ley 'trans'

Unidas Podemos está convencido de que Carmen Calvo va a "perder" la "batalla de la transfobia"

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, en su escaño del Congreso.

La batalla en el seno del Gobierno de coalición por la ley Trans sube de decibelios a medida que pasan los días sin que las diferencias puedan ya atribuirse a la campaña electoral de las elecciones del 14F. 

La idea del sector de Unidas Podemos del Ejecutivo era que esta iniciativa llegara al Consejo de Ministros del martes 23 de febrero, una opción que han enfriado desde la parte socialista con los argumentos de que se persigue que el texto tenga "seguridad jurídica" y con el de el borrador conocido hasta la fecha sólo representa la visión del Ministerio de Igualdad, en manos de Unidas Podemos. Ni siquiera, añaden, están listos los informes que han de emitir los ministerios de Sanidad y Justicia, ambos en manos de ministros del Partido Socialista.

Según ha podido saber este diario, en el partido morado considera que los socialistas han traspasado una "línea roja" en este debate pero se ven ganadores y consideran que la vicepresidenta Carmen Calvo, que se ha reunido en un par de ocasiones con la responsable de Igualdad, Irene Montero, para trabajar sobre esta ley "va a perder la batalla contra la transfobia".

Si no llegan a un acuerdo, en Unidas Podemos recurrirán a la "vía de los hechos", lo que apunta a que podría estar sobre la mesa que el grupo parlamentario llegase a plantear la ley de forma independiente en la Cámara Baja.

El sector socialista del Gobierno admite que la cuestión más complicada de todas las que enfrenta a la coalición es el paquete de medidas sobre igualdad y feminismo y que esto no es una pelea por colgarse la medalla del feminismo, sino por que la ley resultante tenga todas las garantías jurídicas. Las fuentes consultadas por infoLibre señalan que estamos más ante un asunto que divide al feminismo más a dos partidos de una coalición. Pero insisten: "Políticamente es un asunto muy complicado".

Al malestar por todo lo que rodea a la gestión de la ley trans se suma también el de la ley de igualdad de trato. El martes fue aprobada su toma en consideración en el Congreso de los Diputados con el voto a favor del Partido Socialista y la abstención de Unidas Podemos. A los morados no les sentó nada bien que la bautizada como ley Zerolo saliera del Grupo Parlamentario Socialista y no fruto del trabajo conjunto del Ejecutivo de coalición.

Este miércoles, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, los diputados socialistas no aplaudieron las intervenciones del vicepresidente. Además de todas las batallas acumuladas, en la bancada del PSOE ha sentado fatal que Unidas Podemos intentó convencer a fuerzas de la izquierda para que se opusieran en en el hemiciclo a la tramitación de la ley Zerolo, infomación adelantada por la cadena Ser.

¿Es reconducible el enfado? En la parte del Gobierno de coalición del partido que lidera Iglesias no niegan la gravedad de las diferencias que están aflorando estos días. Pero consideran que todo es reconducible sobre todo porque el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no tiene enfrente una mayoría alternativa. Porque, con la segunda convocatoria electoral de 2019, Ciudadanos perdió peso parlamentario para poder ser un apoyo de los socialistas en votaciones comprometidas.

"Debería haber más amor, pero el matrimonio va a durar": la trastienda de la semana más tensa de la coalición

"Debería haber más amor, pero el matrimonio va a durar": la trastienda de la semana más tensa de la coalición

Más sobre este tema
stats