Cómo lo ve

Pilar Velasco: "El independentismo también tiene que dar señales para traducir las que envía el Gobierno"

La periodista Pilar Velasco (Madrid, 1978) se ha especializado en el el área de la investigación. Desde 2004 trabaja en la Cadena Ser. Alcanzó una involuntaria fama al ser demandada por el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, tras hacer pública en exclusiva la grabación del vídeo en el que el líder del PP recorría junto a otros tres acompañantes Cartagena de Indias con unas bolsas de plástico con contenido sospechoso. Fue absuelta finalmente por los tribunales. En 2018 tuvo la oportunidad de formar parte del programa Yale World Fellows, desarrollado en la prestigiosa universidad norteamericana. En la actualidad, colabora habitualmente con infoLibre con una columna semanal.

Los indultos

"Los indultos son una opción. Razones para apoyar los indultos hay muchas y yo entiendo que razones en contra también las hay. Es una manera de pasar página. Estamos hablando de condenados que les quedan pocos meses para estar en la calle, para tener un tercer grado. Con una Esquerra Republicana que está apoyando la gobernabilidad de España. Y más que pasar página, los indultos son una opción para tender un puente en la reconstrucción de la convivencia con Cataluña. El tiempo de la justicia ya ha pasado y es el tiempo de la política. Como es una vía política, el Gobierno tiene que explicar muy bien por qué se está tendiendo este puente y por qué esto ayuda a la reconstrucción de Cataluña. Los indultos no son un perdón de la pena, ni mucho menos. La condena la tienen ahí. Y sobre todo no son un olvido. Es una opción política para reconstruir a partir de los errores que se han cometido y una manera de pasar página hacia delante".

La vieja guardia socialista

"A la vieja guardia socialista yo le pediría más generosidad política porque ellos no tuvieron ningún problema cuando defendieron los indultos de Vera, por ejemplo. Tampoco tuvieron ningún problema en manifestarse a las puertas del Supremo, que es algo que no está haciendo este Gobierno. Felipe González tiene todo el derecho a opinar, hace un año, a favor de los indultos y, ahora, en contra. Lo que ocurre es que no se dan cuenta de que la derecha está utilizando sus posicionamientos para cargar contra una opción política absolutamente válida para este Gobierno. Creo que les falta generosidad a la hora de entender que el Ejecutivo, el que hay ahora, el del presente, tiene que mirar al futuro y a cómo vamos a reconstruir la España de hoy con Cataluña".

Vuelve el Trío de Colón

"El Partido Popular, cuando se une a esta manifestación con Vox, lo que hace es enrocarse en la postura que ha tenido desde hace quince años, es decir, en una imposibilidad para poner opciones políticas sobre la mesa, sobre qué hacemos en la relación de España con Cataluña. La manifestación de Colón parece un revival de lo que ya vivimos en el año 2004, con la oposición al Estatut, la recogida de firmas, las manifestaciones en la calle... Un revival que no plantea una opción política sobre la mesa, si no simplemente armar una algarada, intentar tumbar a un Gobierno. Lo que ocurre es que el Partido Popular no se da cuenta de que en esta falta de poner opciones políticas sobre la mesa, el primero de la clase ya no son ellos. Ahora es Vox. Vox grita más fuerte y Vox siempre va a tener un mensaje más duro. Lo que está haciendo el Partido Popular es una oposición de derribo al Gobierno continuamente y una oposición desleal también con su obligación para dar soluciones a la crisis territorial que tiene este país".

La postura del independentismo

"El independentismo catalán, aunque desde Madrid nos cueste más verlo, ha hecho gestos en el último año. No solo apoya a la gobernabilidad Esquerra. ERC, antes incluso de que apoyara al Gobierno, ya había apostado por la vía bilateral. Es verdad que Esquerra Republicana ha elegido un Gobierno independentista en lugar de un Gobierno de izquierdas. Yo les pediría también más generosidad al independentismo, porque tienen que entender que esta reconstrucción y este diálogo es de las dos partes. Es decir, España tiene que convencer, tiene que dar argumentos atractivos a las generaciones jóvenes catalanas para que quieran estar en España. Y el independentismo también tiene que hacer señales para traducir las que se están enviando desde el Gobierno de España, que tienen un coste muy alto y que tienen también un desgaste para los partidos de izquierdas que están lanzando estas señales".

El PP ante los tribunales

"Para una parte del electorado están amortizadas todas las causas judiciales que han tenido pendientes el Partido Popular. Cuando un partido gana elecciones es porque ha conseguido ampliar su base electoral. Entonces, por más que el PP tenga amortizado electoralmente con los suyos en los casos de corrupción y todos los procesos judiciales, no va a llegar en buena forma a las siguientes elecciones. No llegará nunca en buena forma a unas siguientes elecciones generales si no afronta los casos de corrupción que tienen. ¿Cómo puede afrontar los casos de corrupción que tiene, todas las causas judiciales, alguien como Casado? Bueno, primero hablando de ellos. Esto no es cambiar de sede y no hablar. Hay que hablar de ellos. Al final, ganar unas elecciones, que de eso se trata al fin y al cabo, supone asumir y pedir perdón por los errores que ha cometido tu partido".

