'caso Lezo'

Ventajas y riesgos para Podemos de una moción que no sumará más apoyos que los suyos

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el jueves.

Unidos Podemos arriesga anunciando una moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy. La coalición ha apostado fuerte anunciando que presentará una iniciativa que, según todo apunta, va a sumar pocos o ningún apoyo parlamentario, un escenario que conlleva peligros pero que también puede ofrecer ventajas a la formación. Si la moción no prospera, Unidos Podemos podría quedar arrinconada y ofrecer la imagen de ser una formación incapaz de generar consensos, pero también, a su vez, quedaría retratada como la oposición más clara y meridiana y poner al PSOE entre la espada y la pared.

Según afirmó la coalición el jueves, cuando anunció que iniciaba una ronda de contactos, su intención era presentar la moción de censura por el "imperativo ético" que supone, a su juicio, la necesidad de echar al PP del Gobierno. Pero la interpretación por parte del resto de grupos políticos fue prácticamente unánime: la de Unidos Podemos era una jugada más estratégica que útil para desalojar a Rajoy del Ejecutivo. Y los expertos consultados por infoLibre coinciden al afirmar que, a nivel táctico, el movimiento de la formación tiene sus ventajas y sus inconvenientes, además de afectar de lleno al PSOE y a sus primarias. Incluso, señalan, cabe la posibilidad –como ya planteó el jueves el PNV– de que la moción permita coger aire a Rajoy.

"Es primordial saber quién sería el candidato de la moción de censura, porque presentar un candidato independiente y con prestigio de la sociedad civil es muy diferente a plantear como presidente a [el secretario general de Podemos] Pablo Iglesias", explica Pablo Simón, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), que señala que la segunda posibilidad facilitaría a PSOE y Ciudadanos el trabajo de argumentar por qué rechazan la moción, dado el rechazo que genera Iglesias en parte de su electorado. "Si, por entendernos, se presentara a un personaje como Manuela Carmena", a esos partidos "les costaría más" justificar su negativa, sostiene.

En cualquier caso, y dado que el PSOE y Ciudadanos ya han mostrado su rechazo frontal a la medida, Podemos se encuentra ante el "escaparate para presentar públicamente su programa" y, a la vez, ante el riesgo de "escenificar su soledad parlamentaria", explica Simón. Esa situación, plantea, "puede hacer que Podemos sea visto como la oposición y PP, PSOE y Ciudadanos como la triple alianza", pero también genera el riesgo de que, "tratando de escorarlos a ellos, termines siendo tú el que es visto como demasiado escorado". Pero, para Berta Barbet, investigadora postdoctoral en Universidad Autónoma de Barcelona, la ventaja supera al inconveniente: la moción "ayuda a Podemos a superar las acusaciones de que el PP gobierna porque no ellos no quisieron apoyar al PSOE y, para ellos no debería ser demasiado problema quedarse solos, porque su prioridad es mostrarse como la verdadera oposición".

Se trataría, en definitiva, de un paso más en la estrategia que Podemos lleva poniendo en práctica de un tiempo a esta parte: tratar de erigirse en el único actor político opuesto no sólo al PP, sino a todo un establishment que, dentro de su discurso, actúa en la misma dirección y movido por los mismos intereses. Máriam Martínez-Bascuñán, profesora de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), coincide en esta lectura, pero no así en el hecho de que a Unidos Podemos le vaya a ir mal necesariamente con esta táctica. "Se trata de una táctica que utilizan otros dirigentes antiestablishment como Marine Le Pen o Jean-Luc Mélenchon en Francia, que no quieren ser encasillados en el campo republicano, y por ahora la jugada parece funcionarles", apunta la experta.

Una pelota en el tejado del PSOE

En cualquier caso, la jugada de Podemos no sólo les afecta a ellos, sino que también influye en el resto de actores políticos y, muy especialmente, en el PSOE, que en apenas tres semanas celebrará sus primarias para escoger nuevo secretario general. Los expertos apuntan que la moción de censura, en los términos en los que se ha anunciado, podría afectar de dos maneras diferentes a la carrera por el liderazgo socialista: o bien beneficiando a Susana Díaz, o bien reforzando el discurso de Pedro Sánchez.

Para Bascuñán, está claro que la moción de censura supone "un capote a Sánchez" que impulsa el relato del ex secretario general del PSOE, basado en que la gestora del partido no se opone con suficiente fuerza al Gobierno de Rajoy y al PP. Y, además, "si Sánchez no gana las primarias, es toda una declaración de intenciones para quedarte con sus votantes" haciendo ver que Unidos Podemos es la fuerza que recoge el testigo de la oposición frontal a Rajoy, apunta la politóloga.

Simón discrepa y piensa que Sánchez no va a sacar ningún rédito de la moción. Y es que, a su juicio, el hecho de que Unidos Podemos no haya mantenido contactos con el PSOE para buscar su apoyo a la iniciativa y la forma en la que ha presentado la moción "incrementa la desconfianza entre los dos partidos, y también va a hacer que aumente la desconfianza de quienes abogan dentro del PSOE por pactar con Podemos". Y, aunque no lo ha hecho, ese efecto "se hubiera multiplicado si Pedro Sánchez se hubiera mostrado favorable a la moción, algo que incluso hubiera beneficiado a Susana Díaz", sostiene el profesor.

Barbet coincide con los otros dos expertos a la hora de identificar estos dos posibles efectos en las primarias socialistas, pero no sobre su capacidad de mover votos en las mismas. "Se pone sobre la mesa el discurso de que Podemos es un socio inestable, pero también el de que la gestora no quiere echar a Rajoy", y esos dos relatos "se van a terminar compensando, así que no creo que terminen influyendo mucho" en el proceso, asevera.

Rajoy, por encima de una oposición impotente

¿Y el propio Rajoy? Desde que Unidos Podemos anunció la moción de censura el jueves, el presidente del Gobierno ha mantenido un mutismo absoluto, pero no así el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, que retó a la coalición a presentar la iniciativa pocos minutos después de que Iglesias la presentase y la tachó de "charlotada". Y es que, dado que hay mínimas probabilidades de que Rajoy termine siendo descabalgado de su puesto, el mandatario podría incluso salir reforzado del brete, según alertó el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban.

Los tres expertos consultados coinciden en que Rajoy es el menos afectado, al menos hasta el momento, por el anuncio, y también en el hecho de que salir victorioso de la moción le serviría como mínimo para insistir en su discurso de que no hay en el Congreso una mayoría alternativa a la que él aglutina. "Beneficiarle, no creo que le beneficie, pero si incide en la idea de que no hay otra opción que pueda conseguir la mayoría suficiente, y también le va a venir bien porque arrincona a Unidos Podemos", sostiene Simón a este respecto.

Barbet, por su parte, opina que "si no sale adelante la moción, Rajoy va a salir fortalecido, porque además se ha cambiado el foco mediático de sitio en una semana que podría haber servido para pedir dimisiones". "Se reflejaría que el poder del PP, aunque no tenga mayoría absoluta, es grande ahora mismo", apunta la experta. Y Bascuñán va más allá: "Rajoy puede salir incluso proyectado como un hombre de Estado frente a una oposición fragmentada", con un PSOE sin líder y con un Unidos Podemos incapaz de organizar una alternativa en torno a sí.

Díaz, sobre la moción: "El 1 de mayo es muy importante como para hablar de Iglesias y su ego"

Más sobre este tema
stats