LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El PSOE y Sumar rebajan el laicismo del Gobierno y apartan el foco de los privilegios de la Iglesia

Alex O'Dogherty: "Tenemos conversaciones muy profundas, tengo claro que Lía piensa que estoy loco"

Álex O'Dogherty y Lía

Alex O'Dogherty (San Fernando, 1973) tiene una trayectoria extensa y muy especial, como lo es su apellido. Podemos verle tanto en la gran pantalla como en la pequeña, además de en los teatros. También has podido escuchar su voz en programas de radio como colaborador o como cantante en un espectáculo. Sin duda, el andaluz es “inclasificable”, como bien señala en su página web: “Un artista capaz de hacer cosas tan diferentes como escribir monólogos, componer bandas sonoras, morir en brazos de Viggo Mortensen, tocar en el Festival Gigante, cocinar con Chicote, actuar en el Festival de Comedia de Montreal, presentar los MAX, interpretar a Buñuel, cantar I Will Survive con Gloria Gaynor, dirigir un corto, grabar tres discos…”

El famoso chófer de Cámara Café Arturo Cañas fue un papel que marcó la carrera del gaditano, tanto que no dudo en formar parte de la película estrenada este 2022. También le recordarás por su papel de Alfredo Escobar, en Doctor Mateo. Actualmente, entre sus múltiples trabajos se encuentra Imbécil, espectáculo que se representa en el Cine Capitol, en la Gran Vía madrileña. En este monólogo, O'Dogherty se recrea en “el poder de las palabras, o más concretamente, en el poder que tenemos los que las usamos. Una palabra es solo una reunión de letras, pero puede hacerte reír, llorar, sorprenderte, sonrojarte, enamorarte, enfadarte… Bueno, la palabra no, la persona que la utiliza”, apunta.

El humor de Alex O'Dogherty está presente en la mayoría de sus proyectos, como en sus redes sociales y su fiel compañera es Lía. Su perrita de tres años cuyo nombre quería que fuera “corto y claro“, acabó con diversos apodos cariñosos: “Lichi, lichirruchi, chicuca, chiquita pequeña…”, comenta el actor. La mascota fue adoptada y ha sido el primer perro que han tenido, ya que según explica, “teníamos claro mi chica y yo que queríamos un perro. Ha sido el primero de mi vida, porque yo siempre había tenido gatos. Estuvimos un tiempo buscando, fuimos a varias protectoras porque teníamos claro que queríamos adoptar. Un día apareció su foto en una y fuimos corriendo a por ella”.

Desde ese momento, la vida del andaluz cambió. En las redes se puede ver que no pueden vivir el uno sin el otro, aunque Lía se suele quejar un poco de su dueño. Así lo comenta en su propio Instagram, cuya descripción destaca: “Dice que es mi dueño [en referencia al actor], pero en realidad él es mi mascota”. Esta relación es tan especial que el humorista dice sin temor que, aunque conoce a personas extraordinarias, “ninguna es mejor que Lía”.

En la casa de O'Dogherty, Lía es “una más”. “Es lo mejor que nos ha pasado, lo volvería a hacer mil veces”, señala el humorista cuando se le pregunta si ha mejorado su calidad de vida al adoptar una mascota. No solo le acompaña o está pendiente de lo que hace el actor, sino que forma parte de cada locura que pueda protagonizar. Tanto que no es de extrañar que se den “conversaciones muy profundas” entre ambos. Por este motivo, el gaditano considera que Lía “piensa que estoy loco. “De hecho, tiene su propio Instagram y no habla muy bien de mí, la verdad”, comenta entre risas.

Raquel Martos: "Betty es el amor con patas"

Raquel Martos: "Betty es el amor con patas"

Más sobre este tema
stats