La portada de mañana
Ver
Tres lecciones comunes de Galicia y Euskadi: los proyectos a largo plazo tienen premio

PP del País Vasco

Alonso redobla su apuesta frente a los planes de Quiroga para elegir a un nuevo secretario general

El PP de Euskadi, liderado por Arantza Quiroga, mantiene estancadas las negociaciones encaminadas a designar a un secretario general de cara a su próximo congreso regional, que se clausurará en San Sebastián el próximo 8 de marzo. De un lado, la única candidata a liderarlo, la propia Quiroga, reivindica su derecho a elegir al equipo que la acompañará en la dirección del partido durante los últimos cuatro años. De otro, un sector radicado en el PP de Álava, defiende la existencia de un pacto previo a la convocatoria de este cónclave por el que Iñaki Oyarzábal, actual número dos de la formación, continuaría en su puesto.

El PP de Álava está presidido por Alfonso Alonso. Portavoz de los conservadores en el Congreso de los Diputados, es una de las voces que más han defendido en público en los últimos días la continuidad de Oyarzábal. Alonso forma parte del círculo de confianza de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y estuvo presente hace más de una semana en la reunión en la que la presidenta del PP vasco comunicó a los presidentes del partido el Guipúzcoa (Borja Sémper) y Vizcaya (Antón Damborenea) su intención de no contar con Oyarzábal, uno de los ejes de la renovación de los conservadores de Euskadi tras la marcha de María San Gil.

Este martes, cuando el entorno de Quiroga sostenía que contaba con el aval de la dirección nacional del PP, en manos de Mariano Rajoy, para dirigir sin ataduras la nueva etapa que se abrirá a partir del 8 de marzo, el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, volvía a ser preguntado por los avances de cara a este cónclave regional. "Yo tenía uno [candidato] y tengo uno [en alusión a Oyarzábal] que me parece que es el que mejor lo ha hecho y que es una referencia", respondió cuestionado sobre si tenía alguna apuesta para acompañar a Quiroga como número dos.

Con estas palabras, el líder de los conservadores alaveses daba todavía por no cerrado el debate interno existente en torno a la idoneidad de que Quiroga siga apostando por su actual número dos o proceda a una renovación de caras. Se trata de un debate que algunos en el PP daban por casi concluido PP después de que el lunes la dirección nacional del partido diese a entender que no iba a mediar en el conflicto y que Quiroga tenía manos libres para liderar esta nueva etapa.

En una rueda de prensa celebrada en la sede nacional del partido, el vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, rechazó que la dirección del PP fuese a intervenir para poner paz en Euskadi. "En el PP vasco se está trabajando para fortalecer nuestro proyecto político. Aquí sólo podemos pedir que el proyecto político sea lo más fuerte posible", respondió.

Fuentes conocedoras del proceso apunta a que si en un principio se apoyaba la opción Oyarzábal desde Álava y Guipúzcoa, Sémper, líder del PP de Guipúzcoa, podría haberse movido hacia una posición más neutral. "Quiroga es de Guipúzcoa y quizá parecía un poco raro que desde la formación provincial a la que pertenece se le hiciese oposición interna".

Presencia de la dirección nacional

El partido presidido por Mariano Rajoy cruza los dedos para que la decisión sobre el número dos del PP en el País Vasco no llegue abierta al congreso, que se celebrará el segundo fin de semana de marzo. Llegar a una solución consensuada, que a día de hoy se antoja todavía complicada, evitaría que el cónclave, que se prevé asambleario –un militante, un voto–, registrase un significativo porcentaje de votos nulos o en blanco.

Cuando fue convocado el congreso, la intención de la dirección nacional del partido era la de que fuera Rajoy el encargado de clausurarlo. Esto supone que tenga que viajar a San Sebastián el día 8 nada más aterrizar de Dublín, donde los días 6 y 7 acudirá a la reunión en la que el PP Europeo elegirá a su candidato para la Comisión Europea. En su día, también se barajó la posibilidad de que acudiese la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

No obstante, el hecho de que el PP dejara este lunes en el aire la posibilidad de que Cospedal asista al congreso del PP andaluz, que se celebra una semana antes, ha hecho que se pongan en cuarentena estos planes iniciales.

Además respaldar a Oyarzábal como secretario general, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, sostuvo este marte que, a juicio, Cospedal "debe estar" en el cónclave en el que Juan Manuel Moreno será elegido presidente del partido en sustitución de Juan Ignacio Zoido.

Más sobre este tema
stats