Librepensadores

Pensiones robadas

Ángel Lozano Heras

Todas las recomendaciones paternalistas de los poderes financieros sobre el sistema público de pensiones llevan la marca de la casa, la economicista, pero apenas hablan del derecho de las personas. Y eso que el artículo 50 de la Constitución Española es bien claro al respecto. “Siempre tiene que haber recursos [dineros] para que la ciudadanía de la tercera edad tengan pensiones suficientes y adecuadas”.

Pésanchez no hace más que repetir como cacatúa política el mantra ese de “subiré las pensiones en enero si soy presidente”. Pero también repitió lo de la reforma laboral y nada. Y lo mismo dijo de abolir la ley mordaza y acometer decididamente la lucha por el cambio climático, y tampoco hizo nada. Y añadiríamos también un largo etcétera. Y así estamos.

Todos los pensionistas recuerdan que durante su anterior mandato, Pésanchezno cumplió una sola de las reivindicaciones de la lucha de las pensiones. También votó en Europa a favor del producto paneuropeo de pensiones individuales (PEPP). Este es la llave para exonerar a los Estados de la UE de un plan de pensiones públicas dignas y sustituirlas por fondos privados de capitalización.

Mientras siga ese barbulleo de la socialdemocracia descafeinada, la dura realidad hace mella desgraciadamente en muchos pensionistas y jubilados.

Las pensiones perderán más de un 30% de poder adquisitivo si se continua con el aumento anual del 0.25%. Los pensionistas siguen pensando y analizando que las futuras pensiones serán peores que las ahora existentes. La Airef (Autoridad independiente de Responsabilidad Fiscal) es agorera y arremete contra la viabilidad del vigente sistema público de pensiones. Quiere convencernos de que si abolimos el índice de revalorización actual y retrasamos la edad de jubilación a los 67 años, las pensiones perdurarán. Y de paso, de acuerdo con bancos y demás empresas de seguros, aboga para que nos hagamos un PPE, o sea un plan de pensiones privado de empleo o de empresa. Que ya sabemos de sobra cómo acaba el relato, cuento, de las versiones institucionalistas.

Por aclarar unos actores y otros, diremos que los expertos del Banco de España, la Airef y Mapfre, por ejemplo, advierten que las pensiones y la Seguridad Social no son sostenibles tal cual están ahora y nos conminan para emprender ya una reforma de “gran calado”, pero siempre desde una óptica economicista y de rentabilidad financiera.

Por otro lado, las asociaciones, plataformas de pensionistas y algunos sindicatos, aseguran que hay que seguir luchando por unas pensiones públicas dignas y que la sostenibilidad sí es posible a pesar de los agoreros e intereses económicos del IBEX 35 y sus acólitos financieros.

Existe un sentimiento profundo entre los pensionistas de que les quieren robar el futuro con todas estas reformas interesadas y planes de pensiones privados.

E insisten que ellos son algo más que números que cuadrar en un presupuesto, “somos personas de carne y hueso”, algo más de nueve millones de pensionistas.

Pero parece que estos actores financieros son insensibles a los hechos que acontecen al ciudadano de a pie. Llevamos ya casi una década sufriendo la grave situación de precariedad de muchísimos jubilados y pensionistas. Los gobiernos del PP y del PSOE no han hecho más que poner parches y exacerbar más la situación con las regresiones presupuestarias y de prestaciones y recortes. El empobrecimiento de nuestros mayores va a más. En nuestro país, 4ª potencia económica de Europa, más de un tercio de ellos cobra por debajo del umbral de la pobreza.

La Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (Coespe) convoca este 16 de octubre a una concentración nacional en Madrid, frente al Congreso de los Diputados para reivindicar nuestro sistema público de pensiones. Para animar esa convocatoria –participan más de 350 plataformas– se ha organizado varias columnas de pensionistas. Una salió desde el País Vasco hacia Madrid y la otra emprendió la marcha hacia la capital del Estado desde Rota (Cádiz). Ambas se dirigirán hacia la capital del Estado para llegar el mismo 16 de octubre y unirse a los miles de pensionistas de toda España allí convocados.

La consigna de dichas marchas es: "De norte a sur, de este a oeste, las pensiones públicas se defienden cueste lo que cueste y gobierne quien gobierne…".

Se le exigirá al Gobierno de Pésanchez y al Congreso que se apruebe una pensión mínima igual al Salario Mínimo Interprofesional, 900 euros, para alcanzar en dos años los 1.084 euros, mínimo vital que fija la Carta Social de la Unión Europea. Y que se revaloricen con el índice de precios al consumo real anual, con un blindaje, como derecho fundamental en la Constitución Española.

Y no queremos que nos endilguen el modelo de la mochila austríaca de las pensiones.

Algunos partidos, como la derecha trifálica o trifachita (PP, Cs y Vox) siguen a uvas y defendiendo las pensiones privadas e intereses del gran capital.

Las elecciones ya están ahí, a la puerta de la esquina. PSOE, Unidas Podemos, Más País y otros, intentarán hacerse con los votos de muchos millones de pensionistas. Y mientras, la sensación general es que te están robando tu futuro y el de tus hijos y nietos. _____________

Ángel Lozano Heras es socio de infoLibre

El gasto en pensiones se eleva en octubre hasta la cifra récord de 9.710 millones, un 4,9% más

El gasto en pensiones se eleva en octubre hasta la cifra récord de 9.710 millones, un 4,9% más

Más sobre este tema
stats