Directo
Ver
La gran paradoja del 21A: un Parlamento más soberanista, una ciudadanía menos independentista

el máster de Cifuentes

Rajoy sostiene a Cifuentes

Rajoy pide calma a los medios antes de hacer declaraciones en la convención que el PP celebra en Sevilla.

La dirección nacional del Partido Popular hizo esfuerzos este sábado para intentar salvar una convención nacional cuyos mensajes están siendo eclipsados por la polémica del máster de Cristina Cifuentes. Si el viernes, día de la inauguración, la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, pedía a los suyos un "cierre de filas" y una "defensa" del partido y de sus dirigentes, este sábado Mariano Rajoy optó por manifestar "una vez más" el "apoyo del Partido Popular a la presidenta de la Comunidad de Madrid". Si alguien tuvo la duda de que lo de la número dos del partido había sido un apoyo sólo personal, Rajoy dejó constancia de que el apoyo se extiende a todo el partido. Al menos, a día de hoy. Porque en esto él no controla todo, sino Ciudadanos. La formación naranja tiene en su mano la llave para hacer caer a Cifuentes. O para mantenerla.

Estas palabras de Rajoy a su llegada al hotel donde se celebra el cónclave conservador tuvieron como fin intentar zanjar, al menos de momento, el debate interno sobre el futuro de la presidenta de la Comunidad de Madrid en un momento en el que muchos de sus compañeros creen que su situación es "insostenible" y exigen "más explicaciones". Su caso, dicen, cada vez está "menos claro". Y cuando no pocos consideran que tiene muy difícil ser candidata para las autonómicas de 2019. Para cerrar el círculo, Ciudadanos, que apoya al Gobierno de Cifuentes, dio al PP de la Asamblea de Madrid 48 horas: o apoya la comisión de investigación sobre el máster o pedirá su dimisión. Y el Grupo Parlamentario Popular respondió con que dará luz verde siempre que se cumpla el Reglamento. O sea: intenta ganar tiempo.

"Yo no tengo mucho más que decir"

Rajoy insistió en que Cristina Cifuentes ha dado "sus explicaciones" en ruedas de prensa y en una comparecencia monográfica en la Asamblea de Madrid. Recordó que ella ha trasladado el caso a la Justicia, que "la propia universidad ha remitido a Fiscalía" la documentación. Y que, a partir de ahí, poco tiene que añadir: "Yo no tengo mucho más que decir". "Será la Justicia la que tenga que decidir lo que estime oportuno y conveniente", añadió.

La presidenta de la Comunidad de Madrid no apareció por las instalaciones de la convención hasta primera hora de la tarde, poco antes de su participación en los "Diálogos populares". Ovacionada por gran parte de los asistentes a la mesa en la que tomó la palabra, no se movió un ápice de su discurso de transparencia y tolerancia cero frente a comportamientos que hacen daño a las siglas del partido y exhibió en su intervención el "orgullo" de ser del PP frente a los comportamientos de "algunos" que "avergüenzan" al partido.

Sin hacer alusión directa al caso del máster en la Universidad Rey Juan Carlos, mantuvo que ha sentido "mucho apoyo" estos días de los ciudadanos y que ello le están dando fuerza para seguir adelante. A este mensaje le siguió una advertencia: la de que tiene "mucha más [fuerza] de la que muchos creen". Es precisamente esa "fuerza" la que sorprende en sectores del PP que creen que su situación es "insostenible".

Santamaría: "Habrá que estar a la espera"

De que la convención ha sido devorada por el caso Cifuentes dieron cuenta las conversaciones de pasillo entre cargos del PP y las preguntas que los periodistas trasladaron a los principales dirigentes conservadores.

Así, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, consideró que el partido "ha estado muy claro al respecto y la presidenta Cifuentes ha dado explicaciones y ha mostrado su disposición a seguir haciéndolo". "Habrá que estar a la espera", añadió. Y el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, también esgrimió las explicaciones que la presidenta de la Comunidad de Madrid dio hace unos días ante la Asamblea regional poniendo el foco en que ahora hay que esperar a los datos que también tendrá que exponer la institución académica, con todas esas "contradicciones que tiene permanentemente, después de lo que dijo ayer el rector".

