Educación

Rajoy anuncia la suspensión de las reválidas de ESO y Bachillerato

Manifestación este jueves en Murcia contra las reválidas y los recortes.

Mariano Rajoy anunció este jueves en la segunda sesión de su debate de investidura que el carácter académico de las pruebas externas de ESO y Bachillerato queda en suspenso hasta que se pueda acordar un nuevo pacto educativo entre las diferentes fuerzas políticas. Es decir, las polémicas reválidas se harán, pero no serán necesarias para obtener el título y poder seguir estudiando. La de Bachillerato será, por tanto, muy similar a la actual selectividad porque no servirá para titularse, pero sí para acceder a la Universidad.

El calendario fijado por el Ministerio de Educación [consultar en PDF, aquí] prevé que en junio de 2017 más de medio millón de alumnos realicen por primera vez tanto la evaluación final de ESO como la evaluación final de Bachillerato, que es la que estaba pensada para sustituir a la selectividad. Este curso, al ser primero, ninguna de las dos tendría efectos académicos, es decir, no sería necesario superarlas para graduarse. Según este calendario sí estaba previsto que ocurriera así a partir del curso 2017/2018.

A partir de ese año, los alumnos que no aprobaran en 4º de ESO solo podrían matricularse en FP básica y los que no hicieran lo propio con la de 2º de Bachillerato no podrían ir a la Universidad. Si hubieran querido seguir estudiando se habrían tenido que conformar con la FP. Esto cambia con lo anunciado por Rajoy este jueves, pues las polémicas reválidas se harán, pero no serán necesarias para obtener el título y poder seguir estudiando hasta que haya un nuevo pacto educactivo. 

El PP incluyó el calendario de implantación de su reforma educativa en la propia ley orgánica, lo que gran parte de la comunidad eduactiva y la oposición se entendió como una  estrategia para evitar que fuera paralizada como ocurrió con la LOCE de Aznar. Eso, en principio, dificultaría también suspender este calendario.

Sin embargo, preguntado por infoLibre, un portavoz del Ministerio de Educación asegura que la suspensión de las reválidas anunciada este jueves por Rajoy se llevará a cabo a través de la aprobación "en los primeros días tras la formación de Gobierno" de un real decreto que suspenda el carácter académico de ambas pruebas. A continuación, se publicará una orden ministerial que regulará ambas pruebas para este curso. 

Hay que tener en cuenta que la prueba de Bachillerato sí tiene especial relevancia ya a partir de este curso, pues conformará el 40% de la nota final con la que cada estudiante intentará acceder a la Universidad. Como hasta ahora, el otro 60% procederá de la media del curso.

Huelga educativa 

Precisamente este miércoles estudiantes, familias de la escuela pública y docentes de algunas comunidades autónomas llamaron a la huelga para protestar contra estas evaluaciones externas. Por la tarde hubo manifestaciones multitudinarias en las principales ciudades españolas. 

Para Ceapa, la organización que representa a 12.000 asociaciones de familias de centros públicos, las reválidas son el paradigma de un modelo pedagógico "arcaico" y basado en una sucesión continua de exámenes que tiene como fin último "impedir a la mayor cantidad posible de alumnado que pueda ejercer el derecho a la educación". Un argumento similar exponen en el Sindicato de Estudiantes, donde defienden que estas reválidas "franquistas" establecen "un triple filtro con el que desechar a cientos de miles de jóvenes de entre 15 y 17 años".

Acuerdo para cambiar las reválidas por una prueba de acceso a la Universidad similar la Selectividad

Acuerdo para cambiar las reválidas por una prueba de acceso a la Universidad similar la Selectividad

Más sobre este tema
stats