Energías renovables

'Sol(d) out' o el "atraco" de la inversión en renovables: "Nos han destrozado la vida"

Cartel del documental 'Sol(d) out'.

La voz del director de cine César Vea suena a caballo entre la serenidad y la indignación. No se rompe, pese a que cuenta la historia de la caída en desgracia de su familia por culpa de una inversión fallida en renovables. No fue una mala decisión: fue un "engaño" y un "atraco", como lo califica él, de sendos Gobiernos de Zapatero y Rajoy. El primero le prometió el oro y el moro apostando por energía verde, y su rectificación le llevó a la ruina: el segundo terminó de apuntalar el cambio de criterio. Vea presentó este martes Sol(d) out, un documental que repasa, a través de un caso concreto, la ruina de 60.000 familias que, allá por 2007, oyeron la llamada del Ejecutivo para lanzarse a producir electricidad verde y se quedaron sin nada. 

La historia de los Vea empieza el 25 de mayo de 2007, cuando el Gobierno socialista publica en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el Real Decreto 661/2007, por el que se comprometía a retribuir a las nuevas instalaciones de energías renovables mediante un régimen especial económicamente favorable. El impulso del Ejecutivo fue acompañado con una campaña en medios a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Gobierno, titulada El sol es tuyo. La familia decidió a finales de 2007 invertir en una planta fotovoltaica y contrataron una empresa que, poco después, les otorgó las llaves de la instalación.

"El Gobierno estimaba que iban a conseguir, más o menos, 400 nuevos megavatios de energía renovable. Se instalaron 4.000", relata el director del documental. Cree que el Ejecutivo se dio cuenta de que se le había ido de las manos e intentó remendar el impacto, influenciado, asegura Vea, por la presión de las grandes compañías eléctricas, que veían cómo el jugoso negocio de la generación y comercialización de electricidad se escapaba del oligopolio. En 2010, el Ministerio de Industria, liderado por Miguel Sebastián, decide recortar las ayudas y reducir retroactivamente la cuantía de la retribución del régimen especial. Lo acompaña de inspecciones "desproporcionadas", a juicio de Vea, que analizan si las nuevas instalaciones se atienen a la normativa. 

Ahí empieza el principio del fin. El 26 de septiembre de 2011, Industria notifica a la familia que su instalación fotovoltaica no reúne los requisitos pertinentes, y la saca del régimen especial: a pesar de que contaban con todos los permisos y había sido registrada conforme a la norma, y contradiciendo el criterio del Gobierno autonómico de La Rioja, que les da la razón. A partir de ese día comienza un calvario de varapalos judiciales. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) confirma la decisión del Gobierno, a pesar de que "es un caso materialmente idéntico a otros en los que el mismo tribunal permitió que las instalaciones permanecieran en el régimen especial". El Supremo y el Constitucional también les cierran las puertas, así como Estrasburgo. La familia Vea lo pierde todo: sin unas retribuciones favorables, son incapaces de recuperar la alta inversión inicial. 

"El destrozo en la salud es irrecuperable. Son demasiadas pastillas para dormir. He perdido mi casa, y la casa de nuestros padres. La nómina la tengo embargada. Nos han destrozado la vida", relata Vea. La marcha atrás del Ejecutivo socialista continuó con el gabinete de Rajoy, que aplicó el famoso hachazo a las renovables, reduciendo drásticamente las retribuciones a las energías limpias. El resultado: 62.000 familias que lo perdieron todo, con deudas asfixiantes. Y entre ellas, cifra el cineasta, dos casos de suicidio. 

El documental recoge opiniones de expertos en renovables y el mercado eléctrico: también la de políticos que vivieron la época, y políticos que no la vivieron y prometen que, de alcanzar poder, revertirán el daño. "Esto, para mí, es una estafa de Estado", asegura el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. "A los productores estafados les debemos una compensación", remata el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón. Pero los testimonios más sorprendentes son los de dirigentes socialistas que se manifiestan abiertamente en contra de la gestión del Gobierno de Zapatero. José Blanco, europarlamentario socialista y líder de las negociaciones sobre los objetivos de renovables en la UE, se muestra partidario de derogar el decreto. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, declara: "Transmití mi opinión contraria al presidente y al ministro de Industria. Me parecía que esa no era la forma de encauzar algo que, posiblemente, podía haber sido reconducido de otra manera". 

Narbona es una de las voces de referencia del actual Gobierno de Pedro Sánchez en cuanto a materia energética. Vea asegura que el presidente se comprometió a revertir el daño causado a los productores y volver a una retribución favorable. Por ahora, es optimista, pero las intenciones del Ejecutivo no frenarán sus planes. Este martes se presentó el documental en el Palacio de la Prensa. Próximamente será público y el director se embarcará en una gira por España para explicar a quien quiera escuchar el drama de su familia y de 60.000 más, mientras negocia con distribuidoras para proyectar la obra en salas de cine. Ve difícil recuperar todo lo que perdieron sus padres, su hermano y él: pero pretende que todo el mundo sepa por qué lo perdieron.

 

Una empresa de renovables despierta esperanzas entre los extrabajadores de Delphi en Cádiz 12 años después del repentino cierre

Una empresa de renovables despierta esperanzas entre los extrabajadores de Delphi en Cádiz 12 años después del repentino cierre

Más sobre este tema
stats