CRISIS ECONÓMICA

El Banco de España dice que el PIB creció un 0,4% hasta marzo

El Banco de España dice que el PIB creció un 0,4% hasta marzo

INFOLIBRE

El Banco de España calcula que el PIB aumentó un 0,4% entre enero y marzo de este año, frente al 0,2% del trimestre anterior, lo que situaría por primera vez la tasa interanual también en terreno positivo, con un alza del 0,5%, tras nueve trimestres consecutivos de tasas interanuales negativas.

En su último boletín económico, la autoridad monetaria indica que la demanda nacional aumentó levemente en tasa intertrimestral (+0,2%), apoyada en un comportamiento de los componentes privados del gasto relativamente similar al trimestre previo, caracterizado por avances en el consumo privado y la inversión empresarial.

A su vez, prevé una contribución positiva de la demanda exterior neta al crecimiento intertrimestral del PIB de dos décimas, inferior en todo caso a la del tramo final del año pasado.

La inflación seguirá cayendo

Además, reconoce que el IPC registrará "tasas muy reducidas" e incluso nuevas caídas "puntuales" a lo largo del año, aunque ve "remota" la posibilidad de que se registren caídas generalizadas y persistentes de precios (deflación).

El supervisor explica, de hecho, que las tendencias que ya se observan de recuperación del gasto de los hogares y de menores caídas del coste del factor trabajo apuntan a una trayectoria ligeramente creciente de la inflación en el transcurso de 2014.

Según el banco emisor, la inflación se ha moderado sustancialmente en el periodo más reciente, si bien la variación del IPC es considerablemente mayor que la registrada en la parte central de 2009.

La trayectoria, según el supervisor, se explica por la desaparición de los efectos transitorios que habían impulsado la inflación al alza en el pasado y también por elementos de naturaleza más permanente, especialmente los ligados a la evolución de los precios de los servicios.

Entre los elementos transitorios, el Banco de España señala el efecto que tuvieron en los precios medidas pasadas de consolidación fiscal –como la subida del IVA o de los precios regulados–, la debilidad de la demanda interna o la desalaceración de los costes laboralesdesalaceración de los costes laborales.

Con carácter más permanente, la moderación de los precios en los últimos meses se debe también a la caída de los precios de los servicios, que se viene observando desde el año 2009 por la contracción del gasto de los hogares y la disminución de los costes laborales.

El "cambio en la dinámica de los precios de los servicios" tiene un carácter muy generalizado y se aprecia igualmente si se realiza la comparación con la UE, ya que el desplazamiento de la distribución de precios de las diferentes partidas hacia menores crecimientos se habría registrado igualmente en el conjunto de la zona euro, aunque con menor intensidad.

En este contexto, el Banco de España asegura que los precios en España registrarán tasas de variación muy reducidas a lo largo del año, con tasas incluso puntualmente negativas, como ya ocurrió en el mes de marzo, cuando la inflación cayó una décima.

La caída del paro va a ser "muy lenta"

Finalmente, el Banco de España descarta que la recuperación económica iniciada en los países del euro no vaya a venir acompañada de creación de empleo, si bien advierte de que la absorción de los altos niveles de paro será "muy lenta" por "el carácter débil" de la recuperación.

En un artículo en el que analiza el comportamiento del empleo y la tasa de paro en la salida de la crisis, el Banco de España señala que aunque la tasa de paro ha seguido creciendo en el último año en la zona euro, lo ha hecho en menor medida de lo previsto.

Así, en línea con la experiencia histórica y extrapolando las tendencias más recientes, la institución que gobierna Luis María Linde se muestra "moderadamente optimista" sobre las perspectivas de evolución del empleo en los próximos trimestres.

El Banco de España recuerda que la tasa de paro del área euro ha aumentado en 4,5 puntos durante lo que denomina la Gran Recesión, hasta alcanzar a finales de 2013 un máximo histórico del 12%. Pese a todo, el organismo emisor subraya que la sensibilidad de la tasa de paro al ciclo económico no ha aumentado en el conjunto de la eurozona.

Ahora bien, el comportamiento por países ha sido heterogéneo. Mientras Francia se ha comportado igual que la zona euro, Alemania ha reducido "significativamente" la sensibilidad cíclica de la tasa de paro durante la crisis y España la ha incrementado.

El Banco de España explica que parte de este comportamiento diferencial se debe a la forma específica en que la recesión ha afectado a las economías europeas. En el caso español y también en el irlandés, la mayor sensibilidad de la tasa de paro a la actividad se debe, en parte, a la caída de la construcción, sector muy intensivo en la mano de obra. Por su parte, Alemania se ha visto favorecida por la mayor resistencia de su mercado laboral a la evolución de las exportaciones.

El INE confirma que el PIB avanzó un 0,4% hasta marzo

Más sobre este tema
stats