balance de 2013

Rajoy hace balance de 2013 sin mencionar la palabra 'aborto' ni la corrupción en el PP

Mariano Rajoy, en la conferencia de prensa en la que hizo balance del año.

Durante muchos meses, el presidente del Gobierno vetó en sus comparecencias públicas las menciones a Luis Bárcenas, el extesorero que tantos quebraderos de cabeza ha dado al Partido Popular, la formación que lidera. Este viernes, la palabra “aborto” entró también en el grupo de los vocablos tabúes. Así se puso de manifiesto en la tradicional rueda de prensa de balance de fin de año que ofreció en el Palacio de la Moncloa. Una cita en la que, además, aprovechó para repasar sus dos años al frente del Gobierno.

Antes de someterse a las preguntas de los periodistas, el líder del Ejecutivo hizo una enumeración de las reformas puestas en marcha desde que llegó al Gobierno. Entre ellas, evitó mencionar la última y más polémica: la del aborto, presentada hace solo una semana en el Consejo de Ministros por el titular de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. Ni la mencionó en esta alocución previa ni mencionó esta palabra en las numerosas ocasiones en las que los informadores intentaron, sin éxito, conocer qué grado de cambios admite el texto original.

Igualmente, esquivó la única pregunta que se le planteó sobre el reciente registro judicial de 14 horas en la sede de su partido en busca de pruebas sobre la presunta contabilidad B del PP. Rajoy, al ser preguntado por el registro de la sede nacional ubicada en la madrileña calle de Génova, respondió que su partido "colaborará siempre con la Justicia". No pasa inadvertido que el auto del juez Pablo Ruz decía lo contrario. Sin dar más explicaciones, el presidente del Gobierno intentó sacar pecho del paquete de medidas anticorrupción que ha puesto en marcha, precisamente a raíz de este escándalo de corrupción. 

Según dijo, está dipuesto a hacer "todas las modificacioles legales que sean necesarias para impedir situaciones indeseadas". Recientemente, el Consejo de Ministros dio luz verde a un conjunto de textos legislativos enfocados a evitar nuevos casos Gürtel o Bárcenas. Entre otros asuntos, se prohíben la donaciones de empresas a los partidos, pero no a sus fundaciones.

ABORTO

Sobre el anteproyecto de reforma de la ley del aborto, Rajoy aseguró que es "equilibrada" y que "está en la línea de lo aprobado de 1985", una ley que no modificó el PP cuando llegó al Gobierno. Admitió "diferencias" en su partido al respecto, aunque añadió que también existen en "otras fuerzas políticas". "Es una ley que regula esta situación de manera equilibrada, está en la línea de la aprobada en el año 1985, que estuvo en vigor hasta el año 2009 y que luego, sin anunciarse en ningún programa electoral de nadie, fue modificada en el año 2010", explicó.

Dos son los ejes de la defensa que el presidente del Gobierno hizo sobre este texto legislativo. Uno: que iba en su programa electoral y que tienen que cumplirlo. Y dos: que se trata de volver a una ley, la de 1985, a la que nadie, ni siquiera su partido puso pegas. Hace una semana, desde Bruselas, Rajoy intentó dar carpetazo a las críticas de los socialistas asegurando que la iniciativa supone volver a la legislación aprobrada por Felipe González. Lo que el presidente obvió es que en el texto que dicen tener como base el supuesto por malformación era una realidad, a diferencia del texto elaborado por el equipo de Ruiz-Gallardón. 

Sobre las posiciones contrarias a la reforma expresadas por algunos representantes del PP, como la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que dice ser más partidaria de un sistema de plazos, Rajoy contestó que las diferencias no sólo están en el PP. "Este es un asunto que a veces produce que haya posiciones diferentes en mi partido y también en otras fuerzas políticas", añadió. También fue interpelado sobre las críticas sobre la reforma del Ejecutivo de Francia remitidas por carta a España: "Me quedo con la rectificación que hizo el Gobierno francés",dijo.

