El juicio del 'procés'

Zoido defiende la actuación policial y culpa a los Mossos del "insuficiente" dispositivo el 1-O

El exministro del Interior Juan Ignacio Zoido.

El segundo plato fuerte de la novena jornada del juicio contra los doce líderes independentistas acusados de rebelión, sedición, malversación de caudales públicos y desobediencia llegó tras el receso de la comida. El exministro del Interior Juan Ignacio Zoido prestó declaración en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo para explicar la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado durante el referéndum ilegal del 1-O y los días previos a la jornada de votación.

En su comparecencia, el exmiembro del Ejecutivo de Mariano Rajoy defendió el papel que jugó la Policía Nacional y la Guardia Civil, que intervinieron de forma “proporcionada”, y culpó a los Mossos d'Esquadra del “totalmente insuficiente” dispositivo puesto en marcha el día de la consulta: “¿Qué habría pasado si en lugar de los 6.000 o 7.000 mossos hubiese habido 12.000 mossos acompañados por los 6.000 agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado?”.

La testifical de Zoido no estaba prevista en el arranque del juicio. Sin embargo, fue solicitada durante las cuestiones previas por la defensa del exconseller de Interior, representada por el abogado Javier Melero, al considerarla “imprescindible”. A lo largo de más de una hora, el exministro rechazó categóricamente que durante el referéndum se produjeran excesos por parte de la Policía o el Instituto Armado. “Fue una actuación proporcionada teniendo en cuenta lo que pasó aquél día”, apuntó Zoido, que relató que se envió un contingente a Cataluña como “auxilio” a los Mossos d'Esquadra.

“No se previno una actuación autónoma de las fuerzas del Estado”, repitió el extitular del Interior. Sin embargo, añadió, se produjo un cambio de criterio a partir del 1-O, cuando se emitió una instrucción en la que se puntualizaba que Policía y Guardia Civil “podrían actuar con independencia” cuando los mossos fueran insuficientes.

Uso “razonable y proporcional de la fuerza”

Esa instrucción emitida el 29 de septiembre de 2017 por la Secretaría de Estado de Seguridad fue entonces reproducida en el Salón de Plenos. El abogado de Forn pidió que se bajara al apartado en el que se especifican los criterios de actuación, un punto en el que se recogía que había que “priorizar” la seguridad de ciudadanos y policías “sobre la eficacia” de impedir el referéndum. Preguntado por si esas instrucciones finalmente se cumplieron, Zoido no dudó: “Sí, sí”.

El exministro también recordó que los agentes realizaron un uso “razonable y proporcional de la fuerza”, aunque en algunos casos se vieron obligados a replegarse. En este sentido, las defensas le recordaron el escaso número de centros de votación que consiguieron clausurarse aquel 1-O. En ese momento, Zoido reconoció que el dispositivo fue “totalmente insuficiente”, aunque culpó de ello a los Mossos: “¿Qué habría pasado si en lugar de los 6.000 o 7.000 mossos hubiese habido 12.000 mossos?”.

Uno de los momentos más delicados de la testifical se registró cuando el abogado Javier Melero insistió en el dispositivo policial desplegado durante la jornada de votación. A partir de ese momento, Zoido empezó a tirar balones fuera respecto a las cuestiones más operativas que se le planteaban. Explicó que el coordinador del dispositivo fue el entonces coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos. “Yo no di la orden de qué tenían que hacer ni cómo lo tenían que hacer”, apostilló Zoido, quien en respuesta a una de las defensas señaló que fueron los “operativos” los que ordenaron las diferentes intervenciones en los centros de votación.

Urkullu detalla con precisión el papel de "mediador" que Rajoy olvidó

Urkullu detalla con precisión el papel de "mediador" que Rajoy olvidó

Más sobre este tema
stats