LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El cóctel del populismo: un tercio de descontento económico, dos de “amenaza a la nación y los valores”

39º Congreso Federal del PSOE

Sánchez consuma su viraje sobre Cataluña y el PSOE defenderá la plurinacionalidad

Los líderes del PSOE y el PSC, Pedro Sánchez y Miquel Iceta, se saludan durante el 39º Congreso Federal.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, convirtió el modelo territorial en una de las claves de su campaña interna para las primarias del partido. Y su reivindicación de dar un paso más y asumir la plurinacionalidad de España por parte de los socialistas se plasmó este sábado en la primera jornada del congreso del partido, que aprobó incluir entre sus postulados políticos la defensa de este concepto. Sin embargo, a efectos prácticos, el PSOE sigue planteando reformar la Constitución para establecer un modelo federal.

Este sábado, se celebró en el madrileño Palacio Municipal de Congresos la primera de las dos jornadas de las que constará el congreso del PSOE, un evento en el que se escogerán tanto la composición de los nuevos órganos de dirección del partido como las líneas maestras del posicionamiento político del PSOE para los próximos años. Estas últimas estarán incluidas en la ponencia que saldrá del congreso, y es precisamente ahí donde los partidarios de Sánchez consiguieron hacer prosperar la defensa del término "plurinacionalidad" entre las propuestas para solucionar el problema territorial de Cataluña.

La propuesta se aprobó a media tarde del sábado en una de las tres comisiones que debatían la propuesta inicial de la ponencia, tras rechazarse una enmienda para eliminar la referencia a la plurinacionalidad por 165 en contra y únicamente 41 a favor. La aprobación de este texto supone una importante novedad para un partido que hasta ahora había rechazado tajantemente llegar tan lejos a la hora de posicionarse con respecto al problema territorial. Y es que, a partir del domingo, el PSOE defenderá oficialmente una reforma constitucional que "debe perfeccionar el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado apuntado en el artículo 2 de la Constitución".

Los socialistas no ponen en duda en ningún momento que la soberanía nacional reside únicamente en el conjunto del pueblo español, pero aseguran que la reforma de la Carta Magna debe incluir el reconocimiento de la existencia de varias naciones dentro del Estado. "Los socialistas entendemos que el federalismo, con sus premisas de cooperación, colaboración, solidaridad y lealtad institucional e interterritorial, como se define en nuestra Declaración de Granada, puede y debe ser la solución de una España orgullosa de su diversidad y comprometida con el autogobierno de las comunidades que la integran", sostiene igualmente el texto aprobado.

El asunto de la plurinacionalidad es uno de los más fieles reflejos de la división existente en el PSOE con respecto a algunos de los nuevos posicionamientos que Sánchez promueve desde que se postuló a las primarias, y las reacciones que generó durante el día lo demuestran. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, celebró que los socialistas aprobasen la defensa de la plurinacionalidad asegurando en Twitter que supone "un paso más" en su propuesta de reforma federal de la Constitución. Por el contrario, horas antes, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, evitó dar su apoyo a una propuesta que tenía todas las papeletas para ser aprobada: ​"Saben que yo defiendo que en este país la soberanía nacional reside en todos los españoles y es lo que hemos defendido todos los socialistas en Granada y seguimos defendiendo", se limitó a señalar Díaz.

No hay cambios en la propuesta federal

Pero, ¿cambia el reconocimiento de la plurinacionalidad algo en el modelo territorial que defiende el PSOE? Pues, más allá de la importancia que tiene el cambio a nivel conceptual y terminológico, no. Los socialistas siguen abogando por una reforma de la Constitución para establecer un modelo federal en España, y no se plantean en ningún momento la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña: de hecho, Sánchez llamó a Rajoy poco después de ganar las primarias para confirmarle su oposición frontal a la consulta.

No obstante, pese a que la propuesta sigue siendo la misma, pasar a defender la existencia de un Estado plurinacional supone una importante novedad para el PSOE. Durante los tres años transcurridos desde que fue elegido secretario general, Sánchez ha dado bandazos con respecto a esta cuestión, si bien la posición que defendió durante las primarias era muy clara. "Entiendo a España como la definió Gregorio Peces Barba, uno de los padres de la Constitución del 78. España es una nación de naciones, con una única soberanía que es la del conjunto del pueblo español", apuntó el pasado abril en una visita a Cataluña.

En 2014, durante la primera campaña para las primarias del PSOE, Sánchez también defendió reconocer a Cataluña como una nación. Pero, cuando fue elegido secretario general por primera vez, rápidamente se desdijo, y algo más de un año después -antes de las elecciones del 20 de diciembre de 2015- rechazó utilizar el término alegando que en Cataluña existía "un independentismo muy fuerte" que emplea "el término nación como un concepto excluyente, que se está intentando apropiar de la identidad catalana y está diciendo que nación lo que significa es la constitución de un Estado y, en consecuencia, la ruptura de la soberanía nacional y la independencia de Cataluña".

PP, Ciudadanos y Podemos critican el movimiento

En Comú anima a Sánchez a no esperar al 1-O para ofrecer soluciones políticas

En Comú anima a Sánchez a no esperar al 1-O para ofrecer soluciones políticas

El anuncio de que el PSOE incluirá entre sus líneas maestras el reconocimiento de la plurinacionalidad generó reacciones negativas en el PP, Ciudadanos y Podemos, aunque no por los mismos motivos. El primero en reaccionar fue el vicesecretario de Comunicación de los conservadores, Pablo Casado, que pidió al líder del PSOE que decida "qué Pedro Sánchez quiere ser, si quiere ser el Pedro Sánchez que llama a Rajoy para apoyar la actuación frente al secesionismo o el que se confiesa con Jordi Évole diciendo que España es una nación de naciones y que cree en la nación catalana".

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró que el reconocimiento de la plurinacionalidad es una derrota del "PSOE constitucionalista". "El PSC le gana la batalla a lo que queda del PSOE constitucionalista... cada día más podemizados y mas cerca del nacionalismo...", criticó Rivera en un tuit. Y Twitter también fue el medio por el que el responsable de Argumentario de Podemos, Pedro Honrubia, mostró su opinión sobre el paso dado por los socialistas: "La plurinacionalidad es un concepto político, no folclórico. Reconocimiento de ella es reconocer la existencia de derechos políticos", señaló el dirigente.

 

Más sobre este tema
stats