El presidente no quiso entrar en detalles sobre lo que podría ocurrir con el contenido de la reforma durante su tramitación parlamentaria: "No voy a adelantar acontecimientos [...] eso es cosa del Parlamento", dijo. No obstante, en claro apoyo a su ministro de Justicia, en horas bajas de popularidad por esta reforma, Rajoy subrayó que en esta materia, "el Gobierno ha tomado la decisión que ha querido".

Rajoy no quiso posicionarse respecto a si sus diputados gozarán de libertad de voto en el Congreso de los Diputados para posicionarse sobre la reforma de la ley del aborto en base a su conciencia y en base a su moral. A su juicio, ya había dicho todo lo que tenía que decir sobre esta materia.

Pese a las críticas internas, infoLibre publicó este viernes que el PP no teme una rebelión masiva de sus diputados en contra del texto que llegue al Congreso. Fuentes de la dirección del Grupo Parlamentario Popular mantienen que todos sus diputados y diputadas sabían que tipo de reforma iba a hacerse puesto que esta iba en el programa electoral. Este viernes, el portavoz del PP en la cámara baja, Alfonso Alonso, insistió en esta idea en una entrevista concedida a Onda Cero.

desafío soberanista de cataluña

Sobre la consulta soberanista anunciada por Artur Mas para 2014, el presidente reiteró su posición: "Esa consulta es contraria a la Constitución y no puede celebrarse". Rajoy insistió en que trabajará "sin descanso para defender un modelo de convivencia que nos ha dado a todos el mayor periodo de estabilidad social que ha tenido España". Más tarde añadió que "hay cosas" que no se le podían pedir, en referencia a la consulta, y Artur Mas "lo sabe", que es "quien decidió abrir un camino sabiendo cuál era mi respuesta".

Rajoy auguró que "2014 será un año mucho mejor, con más actividad y con más crecimiento de la economía, y el año que viene, cuando comparezca ante ustedes, habrá menos personas en paro y más personas cotizando en la seguridad social". Para el presidente, "2014 será el año de la recuperación económica". 2012 fue el de "los ajustes". Y 2013, el de las "reformas". "Hemos asistido a un claro cambio de la situación", insistió el jefe del Ejecutivo.

Subida de la luz

Rajoy anunció tras el Consejo de Ministros que el Gobierno ha fijado una subida de la tarifa de la luz del 2,3% para el primer trimestre de 2014. "Es un mecanismo transitorio aplicable solo en este primer trimestre y será sustituido en el segundo trimestre por un mecanismo definitivo", explicó el presidente en una conferencia de prensa desarrollada en la Moncloa en la que hizo balance del año.

Atribuyó el déficit eléctrico a los gobiernos de Zapatero, 26.000 millones de euros: "Dentro de los temas más complicados a los que nos hemos tenido que enfrentar está el del sector energético".

Sobre la consulta soberanista anunciada por Artur Mas para 2014, el presidente reiteró su posición: "Esa consulta es contraria a la Constitución y no puede celebrarse". Rajoy insistió en que trabajará "sin descanso para defender un modelo de convivencia que nos ha dado a todos el mayor periodo de estabilidad social que ha tenido España". Más tarde añadió que "hay cosas" que no se le podían pedir, en referencia a la consulta, y Artur Mas "lo sabe", que es "quien decidió abrir un camino sabiendo cuál era mi respuesta".

Rajoy auguró que "2014 será un año mucho mejor, con más actividad y con más crecimiento de la economía, y el año que viene, cuando comparezca ante ustedes, habrá menos personas en paro y más personas cotizando en la seguridad social". Para el presidente, "2014 será el año de la recuperación económica". 2012 fue el de "los ajustes". Y 2013, el de las "reformas". "Hemos asistido a un claro cambio de la situación", insistió el jefe del Ejecutivo.

Juventudes Socialistas recoge en un vídeo dos años de contradicciones de Rajoy

Juventudes Socialistas recoge en un vídeo dos años de contradicciones de Rajoy

Más sobre este tema
stats