Elecciones europeas

La resistencia de Rajoy a designar candidato hace pensar al PP que duda sobre Cañete

La resistencia de Rajoy a designar candidato hace pensar al PP que duda sobre Cañete

En sentido estricto, no era el foro adecuado. Pero los dirigentes consultados en los últimos días coincidían en que el presidente del PP y del Gobierno tenía este lunes en el seno del Comité Ejecutivo Nacional una oportunidad de oro para presentar a su candidato a las elecciones europeas. Se cumplía así una de las condiciones marcadas hace un par de semanas por la secretaria general del partido: después del Congreso del PP europeo que se celebró a finales de la semana pasada en Dublín. Pero no fue así. Los barones y dirigentes conservadores que esperaban fumata blanca se volvieron a sus territorios sin candidato para el Parlamento Europeo bajo el brazo pero con la orden de arrancar ya la maquinaria electoral con un objetivo claro: municipalizar las elecciones europeas.

Transcurrido este Comité Ejecutivo, una reunión que congrega a la plana mayor del partido una vez al mes, la dirección nacional de los conservadores defiende que haber apuntado en su día a que la designación del candidato iba a ser después del Congreso en el que el PP europeo eligió a su candidato a la comisión no es incompatible con que el anuncio no se hiciese este lunes. El mensaje era el siguiente: "Con después de Dublín podemos entender desde el pasado viernes, cuando se clausuró la cita hasta el 7 de abril, cuando deben estar cerradas las listas". Una forma de curarse en salud después de que, en los últimos meses, desde el partido que preside Mariano Rajoy se haya especulado con diferentes fechas para despejar la duda. Primero, se comentó que sería después de las vacaciones de Navidad; después, que sería antes del Congreso del PP Europeo porque habría foto de familia de los diferentes candidatos; más tarde, se dijo que sería a la vuelta de este cónclave, por lo que se interpretó que el marco del anuncio sería la citada reunión interna que tuvo lugar este lunes. Pero, con Rajoy, que presume de ser muy previsible, nunca se sabe. Así quedó demostrado en la designación del candidato a presidir el PP de Andalucía.

Así las cosas, con una precampaña que ya ha echado a andar sin candidato, gran parte de las fuentes consultadas por infoLibre achacaban la resistencia de Rajoy a designar candidato a la posibilidad de que el presidente tenga ahora dudas de que el favorito en las quinielas, el ministro Miguel Arias Cañete, sea el perfil adecuado, máxime teniendo en cuenta lo poco que le gusta al líder del Ejecutivo llevar a cabo una crisis de Gobierno. De hecho, en más de una ocasión, ha admitido en público que si pudiera, agotaría la legislatura sin hacer un sólo cambio en el equipo con el que arrancó tras ganar las generales en noviembre de 2011.

Esta podría ser una de las conclusiones a las que haya llegado el presidente tras regresar de Dublín, donde ha jugado sus cartas para que España logre mayores cuotas de poder en el nuevo esquema que se dibuje tras la cita electoral del 25 de mayo.

A esta tesis contribuye el hecho de que el ministro jugara este lunes al despiste en un acto público que se celebraba a la vez que Rajoy reunía a su Comité Ejecutivo. "Me queda una segunda parte de legislatura apasionante como ministro de Agricultura", espetaba a los periodistas durante la inauguración del Salón de Gourmet de en Madrid. Después de dar el titular, vinieron las precisiones: "No se nada de mi futuro por ahora, el que puede decidir si éste es mi último acto como ministro no soy yo. Yo, desde luego, tengo un enorme apego a este salón y en el que me gustaría estar en muchas inauguraciones en la calidad en la que sea necesaria" subrayó, en declaraciones recogidas por Europa Press.

Retraso de la crisis de Gobierno

Ligado a la crisis de Gobierno, otro sector del partido y del Gobierno, interpreta que Rajoy dilate al máximo los plazos para dilatar, a su vez, cambios en su equipo de La Moncloa, una posibilidad que tiene a más de un miembro del Ejecutivo de los nervios. Pero que Cañete "tiene más papeletas que nadie".

Otro de los nombres que suena, aunque menos que el del titular de Agricultura, es el de Esteban González Pons, vicesecretario de Estudios y Programas del partido. La posibilidad de que encabece la lista ganó este lunes enteros para algunos de sus compañeros de partido después de que Cospedal anunciara que Valencia iba a ser la sede de la intermunicipal que tendrá lugar los días 4 y 5 de abril en Valencia. Esta cita no estaba planeada en la Comunitat Valenciana y ya hay en el PP quien ve el cambio de ubicación como un guiño a Pons, diputado por Valencia. Las veces que se le ha preguntado en público, Pons se ha autodescartado.

Dividido está también el partido a la hora de valorar si el hecho de que los socialistas lleven ya semanas con su candidata designada les perjudica. Hay quienes creen que están perdiendo una buena oportunidad para arrancar ya la precampaña y lanzar sus mensajes. Pero también se cree que, cuanto más tarde lleguen más se ha desgastado Elena Valenciano compitiendo contra un candidato sin rostro.

Movilización de altos cargos en el PP para esquivar la abstención

Rajoy moviliza a sus cargos contra la abstención en las europeas sin candidato

Más sobre este tema
stats