Reforma laboral

Sánchez y Díaz inician el diálogo sobre el alcance de la reforma laboral una vez resuelta la coordinación en el Gobierno

Yolanda Díaz conversa con Pedro Sánchez y Nadia Calviño en el Congreso de los Diputados.

Bastaron unas pocas horas para que PSOE y Unidas Podemos se pusieran de acuerdo en el método de trabajo. A partir de la semana que viene, a la mesa de diálogo social sobre la reforma laboral acudirán en nombre del Gobierno un director general designado por Nadia Calviño y otro por José Luis Escrivá, acompañando al secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, hombre de confianza de Yolanda Díaz. Los tres serán, de ahora en adelante, los interlocutores directos de sindicatos y empresarios para alcanzar un acuerdo sobre el nuevo marco legal en materia laboral que se pretende llevar adelante antes de final de año, tal y como está comprometido con Bruselas.

Además, para preparar esas reuniones, todos los martes a las cinco en punto de la tarde se verán las caras el propio Pérez Rey y sus homólogos de Economía y Seguridad Social, un encuentro que se reproducirá los miércoles por las tarde. En la nota oficial del Gobierno se especifica que esas reuniones se convocan “para fijar la posición del Gobierno en esa mesa”. O lo que es lo mismo, para abordar el alcance de la reforma laboral y del contenido concreto de las medidas que el Gobierno defenderá ante los agentes sociales, el verdadero quid de la cuestión del enfrentamiento político de las últimas horas.

Según fuentes del PSOE y de Unidas Podemos, Sánchez y Díaz no han hablado personalmente para concretar ese planning de trabajo. El grueso de las conversaciones las han llevado directamente sus personas de confianza, es decir, el ministro Félix Bolaños y el secretario de Estado, Joaquín Pérez Rey. 

Primera reunión de trabajo

Esos encuentros se han iniciado este mismo miércoles por la tarde. Los secretarios de estado de Empleo, Economía, Seguridad Social, Educación y Hacienda se citaron para una reunión en el ministerio de Trabajo que se prolongó durante más de tres horas. Según ha podido saber infoLibre, durante el encuentro se discutieron todos y cada uno de los puntos que están sobre la mesa de diálogo social y que el Ministerio de Trabajo negocia desde hace siete meses. Ninguna de las partes ha querido dar detalles de esa discusión, aunque este periódico ha podido confirmar que hay discrepancias importantes en asuntos clave de la reforma laboral y que, de momento, se ha quedado en seguir dialogando para cerrar una postura común a estas alturas sin concretar. Se trata de encuentro “preparatorio” de la reunión que presidirá el propio Pedro Sánchez el próximo martes y a la que asistirán Nadia Calviño, Yolanda Díaz, María Jesús Montero, José Luis Escrivá y Pilar Alegría. Una cita que, según explican desde la Moncloa, también sirve “para fijar la posición del Gobierno en la mesa de diálogo social, en los términos del acuerdo de Gobierno de coalición”. Es decir, para discutir el fondo. Fuentes de Moncloa confirman que se trata ahora de negociar los contenidos y apuntan a que, en adelante, todos los departamentos implicados “van a mejorar el documento” elaborado y trabajado por el Ministerio de Trabajo durante los últimos siete meses.

Yolanda Díaz agradeció desde Roma esa reunión que ella misma había solicitado formalmente tras el último Consejo de Ministros a cuenta de la polémica suscitada: “Se lo agradezco al presidente y a los equipos”, dijo la vicepresidenta antes de poner el énfasis en que ella daba por zanjado un debate que ya se había dado anteriormente por dos veces en el seno del Gobierno: “Vamos de nuevo a fijar el alcance de la reforma laboral”, recalcó. Antes de conocerse el acuerdo sobre la hoja de ruta, Díaz volvió a mostrarse dura respecto a la postura del PSOE: “Lo sorprendente es que haya ahora diferencias sobre el alcance de esa reforma. Me gustaría que se diga qué piensan de la subcontratación, de la ultraactividad de los convenios…”, dijo.

Los sindicatos, por su parte, observan con cierta distancia el enfrentamiento político en el seno de la coalición durante los últimos días. Ni UGT ni CCOO ponen objeciones a que el Gobierno incorpore a nuevos interlocutores a la mesa de diálogo social, aunque fuentes sindicales de la negociación advierten de que “no contemplan” que el Ejecutivo de Pedro Sánchez cambie ahora la hoja de ruta trabajada durante los últimos meses. “Hay cosas que estamos dispuestos a negociar pero otras que, a estas alturas, no. La ultraactividad, los convenios y la subcontratación son líneas rojas”, razonan esas mismas fuentes.

La portavoz del Gobierno insistía este miércoles en que esa hoja de ruta permanece inalterable: “No se trata de contenido, está escrito en el acuerdo de coalición, es un asunto que lidera el presidente del Gobierno y forma parte de sus compromisos de investidura, la reforma laboral es un compromiso del presidente del Gobierno que también ha remarcado en el 40 Congreso del PSOE", concluyó.

Yolanda Díaz aclara que derogarán y transformarán la reforma laboral y Garzón pide no preocuparse "por la semántica"

Yolanda Díaz aclara que derogarán y transformarán la reforma laboral y Garzón pide no preocuparse "por la semántica"

Más sobre este tema
stats