LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La firma para la que medió el novio de Ayuso logró el mayor importe en contratos de emergencia de la Xunta

Escándalo de las tarjetas

Rajoy no se pronuncia sobre si Rato debe abandonar el PP

Rajoy no se pronuncia sobre si Rato debe irse del PP

infoLibre

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no pronunció este viernes acerca de si el expresidente de Bankia y exvicepresidente del Gobierno del PP durante dos legislaturas, Rodrigo Rato, debe seguir en el Partido Popular tras el escándalo de las 'tarjetas B', y defendió esperar a las decisiones de los tribunales y del PP, que le ha abierto un expediente informativo.

"Yo no debo prejuzgar nada en este momento", declaró Rajoy en una rueda de prensa en Milán, después al ser preguntado reiteradamente si Rato va a seguir con el carnet del PP a pesar de que el juez le haya atribuido un delito de administración desleal y le haya impuesto una fianza de tres millones de euros por el uso de las 'tarjetas B'.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo insistió en que "el mejor escenario" es que el juez "diga lo que tenga que decir" y la Justicia actúe con la "mayor celeridad posible". Además, subrayó que "todos estos hechos" son conocidos porque se realizó una auditoría tras nacionalizar a Bankia y el FROB, "que depende del Gobierno" remitió los datos la Fiscalía, que ha "judicializado" el caso.

"Lo peor" en España y en Europa "ha pasado"

Rajoy también admitió su preocupación ante la desaceleración de algunos de los principales socios comerciales de España y del conjunto de la eurozona, aunque expresó su confianza en que tanto en España como en Europa "lo peor ha pasado".

"La situación me preocupa desde ese punto de vista", dijo al referirse a las peores perspectivas económicas de países como Francia o Alemania, principales socios comerciales de España, así como de Italia.

En este sentido, Rajoy subrayó que el Gobierno español no va a cambiar sus previsiones macroeconómicas, que anticipan un crecimiento del 1,3% este año y del 2% el siguiente, a pesar de que otros países, como Alemania, hayan revisado recientemente y de forma significativa sus expectativas para 2014 y 2015.

El juez Andreu acusa a Rato y Blesa de “consentir, aceptar y propiciar” el uso indebido de fondos

Por otro lado, el presidente del Gobierno destacó la labor del Banco Central Europeo (BCE), que ha tomado "algunas decisiones importantes en las últimas fechas", en alusión a la facilidad negativa de depósito, a las subastas condicionadas de liquidez y a la compra de titulizaciones y cédulas hipotecarias. Asimismo, recordó que el BCE tiene que guiarse por lo que dicen los tratados en cuanto a la inflación, cuyo objetivo de estabilidad se sitúa algo por debajo del 2%.

A este respecto, el presidente apuntó que, aunque una baja inflación tiene algunos efectos positivos para España, porque los trabajadores ganan poder adquisitivo, "se necesita un poquito más de inflación" y sugierió que "una buena inflación sería entre el 1,5% y el 2%".

Sin embargo, Rajoy reconoció que el BCE no puede por sí sólo resolver todas las dificultades por lo que es "muy importante" perseverar en las reformas.

Más sobre este tema
stats