El futuro de la izquierda

Yolanda Díaz cree que la fuerza de Sumar ya trasciende a la de Podemos y confía su proyecto al impulso de la calle

Yolanda Díaz durante el izado de la bandera y el acto institucional por el Día de la Constitución.

La vicepresidenta Yolanda Díaz —la cara visible de Unidas Podemos en el Gobierno— está convencida de que Sumar, la herramienta que ha escogido para articular su “proceso de escucha”, "va a ser el secreto de una nueva coalición progresista". Así lo ha afirmado a la entrada del acto que se ha celebrado este martes en el Congreso por el día de la Constitución, en referencia a la encuesta realizada por 40dB para La SER y El País, en torno a la cual han girado las conversaciones posteriores al acto en el espacio de la izquierda.

Este estudio apunta a que Sumar obtendría 57 escaños —un 18,7% del total— en el caso de que toda la izquierda —Podemos, IU, Compromís, Más País etc— se uniera en torno a su candidatura, 22 más de los que consiguió Unidas Podemos en 2019. Esta misma encuestadora también analiza el escenario en el que los morados y el resto de fuerzas progresistas no alcanzaran un acuerdo con el proyecto de Díaz: en ese caso, Sumar obtendría 23 escaños —el 9,1%—, Podemos 7 —el 5,9%— y Más País 2 —el 1,9%— e Izquierda Unida, que se integra dentro del grupo confederal, no obtendría representación.

A juicio de la vicepresidenta segunda este barómetro confirma su apuesta por "la unidad", una tesis que también comparten en la cúpula de Podemos. Si bien ambos actores difieren del peso que debe tener cada formación dentro de esta potencial alianza. Para Díaz lo que queda claro es que la "fuerza de Sumar" es "imparable" y así lo ha señalado en conversación informal con los periodistas. La gallega considera que el apoyo que está recibiendo en los territorios transciende al "ruido interno" generado en las últimas semanas y supone un revulsivo electoral a la actual configuración de la izquierda, con Podemos a la cabeza.

Por su parte, a juicio de Podemos, su formación es el "principal motor" del espacio y recuerdan su "generosidad" con Díaz al nombrarla ministra de Trabajo, cartera desde la cual ha potenciado su imagen. La ministra y número dos del partido, Irene Montero, en conversación informal con los periodistas, ha apelado a la voluntad política de ambas partes para llegar a acuerdos, si bien no ha dejado claro si Díaz sería la candidata de ese futuro proyecto conjunto.

Así, desde la cúpula del partido defienden que "lo más importante es la unidad" y que el acuerdo que surja de la alianza con Díaz debe ser "justo" en el que "todo el mundo se sienta respaldado", como ya hizo su formación en 2019 al incluir en el gobierno de coalición a ministros de Izquierda Unida —Alberto Garzón— de los comunes —Joan Subirats— y de Galicia en Común —la propia Yolanda Díaz—. "Nosotros fuimos los que insistimos para meternos en el gobierno y creemos que es una conquista democrática", han enfatizado, recalcando que ninguna otra fuerza política presionó como Podemos. "Pablo [Iglesias] siempre trató de construir esa unidad".

Por su parte, el entorno de Díaz considera que "la ciudadanía no quiere que le hablemos de fórmulas jurídicas de proyectos políticos" y "confían" en ese impulso ciudadano y territorial para acabar de construir su proyecto. En ese sentido critican a quien pretende "destruir" e "insultar" —aunque evitan hacer menciones expresas — y aseguran que hay quien busca impulsar "una candidatura alternativa" a la suya. "Ese no parece el camino. En Sumar cabe todo el mundo", ahondan.

La vicepresidenta recuerda que ella se ha callado ante esas críticas porque es "responsable" y cree que los españoles están "más interesados en el aumento del Salario Mínimo" que en el "ruido", aunque también ha admitido que ve a algunas personas de izquierdas que "desean" que gobiernen PP y Vox porque eso "les hace más fuertes". Una visión que no comparten en Podemos, que critica la falta de interlocución con Díaz.

Díaz sopesa adelantar el anuncio de su candidatura

La vicepresidenta segunda ha dejado la puerta abierta a adelantar el anuncio de su candidatura. En principio, previsto para el mes de febrero. Sin embargo, la dirigente gallega cree que su gira por España no acabará hasta principios de marzo, una fecha en la que los equipos de trabajo de Sumar también tendrán preparadas ya las conclusiones del proceso de escucha. Por ese motivo, la titular de Trabajo prevé realizar dos actos: uno con la presentación de la candidatura y otro con el de las conclusiones.

Díaz no ha revelado aún si se presentará, aunque todo parece indicar a que sí está dispuesta a dar ese paso. En ese sentido, ha admitido que en los actos de Sumar los asistentes le preguntan de manera recurrente sobre esa cuestión, por lo que cree que es mejor despejar la incógnita cuanto antes. Una petición que también ha realizado la cúpula de Podemos y otras formaciones del espacio confederal como IU o los comunes de Ada Colau.

Lo que ha querido dejar claro Díaz es que cuenta con un "amplio respaldo" de varias formaciones políticas, entre las que se incluyen los distintos cargos territoriales de Podemos. Es más, la vicepresidenta segunda ha deslizado que esos cargos reciben "presiones" de la cúpula del partido para que no acudan a sus actos, un extremo que niegan en Podemos. La coportavoz de Podemos, María Teresa Pérez, ha asegurado que ella misma acudió a la presentación de Sumar en València hace escasas semanas y lo ha encuadrado en la "normalidad" de dos proyectos que aspiran a entenderse.

Díaz "ayudará" en la campaña de las autonómicas y municipales

La vicepresidenta segunda anunció el pasado mes de julio que Sumar no se presentaría a las elecciones autonómicas y municipales, que se celebrarán el próximo mes de mayo. En el entorno de la presidenta trasladan que Díaz "ayudará" a quien se lo pide, especialmente para mantener los gobiernos o mejorar las expectativas de la izquierda.

Este es otro de los principales focos de conflictos con Podemos, ya que los morados esperan que la titular de Trabajo respalde a sus candidatos frente a los de Más Madrid o Compromís. Sin embargo, no parece claro que ese vaya a ser su papel, ya que pretende prestar su ayuda a todos los actores del espacio.

No lo ven igual desde Izquierda Unida. La formación que dirige Alberto Garzón cree que Díaz acierta al mantenerse al margen de los comicios de mayo y consideran que la titular de Trabajo no debería participar las campañas electorales en las que haya varias fuerzas progresistas a la izquierda del PSOE. En IU entienden que si Díaz quiere construir un espacio amplio de cara a las generales, este tipo de decisiones no ayudarían a crear un clima de unidad.

Los retos de Sumar según las encuestas: relanzar la 'presidencialidad' de Díaz y consolidar el voto de UP

Los retos de Sumar según las encuestas: relanzar la 'presidencialidad' de Díaz y consolidar el voto de UP

Más sobre este tema
stats