LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ábalos complica a Sánchez la gestión política del 'caso Koldo' al aferrarse al escaño en el Grupo Mixto

Masonería

El uso de txapela en la Logia de Bilbao deriva en un cisma en la masonería española

Óscar de Alfonso (abajo) y Manuel Rey Cortizas (arriba) en un encuentro con otros miembros de la masonería.

Hoy en día nadie podría afirmar que no ha oído hablar de la masonería. No obstante, aunque la palabra es de sobra conocida, su significado no lo es tanto. Los que pertenecen a esta sociedad secreta la definen como "una institución filosófica, filantrópica y progresista a nivel internacional con alrededor de 300 años de antigüedad cuyo objetivo máximo es estimular el perfeccionamiento moral e intelectual de hombres y pueblos buscando obtener la fraternidad universal". En otras palabras: "es una escuela formativa de hombres", dicen. Hombres unidos mediante "un vínculo de armonía, verdad y amor fraternal". No hay ideologías o, más bien, hay "diversas ideologías". Y eso, a veces, puede provocar que ese "vínculo" pierda la "armonía" y que ese "amor fraternal" se diluya. Exactamente lo que ocurrió a finales de junio. 

Todo comenzó con un escrito. El gran maestro de la Gran Logia Provincial de Castilla, Manuel Rey Cortizas, emitió un decreto el pasado día 28 en el que solicitaba la "suspensión temporal de la carta patente" de La Tolerancia 16, la Logia de Bilbao, dependiente de la primera. Y eso supone la eliminación de facto del organismo como parte de la masonería española, según han explicado a infoLibre fuentes conocedoras de la masonería en el País Vasco. Y es que sus miembros, ahora, tendrán que buscar otras logias a las que afiliarse si quieren seguir formando parte del mundo masónico. Pero lo que les ha indignado, continúan las mismas fuentes, son las razones por las cuales Rey Cortizas ha tomado esa decisión. Por un lado, alega "faltas de respeto reiteradas a cargos electos de modo democrático"; por otro, haber desarrollado "un proceso de afiliación fraudulento". Pero lo que es más grave, a juicio de esas fuentes, es que les acusa de haber sometido a algunos miembros a coacciones para un "uso de atuendo no autorizado por la GLE (Gran Logia de España), con connotaciones políticas" y de haber empleado "expresiones propias del mundo proetarra". Unas acusaciones que no han sentado nada bien dentro del mundo de la masonería en Euskadi, explican las mismas fuentes. 

Tras estas explicaciones, firman el secretario general de Castilla, Mario López Rico, y el propio Rey Cortizas. Ni una explicación más. No se especifica ni de qué expresiones se trata ni a qué atuendo se refieren. No obstante, las fuentes consultadas, que conocen la realidad de la masonería en Euskadi, aseguran que se trata de la txapela, la tradicional boina vasca que visten los grandes maestros de las logias del País Vasco. infoLibre se puso en contacto con Rey Cortizas para aclarar esta cuestión, pero declinó hacer declaraciones porque "las cuestiones internas no son objeto de debate público, entre otros factores por respeto a la legislación sobre privacidad" de la masonería. Por su parte, la Gran Logia de España aseguró tener conocimiento de los hechos que, afirmaron, "están siendo objeto de estudio, por lo que no procede ningún comentario o valoración sobre los mismos". 

"Connotaciones políticas", expresiones "del mundo proetarra" y "justicia profana"

 

Pero según aseguran las fuentes masónicas consultadas por infoLibre, las afirmaciones no sentaron nada bien en Euskadi. De hecho, llegaron hasta la justicia. Pero la masónica, no la "profana", que es como denominan ellos a la justicia ordinaria. Fue el pasado 2 de julio, cuando la Corte Provincial de Justicia Masónica decidió suspender la solicitud realizada por Rey Cortizas, a quien recomendó dirigirse directamente a la Corte Suprema de Justicia, que es la que tiene potestad para abrir juicios por conductas indebidas, actitudes poco éticas o faltas de respeto a reglamentos. 

Si Rey Cortizas escucha el consejo de la Corte Provincial, el caso podría llegar más lejos. Pero de momento, según este órgano de la masonería española, su queja no tiene demasiado recorrido. Efectivamente, el organismo admite que los únicos comportamientos reprobables de todos los expuestos por Rey Cortizas son los relativos a las expresiones y a la indumentaria. Pero sobre este último tiene dudas. Según afirma en su escrito, "es notorio" que se aprobó la posibilidad del uso de la txapela como "tocado para el grado de maestro", pero es complicado relacionar esa indumentaria con cualquier tipo de connotación política. "Suponemos que la expresión 'con connotaciones políticas' es imposible que se refiera a una txapela, porque no merecería más análisis jurídico, pues bastaría una lectura de historia o de sociología o de etnografía para comprender que las boinas se utilizan por todo tipo de personas, hombres y mujeres". Por eso, añade, no puede considerar que tenga o haya tenido "jamás connotaciones políticas". 

Los extraños 'amigos' del gran maestro de la Gran Logia Española

Los extraños 'amigos' del gran maestro de la Gran Logia Española

Más grave es la otra acusación. Tanto es así, que la Corte Provincial se niega a entrar en el asunto. Según opina, Rey Cortizas no debería haber afirmado que se usan expresiones propias del mundo proetarra sin una demostración previa. Por eso da a La Tolerancia el beneficio de la duda y les aplica la presunción de inocencia. Más aún teniendo en cuenta que, según afirma la Corte, "los hermanos de La Tolerancia, en tiempos de ETA, han estado, muchos de ellos, bajo el punto de mira de la organización terrorista". 

Por todo ello, la Corte decidió dejar en suspenso la petición de Rey Cortizas. No es bueno para la institución, sobre todo teniendo en cuenta que existe el peligro de que la cuestión trascienda al "ámbito profano". Y es que las acusaciones podrían suponer un posible "delito de injurias y calumnias". Pero no sólo eso. La polémica, dicen, podría dañar la imagen de la masonería española si esta se publicara "en redes", especialmente en el País Vasco. 

Pero el malestar, según afirman las fuentes consultadas, ya se ha instalado. Aunque se venía gestando desde lejos. Según explican, existe una gran oposición al gran maestro de la Gran Logia de España, Óscar de Alfonso, un sentimiento que ahora, con las acusaciones lanzadas por Rey Cortizas, podrían recrudecerse. 

Más sobre este tema
stats