La economía ilícita

Oscar del Álamo

La economía ilícita en España

Armando Fernández Steinko

Alianza Editorial (Madrid, 2021)

Las finanzas criminales —o "economía negra"— generan muchas especulaciones, intuiciones creativas y conclusiones sin apenas base empírica. Dichas especulaciones sirven para armar discursos penales y criminológicos antes que para transmitirle a la sociedad una idea racional, ilustrada y científicamente fundamentada de la delincuencia económica, en definitiva de su parte más oscura. La calculada emocionalización de la crisis de Ucrania en el "occidente global" tiene aquí algunos de sus antecedentes, así como en la forma de arrostrar políticamente la pandemia del covid y el asunto de las vacunas.

La investigación firmada por Armando Fernández Steinko, catedrático de Sociología de la Universidad de Madrid, publicada en Alianza Editorial con el título La economía ilícita en España, y que resulta de 12 años de trabajo, marca un rumbo nuevo en la forma de abordar la intersección entre el Código Penal y la economía española. El autor insiste en su pretensión de distanciarse de las incontables publicaciones que frecuentan la senda de las intuiciones creativas, y que juristas, fiscales, políticos, organismos internacionales, gobiernos, medios de comunicación y necesariamente también la propia opinión pública, dan tácitamente por hechos probados. La principal fuente del trabajo de nuestro autor son precisamente los hechos probados de 550 sentencias judiciales falladas en España, así como 120 entrevistas realizadas a toda clase de actores y estudiosos relacionados con las conductas penales: desde los grandes delitos fiscales, la corrupción y las estafas, pasando por el narcotráfico o el tráfico de mujeres con fines de explotación sexual y el propio blanqueo de capitales.

El resultado de este "trabajo titánico que destila unos profundos conocimientos sobre una materia casi inabarcable" (Alejandro Luzón Cánovas, fiscal Anticorrupción en la presentación) no puede estar más alejado de los discursos normativos, penales y criminológicos que predominan en las sociedades occidentales y en la española en particular. Así, los delitos de cuello blanco, que son los perpetrados por los grupos sociales provistos de más recursos —sociales, económicos, educativos, políticos, etc— en escenarios preferentemente terciarios —oficinas de empresas legales, espacios administrativos púbicos, partidos políticos— suman casi el 90% de todos los activos ilícitos generados anualmente en España —unos 70.000 millones de euros—, mientras que los delitos de cuello azul —el narcotráfico, los hurtos y los robos superiores a 400 euros, el tráfico de mujeres con fines de explotación, el tráfico no declarado de armas etc— sólo alcanzan el 10% restante. La principal razón —por lo demás bastante evidente— es que los delincuentes de cuello blanco disponen de muchos más recursos que los de cuello azul, con lo cual también tienen necesariamente más capacidad de generar cantidades superiores de ilícitos utilizando procedimientos más sofisticados y organizaciones legales. 

Una vez calculado el volumen del dinero negro nacido de actos criminales, el autor reconstruye su recorrido a lo largo y ancho de la economía, de la sociedad y de la geografía del país, siempre apoyándose en los datos contenidos en los hechos probados de sentencias falladas en España. Aspectos tan llevados y traídos como la presencia y el "color" de los grandes billetes, que en realidad están asociados en dos terceras partes a las transacciones no declaradas en el sector sumergido de la economía antes que al mundo criminal, o el destino que le dan los delincuentes a los ilícitos —consumo corriente y suntuario, automóviles, obras de arte, bienes inmuebles, activos financieros etc—, así como las localidades y comunidades con mayor densidad de activos ilícitos por 1.000 habitantes, o las instituciones financieras preferidas por los delincuentes para blanquear los ilícitos en España, conforman un cuadro global de flujos económicos que recuerda a las tablas inputoutput de Wassily Leontief.

En definitiva: un prodigio de 600 páginas al que se suman otras 200 de tablas, comentarios adicionales y disquisiciones metodológicas de libre acceso. El autor nos comunica su intención de publicar la segunda entrega de su trabajo (La economía ilícita internacional), que recogerá los grandes flujos internacionales de ilícitos: estamos a la espera.

______________

Oscar del Álamo, politólogo.

La vida y los vértigos

Más sobre este tema
stats