La portada de mañana
Ver
La derecha apoya en Irlanda y Noruega el Estado palestino mientras PP y Vox lo censuran en España

La legisaltura, bloqueada

Sánchez anuncia una propuesta a los partidos en busca de apoyo, incluidos UP y los independentistas catalanes

Pedro Sánchez. presidente del Gobierno en funciones.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este viernes que entre finales de agosto y comienzos de septiembre convocará a las fuerzas políticas “susceptibles de poder apoyar una investidura” para presentarles una propuesta de programa abierta. “Hablaremos con el PNV, también con el PRC, hablaremos también con las fuerzas nacionalistas de Cataluña y con Unidas Podemos”, anunció.

Es la primera vez que Sánchez incluye a Junts per Catalunya y Esquerra Republicana entre sus interlocutores para buscar la investidura después de tres meses asegurando que no quería contar con ellos para formar mayoría en el Congreso. Hasta ahora, los contactos de había limitado a las reuniones que había mantenido hasta en dos ocasiones Adriana Lastra, la portavoz parlamentaria del PSOE, con sus homólogos de ambas formaciones, pero no para hablar de programa sino para solicitar su abstención. 

Posteriormente, y en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, dio a entender que Lastra será de nuevo quien hable con los independentistas catalanes. “Efectivamente, el presidente ha dicho que se va a hablar con todos” Lo que no obsta para que Sánchez “sigue pidiendo la abstención del PP y Cs” para no depender de Junts y de Esquerra.  Y tampoco significa, aclaró Celaá,“que no hablemos” con las “fuerzas independentistas”. “Lo demás”, añadió críticamente, “haremos camino al andar”.

Sánchez deja para el final la negociación de la investidura con Unidas Podemos de la que depende la repetición electoral

Sánchez deja para el final la negociación de la investidura con Unidas Podemos de la que depende la repetición electoral

El presidente en funciones quiso subrayar que lo que trasladará a los partidos y especialmente a Unidas Podemos es “una propuesta abierta. A la negociación que podamos tener con las fuerzas políticas no vamos con un programa cerrado sino con un programa abierto susceptible de poderse negociar también con ellos en base a eso: a los contenidos, a las políticas, a las propuestas, a lo que necesita la ciudadanía”. “Que no es tanto hablar del continente sino hablar del contenido”, advirtió en referencia a la negociación sobre el Gobierno que condicionó el diálogo durante el mes de julio. “Es decir: de las políticas que queremos poner en marcha durante estos cuatro años”.

Sánchez separó estas negociaciones de la apelación al PP a que se abstenga, algo que seguirá haciendo porque considera que está obligado a facilitar la formación de Gobierno. Otra cosa es Ciudadanos, después de que su número dos, José Manuel Villegas, anticipase el jueves la escasa disposición de Albert Rivera a atender su llamada. “Oído cocina”, bromeó, “no hace falta que me diga nada más, no es la primer vez. Los ciudadanos también tomaran nota” de su actitud, señaló. 

En una breve comparecencia antes de reunirse con colectivos del mundo de la cultura, Sánchez dio por prácticamente terminada la ronda de reuniones que puso en marcha con organizaciones sociales aunque avanzó que todavía celebrará algunas en lo que queda de agosto. En todo caso, el PSOE dedicará los próximos “días y semanas” a “compendiar y sistematizar” las aportaciones de estos colectivos para presentar una propuesta “progresista” a sus socios potenciales.

Más sobre este tema
stats