 de la tarde cuando Santos Cerdán intervino y animó a todos los presentes a salir a la calle para fundirse con los militantes. Hasta allí bajaron los principales líderes del partido y del Gobierno, quienes saludaron, se abrazon y corearon canciones con los concentrados. Puño en alto con La Internacional a todo volumen y con el punto más álgido con el Quédate de Quevedo. También este intento de animarse corearon el remix de "Pedro, Pedro", de Rafaella Carrá.

Una jornada en la que se escuchó también mucho el discurso de Salvador Illa, que decidió acudir a Madrid a pesar de estar en plena campaña catalana. Y le quiso mandar también un mensaje directo al presidente: "Nada me hará más ilusión, Pedro, que contar con tu presencia, lo antes que sea posible". Muchos aplausos también tuvo Teresa Ribera, proclamada oficiosamente candidata a las europeas, que dio la vuelta a las críticas históricas de la derecha contra su partido: "Somos pedigüeños, bambis y perros, pero no ilegítimos".

Hasta quiso intervenir el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, una figura siempre enfrentada a Sánchez en el partido. Subió al estrado para mostrar su comprensión con el "dolor" del presidente: "Cuentas con todo nuestro apoyo y el mío, particularmente del mío. "No se puede consentir", lamentó sobre la actitud de la derecha. Todo con la sensación de incertidumbre total y cruzando los dedos para que el presidente se quede.

Más sobre este tema
stats