LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así camuflan los diputados los datos sobre sus intereses económicos y esconden su agenda de reuniones

Protestas sociales

Los vecinos de Gamonal despiertan una ola de apoyo

Varios centenares de personas, la mayor parte jóvenes, han marchado este miércoles por las calles de Madrid para apoyar la protesta vecinal que se ha desarrollado en los últimos días contra la polémica construcción –que el alcalde ha paralizado temporalmente– de un bulevar en el barrio burgalés de Gamonal.

La protesta se ha iniciado en la Puerta del Sol a las siete de la tarde, y a partir de las ocho se ha ido desplazando por diferentes puntos del centro de la capital hasta acabar en calle Génova, frente a la sede del PP, donde algunos manifestantes han lanzado petardos y botellas contra los agentes antidisturbios, además de destrozar mobiliario urbano. En ese momento las fuerzas de seguridad han dispersado a los violentos con pelotas de goma, y han detenido a catorce personas personas. Entre los detenidos hay tres menores de edad y un efectivo de los Bomberos del Ayuntamiento de la capital que estaba de servicio durante la protesta. Los antidisturbios han entrado, incluso, hasta los andenes de la estación de metro de Colón.

La marcha, que en todo momento ha sido acompañada por un fuerte dispositivo policial compuesto por agentes antidisturbios y varios furgones, ha discurrido por la Gran Vía y posteriormente por el Paseo del Prado, lo que ha obligado a la Policía a cortar el tráfico en uno de los dos sentidos de circulación según iba avanzando la concentración con el fin de que ésta pudiese seguir su curso. En la cabecera de la marcha se emplazaba una pancarta de la Coordinadora 25-S en la que se expresaba la "solidaridad" de los convocantes con el barrio burgalés, así como varias banderas republicanas.

Los manifestantes han coreado lemas a favor de la liberación de los detenidos en las protestas de Burgos –46 en total, ninguno de los cuales tiene antecedentes por desórdenes públicos– y han repetido consignas como "Gamonal somos todos", así como en favor de la "resistencia". "Que viva la lucha de la clase obrera" ha sido otro de los gritos más repetidos por los manifestantes, que han lanzado petardos en algunos tramos del recorrido.

5.000 personas piden la dimisión del alcalde Lacalle en Burgos

Sin embargo, Madrid no ha sido la única ciudad que se ha manifestado para apoyar las protestas contra la construcción del bulevar, paralizada a la espera de que el alcalde tome una decisión definitiva tras hablar con los partidos políticos del Ayuntamiento de Burgos y con los colectivos contrarios a la obra. Otras 45 ciudades en toda la geografía española, como Valladolid –donde se reunieron unas 1.200 personas–, Sevilla u Oviedo, han acogido concentraciones, aunque la más numerosa ha sido la de la propia ciudad de Burgos, donde más de 5.000 personas, según la asamblea vecinal, han exigido la cancelación definitiva de las obras y la dimisión del alcalde, Javier Lacalle.

La marcha en la capital burgalesa, que ha sido encabezada por una pancarta pidiendo la liberación de los detenidos, ha partido de la calle Vitoria, junto a las obras del bulevar. La protesta se ha detenido a las puertas de la comisaría, que contaba con una fuerte presencia policial, y ha terminado de nuevo junto a las obras del bulevar, donde la asamblea vecinal ha instalado varias carpas con pancartas solicitando la dimisión del regidor.

Los vecinos consiguen la paralización definitiva de las obras de Gamonal

Según informa Europa Press, los vecinos han anunciado que mantendrán las protestas a lo largo de los próximos días, aunque han desconvocado las concentraciones que en los últimos días se han repetido junto a las obras de la calle Vitoria desde las 6.00 horas. Sí se mantendrán las asambleas por la mañana y por la tarde, así como las manifestaciones contra la posible continuación de las obras.

Precisamente en esta idea ha ahondado el miércoles por la mañana el vicealcalde de Burgos, Ángel Ibáñez, quien ha asegurado que los planes del Ayuntamiento pasan por "continuar con la ejecución de las obras", aunque no obstante también ha afirmado que el consistorio acudirá a la mesa de diálogo que se abrirá la próxima semana junto a los grupos políticos de oposición y a las plataformas vecinales "sin ningún tipo de línea roja". Asimismo, Ibáñez ha anunciado que la corporación analizará la posible "implicación" de Izquierda Unida en las protestas pues considera que ha jugado un "papel esencial".

Además, el vicealcalde cifró en "más de 50.000 euros" los daños al mobiliario urbano –183 contenedores afectados, de los cuales 90 de ellos quemados, y varias marquesinas de autobuses con daños– y ha apuntado que también han sufrido daños algunos negocios de la zona y entidades financieras que han visto sus escaparates rotos.

Más sobre este tema
stats