La portada de mañana
Ver
La resistencia de los jueces a la amnistía podría retrasar su aplicación más allá de los dos meses que fija la ley

Consulta catalana 2014

Mas ve inaudita la velocidad “supersónica” del TC

infolibre

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, consideró este lunes inaudita la velocidad "supersónica" con la que ha actuado el Tribunal Constitucional (TC) ante la convocatoria de la consulta de autodeterminación del 9-N. Lo dijo este lunes en el Palau de la Generalitat –minutos antes de que el TC hiciese pública la suspensión de la consulta– durante la presentación del Libro blanco que recoge los informes sobre el proceso que ha hecho el Consell Assessor per a la Transició Nacional (CATN).

Mas dijo que nunca antes en democracia el TC había celebrado un pleno extraordinario sin esperar ni siquiera un día, después de que el Consejo de Ministros acordase la presentación de sendos recursos contra la convocatoria de la votación y la ley de consultas aprobada por el Parlament. También se mostró crítico con el papel del presidente del tribunal, Francisco Pérez de los Cobos, y recordó que el Parlament pidió su recusación por dos motivos: su "larga militancia en el PP" y haber manifestado animadversión –según dijo– hacia asuntos vinculados con Cataluña y su autogobierno.

Respuesta a Rajoy

En respuesta a la intervención que hizo tras el Consejo de Ministros el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, Mas negó que la consulta del 9-N sea un referéndum encubierto. El president ironizó con que Rajoy hubiese tildado el referéndum de ilegal antes de la decisión del TC –"Montesquieu en estado puro", señaló en referencia al principio de separación de poderes–, y reivindicó la potestad de la Generalitat de proponer cambios normativos sin límites, así como la necesidad de que el Gobierno central escuche la voluntad popular antes de tomar cualquier iniciativa institucional, política y legal.

Invitó de nuevo al Gobierno central a ser los que pregunten a los catalanes si consideran que no se puede hacer como se plantea desde la Generalitat, aunque lamentó que tampoco acepten esta posibilidad: "Ni preguntan ni dejan preguntar. Probablemente lo que temen es la respuesta". "Les da miedo la respuesta, cuando lo que debería darles miedo es que no pueda haber respuesta", zanjó en una intervención que ha arrancado con el agradecimiento a los miembros del CATN de su trabajo.

Minutos antes, el presidente de la Generalitat había instado al TC a ejercer el papel de árbitro que le da la ley siendo una corte "de todos" y no únicamente de una parte. De igual forma, el presidente catalán señaló que la consulta no es un referéndum encubierto y que no puede ser tildada de ilegal, y aseguró que, si el TC utilizase estos argumentos para rechazar la votación –como finalmente ocurrió–, estaría asumiendo las tesis "de una parte" interesada, la del Gobierno central, y así no se comportaría como un órgano judicial.

Más sobre este tema
stats