Subasta de NCG

El banco venezolano Banesco hace la mejor oferta por Novagalicia

El presidente de NCG Banco, José María Castellano, y el consejero delegado, César González-Bueno.

S. C.

El banco venezolano Banesco, la entidad privada más importante de aquel país, ha ganado la subasta por Novagalicia Banco (NCG). La oferta de 1.000 millones y la garantía de mantenimiento del empleo han sido determinantes para ganar la subasta. Banesco se ha impuesto en la subasta a Caixabank, Santander, BBVA y los fondos Guggenheim, JCFlowers y Oak Tree (estos dos últimos, aliados). La adjudicación pone un punto y seguido a un proceso que ha supuesto para las arcas públicas el desembolso de 9.050 millones para sanear la entidad.

El desenlace de la subasta ha supuesto una relativa sorpresa. No han ganado los que parecían favoritos, pero se ha confirmado que ganaría una oferta ajustada a la garantía de mantener la relación de la entidad con el territorio. Por esa idea, a la que también respondía el fondo Guggenheim, apostaba el presidente de la comunidad, Alberto Nñez Feijoo.

La adjudicación no ha estado exenta de polémica. polémica Ha habido acusacione sde falta de transparencia, retrasos y cambios de las reglas del juego. por no hablar de denuncias sobre maniobras políticas para favorecer una u otra opción. Los últimos cambios fueron la reducción del porcentaje objeto de la oferta al 88% (el 12% restante queda en manos de preferentistas) y el sistema de puja.

Aplazamiento

El último aplazamiento se produjo la semana pasada. La presentación de ofertas vinculantes pasó del viernes a este lunes. Finalmente, Banesco, con los 1.000 millones habría cubierto las últimas condiciones exigidas: ofrecer 200 millones más que el segundo mejor colocado en la carrera y que la cifra fuera un 50% superior al menos.

Al final, en la partida que se libraba, los créditos fiscales que anotaba Novagalicia (2.260 millones a descontar en impuestos  por pérdidas anteriors), no contarán. Banesco no podrá utilizarlos. 

En el caso de Novagalicia, esos créditos fiscales podrían haber supuesto un sustancioso descuento para el ganador, si hubiera sido una entidad nacional. Los créditos fiscales eran aún más importantes por cuanto desde el FROB se había comunicado a los aspirantes a controlar NCG que no habría esquemas de protección de activos (EPA) en la operación.

Los EPA son el aval que otorga el FROB a los bancos que adquieren alguna entidad financiera en problemas para cubrir potenciales pérdidas en la cartera de créditos del banco adquirido.

Abanca ha repartido 692 millones en dividendos tras un rescate que costó 8.500 millones al contribuyente

Abanca ha repartido 692 millones en dividendos tras un rescate que costó 8.500 millones al contribuyente

Más sobre este tema
stats