Se refería Maillo a la rueda de prensa protagonizada este viernes por el rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC), Javier Ramos. En ella, destacó que la investigación interna para aclarar qué ha ocurrido con el máster de Cristina Cifuentes ha permitido constatar que "no existe el acta" de la defensa del Trabajo Final de Máster (TFM). "Y tampoco ha sido remitida la memoria del TFM ni se puede confirmar que la defensa haya tenido lugar", añadió.

"Confiar" en la Justicia

La dirección nacional del PP, al menos durante todo este fin de semana, ha optado por hacer suyas las tesis de Cifuentes sobre este caso, que se complica más cada día que pasa con versiones contradictorias, desmarques de los protagonistas y un profundo malestar en las filas conservadoras. Lo que no ha cambiado es la actitud de la presidenta: no dimite,no dimite señala que siempre ha dicho la verdad y apunta a que la Universidad Rey Juan Carlos debe dar las explicaciones por la falsificación de actas y por el hecho de que no aparezca su TFM. Este sábado volvió a recuperar este argumentario.

También apuntó a la universidad el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. Pero también consideró que la sociedad madrileña necesita conocer "cuanto antes la realidad de los acontecimientos" en relación con el asunto del máster.

"Vamos a confiar en que la Justicia aclare la situación", apuntó.

Mientras,el  expresidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, consideró que Cifuentes tiene razón cuando dice que es víctima de una "cacería política". E indició en que él es amigo de Cifuentes y cree en sus explicaciones.

Preguntado sobre si la cacería a la que aludió es interna -fuego amigo- o externa, respondió que "externa". "Pero estas cosas nunca se saben", dijo a renglón seguido.

La situación en Cataluña

En este contexto, el resto de mensajes fue superado por la crisis del máster. Se habló de Educación, de Europa, de la puesta en libertad de Carles Puigdemont, de prisión permanente revisable, de financiación autonómica... Pero el foco estaba puesto en Cifuentes, en cómo el partido va a salir de esta y en el papel de Ciudadanos en esta crisis.

Sin citar a Ciudadanos, el presidente del Gobierno lanzó en una de las intervenciones que tuvo este sábado varios dardos contra el partido de Albert Rivera: "A quienes no tienen más programa político que criticarnos, conviene recordarles que en los momentos difíciles está el PP", mantuvo.

Sobre la situación en Cataluña, Rajoy consideró que su Ejecutivo "tiene que preocuparse de cumplir con su responsabilidad y lo ha hecho": "Aplicar el artículo 155 de la Constitución española y que la ley se cumpla".

El PP apoyaría la Comisión de Investigación sobre Cifuentes sólo si le admiten comparecientes

El PP apoyaría la Comisión de Investigación sobre Cifuentes sólo si le admiten comparecientes

Respecto a la decisión de un tribunal alemán sobre el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, consideró que "las decisiones judiciales se cumplen y se acatan porque eso es el Estado de Derecho y eso es el imperio de la Ley. Y se cumplen y se acatan tanto las decisiones de los tribunales españoles como de otros países, cada uno en el ámbito de su competencia".

También recordó que la Fiscalía de Alemania ha apoyado la decisión tanto de su homóloga española como del Tribunal Supremo y que estas instituciones españolas están estudiando la posibilidad de recurrir al Tribunal de Justicia de la UE la decisión del tribunal alemán.

Preguntado por si ha hablado con la canciller alemana, Angela Merkel, aseguró que ni lo ha hecho ni tiene pensado hacerlo. "Esto es una cuestión de los tribunales. Esto es la separación de poderes y los gobiernos no intervienen para nada en este asunto. Esta es una decisión absolutamente judicial", dijo. Pero de marcar la postura del partido con una crítica rotunda se había encargado Esteban González Pons, portavoz del PP en el Parlamento Europeo. "Si la UE sirve para que unos Estados cuestionen a otros, la UE pierde su función", subrayó.

Más sobre este tema
stats