La portada de mañana
Ver
La tormenta perfecta del extremismo en Europa descoloca a la derecha tradicional a las puertas del 9J

Librepensadores

Arrimadas o Igea

Ángel Lozano Heras

Al fin, Francisco Igea ha dado un paso al frente y desafía el liderazgo de  Inés Arrimadas al aceptar presentarse a las primarias de Ciudadanos. Los dos dieron una patética imagen en un encontronazo público en televisión. Igea ya ha mostrado en varias ocasiones su contrariedad por el giro a la derecha de Ciudadanos, primero con Rivera y después con Arrimadas.

Nos da lo mismo que Cs diga y haga los postulados políticos que a Francisco Igea se le ocurran o que sean propuestas de Inés Arrimadas y del grupito que añora aún a Rivera. La cuestión es saber quién de los dos es capaz de salvar del naufragio al partido naranja. Y también aclarar hacia dónde irá ese bote salvavidas, en el improbable caso que les rescaten.

Es muy atrevida y arrogante la postura de Arrimadas, que sin ser aún la líder de Cs –o la lideresa– se arropa el liderazgo, antes del Congreso que la elegiría o no. Además cabalga por encima de las directrices de la gestora. Y con ello, dicta las normas, ella solita, de cómo debe ser la asociación electoral con la derecha del PP. Eso de Mejor Unidos (MU).

Igea reprocha a Arrimadas porque “es un error acercarse al PP en Cataluña y en el País Vasco” (en Galicia no les hace falta acercarse porque allí casi ni existen los de la formación naranja). “Nosotros nacimos para combatir el bipartidismo”, responde repetidamente Igea. “Uno de los desaciertos estratégicos de las pasadas elecciones de Cs es que los votantes nos visualizaron más allá del centroderecha moderado”, muy pegados al conservadurismo liberal del PP y del radicalismo ultra de Vox. ¿Es aún Cs un partido constitucionalista, regenerador, anticorrupción, y antipucheracionista, o es el apéndice, la nueva marca blanca de la derecha española?

Si quiere vencer a Arrimadas, Igea debería hablar alto y claro. Debe manifestar su firme empeño en desbaratar todos los acuerdos allí donde Cs mantiene el gobierno con el PP con el sostenimiento directo o necesario de Vox (Andalucía, Madrid, Murcia, Castilla y León…) De lo contrario su candidatura será más de lo mismo.

Ciutadans –o Ciudadanos– tiene que dar un volantazo y cambiar de dirección radicalmente porque va en rumbo de colisión. Y Arrimadas es una timonel lamentable. Cada vez que habla en plan mitinero parece que aún se oye, tras ella, la vocecita de Rivera desde un paradisíaco lugar. Es realmente lamentable ver a Cs mendigar de esta manera pero es lo que se han buscado. Es más, el secretismo absoluto de Arrimadas en su opaca gestión del partido asusta a muchos militantes y simpatizantes de Cs. La osada khaleesi de Juego de Tronos quiere configurar la nueva ejecutiva del partido sin compromisarios críticos con ella y con una revisión de sus políticas liberales, sociales y de Estado.

La plataforma  crítica promovida por Igea— Cs eres tú— habría logrado la victoria en al menos 13 agrupaciones de Madrid; 14 de Cataluña; 13 de Castilla La Mancha; 11 de Murcia; 11 de Castilla y León; 7 de Andalucía; 6 de las Islas Baleares; 5 de las Islas Canarias; 7 de Aragón; 2 de Asturias; 3 de Extremadura; 4 de Galicia;  3 de La Rioja; 2 de Valencia y dos en la ciudad autónoma de Melilla.

Por el contrario, algunos acusan a Igea de ser un político ingenuo. Una de sus lúcidas ideas-medidas, al hecho de que PP-Cs cierren consultorios en los pueblos castellanoleoneses, es que se den cursos de primeros auxilios en esos pueblos y que la gente se las apañe como pueda. ¡Menuda infamia y patochada esta solución del que es vicepresidente por Cs del Parlamento de Castilla y León!

Francisco Igea Arisqueta es un verso libre dentro de Cs. Es un político muy peleón, con una gran trayectoria de batallitas, su singular afición a competir contracorriente.

No sé si Igea es político honesto o no, presupongo que sí. Pero sí fue víctima de un presunto pucherazo en las primarias de Castilla y León y eso le da empatía electoral, porque al menos jugó limpio.

Continuamente asegura que “lo que ahora se necesita en C's es alguien dispuesto a presidir un partido en el que se escuche a la gente". Pero los fallos telemáticos de hace unos días para elegir a los compromisarios que acudirán a la asamblea general de marzo, han trastocado los planes de Igea.  Se aproxima la tragedia.

Sin embargo, Arrimadas ya va decidiendo lo que hay que hacer en el partido, antes de ser elegida la líder de Cs. Huele a pucherazo, o al menos a cacicada Arrimadas. Tenga mucho, mucho cuidado, Igea, con los pucherazos. Hay más de uno en la gestora nacional experto en ellos, como pasó en Castilla y León, Murcia, etc.

Rivera descarta volver a la política y tutelar a Cs y dice que su voto en las primarias es "un secreto a voces"

Rivera descarta volver a la política y tutelar a Cs y dice que su voto en las primarias es "un secreto a voces"

Los populares de Casado buscan reforzar a Arrimadas para su congreso, o engullirla, como trampolín para una alianza nacional en próximas elecciones generales.

Claro, que así irán de cabeza a otro tremendo varapalo electoral. El PP se fagocitará a Cs. Los pesos pesados naranjitos huyen despavoridosnaranjitos. El feroz lobo pepero se tragará a Caperucita Naranja, Arrimadas, con su canasta de Cs entera. Y aquí Igea sería el valiente leñador que puede salvarla y emanciparlos de la vergonzante tutela de la derechona del PP y de Vox.

Ángel Lozano Heras es socio de infoLibre

Más sobre este tema
stats