El fin del estado de alarma

"España es uno de los pocos países en Occidente donde se ha hecho un uso político tan escandaloso y tan bárbaro, tan exagerado, tan hiperbólico, de las medidas y de las restricciones sobre la pandemia. Para perjudicar o para hacer oposición a un Gobierno, han elegido las restricciones de la pandemia que al fin y al cabo vienen dictadas por un comité de salud y por científicos. Por supuesto que hay aciertos y errores en un escenario que es completamente nuevo, pero lo que ha pasado hace tres semanas tiene mucho que ver con lo que ha ocurrido durante todo el año de la pandemia. Ha acabado el estado de alarma. No ha pasado nada. Seguimos en sintonía con las restricciones que se toman en Europa, con el ritmo de apertura que hay en Europa. Y esto que decía el PP, respecto a que iba a ser un desastre, al final no ha sido así".

La vacunación

"Lo que ha ocurrido con las vacunas es el mayor éxito científico de este siglo y del anterior y del anterior. Es un hito. Y el proceso de vacunación va a buen ritmo. Una de las mejores noticias de que el proceso de vacunación vaya a buen ritmo en España es que el Gobierno se está comprometiendo ya a donar vacunas a países con menos recursos. También se hizo mucha política con el ritmo de vacunación, cuando dependía al final de Europa. Yo siempre he sido muy optimista. Creo que incluso en julio vamos a estar muy cerca del setenta por ciento de vacunación con doble dosis. Efectivamente, la vacunación va a buen ritmo y eso significa que vuelve la agenda política, que hay apertura de la economía, que podemos volver a la vida que teníamos un poco en paréntesis, sobre todo, a la vida social. Y todo va más rápido de lo que pensábamos. Pensábamos que el proceso de vacunación íbamos a estar cerrándolo en septiembre, octubre o noviembre y estamos hablando de que vamos a estar muy cerca a finales de julio".

Las vacunas y la oposición política

"El éxito del proceso de vacunación en España no creo que vaya a cambiar el paso de la oposición en absoluto. Pablo Casado ya ha demostrado en los últimos meses que el Pablo Casado centrado que anunció en el Congreso y el que rompió con Vox, no es verdad. Duró pocas horas. No solo se manifiesta en Colón con Vox, es que ha utilizado la pandemia para hacer una política de oposición exageradamente dura. Uno puede criticar, por supuesto, las decisiones de Sanidad que son equivocadas. Todo eso es absolutamente debatible. Pero que lleguemos al ritmo de vacunación y que estemos celebrando esto en septiembre, no va a cambiar el paso del Partido Popular que ha decidido hacer una oposición salvaje de aquí al final de la legislatura. El Partido Popular, de la mano con Vox, va a continuar en una política de oposición muy dura desentendiéndose de las políticas de estado".

Primarias del PSOE en Andalucía

"No conozco mucho la letra pequeña de la política andaluza, pero por lo que me cuentan algunos colegas de allí y gente del PSOE, Juan Espadas es un candidato que podría competir mejor contra Moreno Bonilla, porque es un candidato transversal que tiene una buena gestión en Sevilla y que puede convencer a ciertos sectores de izquierda y de centro. Susana Díaz ha decidido, en estas primarias, no confrontar en exceso con Pedro Sánchez. No la hemos escuchado hablar de los indultos. Si gana, la transición será tranquila porque Ferraz evidentemente lo aceptará. Y si gana Juan Espadas, el Partido Socialista de Andalucía se reconstruirá más alineado con Ferraz y con Pedro Sánchez y veremos un partido diferente, contando con que es muy importante porque Andalucía es un granero fundamental para que el PSOE también gane elecciones. Se ganan elecciones con Cataluña pero también con Andalucía".

La izquierda a la izquierda del PSOE

"La izquierda a la izquierda del PSOE, la verdad es que está en un nuevo ciclo completamente distinto de aquel que arrancó en el año 2011. Pablo Iglesias fue un actor fundamental para toda la reconfiguración de la política de izquierdas como la conocemos ahora, pero estamos ya en otra pantalla. Pablo Iglesias ha salido de la política en estos ciclos tan aceleradísimos en los que vivimos. En las últimas elecciones, Más Madrid ha ganado en votos al PSOE, que no es poco. Por primera vez, la suma a la izquierda del PSOE en Madrid superó al Partido Socialista. Los ciclos son tan acelerados en política que tienen todo por hacer: reconstruir los liderazgos para las próximas elecciones, reconstruir la agenda y además crear estructuras de gobierno. Son partidos que tienen una carencia fundamental que es que no están bien articulados en el resto del país. Como la política a la izquierda del PSOE es un escenario abierto por reconstruir, creo que tienen mucho que hacer de cara a los próximos dos años".

El debate sobre fiscalidad

"El debate de la fiscalidad es el gran debate del siglo XXI junto con el feminismo y junto con la agenda verde. Doy la enhorabuena a infoLibre por la investigación de Openlux, porque ha visualizado otra vez que para que tengamos un debate sobre las grandes fortunas y cuánto tienen que aportar, hay que saber dónde están las grandes fortunas. Lo que sabemos es que las grandes fortunas, en muchísimas ocasiones, siguen utilizando instrumentos opacos para no pagar impuestos, para evadirlos al extranjero. Biden, por ejemplo, está haciendo políticas fiscales que hace poco se hubieran llamado comunistas o socialistas. La fiscalidad y la redistribución es clave para que las economías capitalistas funcionen. Nos hemos dado cuenta de que las economías no funcionan si no se redistribuye. Uno no abre los debates cuando quiere sino cuando puede. Entonces, en España, es verdad que hay muchas voces hablando de la fiscalidad pero todavía no se ha abierto ese debate y creo que está pendiente".

Ignacio Sánchez-Cuenca: "Los indultos eran inevitables"

Ignacio Sánchez-Cuenca: "Los indultos eran inevitables"

Más sobre este tema
stats