Desgarro en IU

Mario Martín Lucas

Cuando parecía que por las venas y arterias de IU volvía existir flujo de sangre, cuando una nueva ilusión se vislumbraba en esas siglas ante las próximas elecciones autonómicas y municipales …¡el sopetón!, Tanía Sánchez, recién elegida candidata a la Comunidad de Madrid, a través de un proceso de primarias, opta por abandonar su partido político de toda la vida, constituir un nuevo partido y trabajar desde él por conseguir la unidad popular para las mismas elecciones para las que fue elegida candidata de IU, al tiempo que el recién elegido candidato de ese mismo partido para encabezar la candidatura a la presidencia del gobierno, Alberto Garzón, se sorprende de lo ocurrido y no lo comprende, eso él que es persona informada y está dentro de esa coalición política, ¿qué deben pensar los simpatizantes y posibles electores de esa formación?.

IU ha visto como desde sus propias filas, antiguos integrantes suyos (Monedero, Iglesias, etc…) han sabido conectar con el descontento de la sociedad española especialmente de la clase trabajadora, sustanciando un proyecto: Podemos, que se ha cuajado en una real alternativa política cómo se ha demostrado en las elecciones europeas y se proyecta en las encuestas electorales recientes, lo que supone que algo ha faltado de “sensibilidad” sobre lo que sucedía en la calle a la coalición liderada, hasta ahora, por Cayo Lara.

Las tensiones en IU, especialmente en la agrupación regional de Madrid, vienen de lejos, y han acabado por sustanciarse en un posicionamiento entre veteranos dirigentes de su nomenclatura (Ángel Pérez, Gregorio Gordo, Miguel Reneses, etc…) y la nueva generación mucho más pegada a la calle (Garzón, Tania Sánchez, Mauricio Valiente, etc…), aquellos no han admitido pagar sus culpas por los desmanes realizados en Bankia por José Antonio Moral Santín, quien llegó a ser vicepresidente de Caja Madrid y apoyo preferente de Miguel Blesa para, primero llegar al cargo, y luego mantenerse en él, al margen de disponer de 456.522 euros en tarjetas black.

El mayor riesgo de los políticos es “profesionalizarse”, la actividad pública debería requerir una gran dosis de entusiasmo, y lo ocurrido con quienes llevan tantos años en IU es que han asumido como profesión ser miembros de la oposición, sabiéndose y aceptándose sin posibilidades reales de gobierno.

El desgarro producido estos días en IU, desde luego perjudica las opciones de esa formación política ante las próximas convocatorias electorales, pero también las de Tania Sánchez que aunque las tendrá desde su nueva formación de integración popular, mucho más efectiva habría sido su candidatura desde IU. Los tiempos actuales exigen unión y no división, pero la política se ha convertido en una profesión y los personalismos se anteponen al interés general.

Mario Martín Lucas es socio de infoLibre

IU flexibiliza su postura para intentar salvar la convergencia en Madrid

IU flexibiliza su postura para intentar salvar la convergencia en Madrid

Más sobre este tema
stats