LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El divorcio de las derechas reconfigura el tablero y pone a prueba las políticas del PP

Librepensadores

¿Y si la gran coalición en España la formaran Podemos y Ciudadanos?

Mario Martín Lucas

Mucho se ha hablado del intento de ciertos integrantes clásicos del PP y del PSOE para apoyar una gran coalición al modo de la Große Koalition al frente de la cual gobierna Angela Merkel en Alemania, cuyo objetivo sería proteger al Estado de los efectos de los partidos emergentes, para perpetuar el bipartidismo alternante que se ha sucedido en el poder en España desde la Transición.

Las consecuencias de la crisis, primero ignorada por los gobiernos de Rodriguez Zapatero y luego utilizada como coartada por el Gobierno de Rajoy para aplicar una política de austeridad y recortes que ha acentuado la desigualdad en España y el sufrimiento para gran parte de los españoles, hizo estallar a los electores, quienes se rebelaron en las elecciones europeas de mayo de 2014 apoyando la irrupción de nuevos partidos, que en los sucesivos procesos electorales han propiciado un escenario de fraccionamiento del voto que se articulará en las elecciones generales del 20-D alrededor de, al menos, cuatro opciones, de manera que se aleja no ya la posibilidad de una mayoria absoluta por parte de alguna formación, sino inclusive una mayoría relativa que pueda funcionar sustentada por un solo partido, la clave será la negociación y el consenso, y ciertas actitudes en la forma de hacer política, evidenciadas hasta ahora, quedarán fuera de foco.

Al eje clásico de la política, izquierda y derecha, se han unido otros vectores, de tal modo que la política catalana parece priorizarse en clave soberanismo vs constitucionalismo, Podemos añadió al debate el vector arriba vs abajo y también juega en el tablero el eje nueva política vs vieja política. El elector no responde únicamente a los planteamientos de la política clásica y se agrupa por prioridades.

Las combinaciones posibles para los pactos postelectorales están abiertas, y la única que parece totalmente improbable sería la combinación de PP y Podemos, pero todas las demás son posibles, sólo depende de cual sea la prioridad en cada caso.

Santiago Alba Rico, guionista de ‘La bola de cristal’, candidato de Podemos al Senado

Santiago Alba Rico, guionista de ‘La bola de cristal’, candidato de Podemos al Senado

Visto el novedoso debate entre Pablo Iglesias y Albert Rivera, vivido en La Sexta, dentro del programa Salvados, dirigido por Jordi Évole, ha aflorado una sensación de que otra forma de hacer política es posible, más fresca y más cercana; lo cual supuso toda una novedad excepcional en España, donde no es habitual que los candidatos se sometan a debates, sin guión previo, ni preguntas pactadas, sin más límites que la educación. Y ahí quedaron patentes las diferencias, los errores y aciertos de uno y otro, pero también quedó claro el factor común, en ambos, de la regeneración y la lucha contra la corrupción.

Tras lo vivido en España estos últimos años y decenios, la prioridad es dejar atrás situaciones como Gürtel o GürtelPúnica, depurar casos como Bárcenas, Rato o Pujol, superar el caso de los ERE's en Andalucia; trabajar para conseguir una verdadera separación de poderes entre el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial; eliminar estructuras sobrantes de la Administración solo utilizadas para repartir privilegios (Senado, Delegaciones del Gobierno, etc...); que la Justicia lo sea y en plazo, sin dilaciones; eliminar las “puertas giratorias“ regulando los plazos y los sectores en que los políticos pueden ejercer en el mundo empresarial, etc... y en ese terreno ¿qué impide que Podemos y Ciudadanos constituyan una gran coalición?, presidida por el líder de ambos partidos que más votos reciba, finalmente todo se resume en compartir unas prioridades ...¿y existen otras más necesarias que la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción en esta España nuestra de hoy?

Mario Martín Lucas es socio de infoLibre

Más sobre este tema
stats